Creciendo hasta la siega

En la iglesia crecen juntos el trigo y la cizaña. Dejémoslos crecer, que Dios juzgará en su momento. Nosotros centrémonos en crecer en Cristo.

Dar para ser como Cristo

Amar a los demás, sacrificarse por otros y ser pacientes con los groseros es la senda angosta, pero estamos llamados a transitarla de la mano de Jesús.

Amor por todas partes

Cristo nos indica el amor verdadero: «Únicamente cuando amemos a Dios en forma suprema, será posible amar a nuestro prójimo imparcialmente» (DTG, pág. 559).

El anciano decoroso

«Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar»….

La familia del anciano

Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar……

El pueblo de Dios

Paz y gracia de nuestro Señor. Muy amados servidores de la iglesia de Cristo, me gustaría empezar esta nueva sección…