Actualidad Adventista

Pastor José López Gütiérrez: descansa en paz, guerrero de la fe

“Yo sé que mi Redentor vive (…) También sé que he de contemplar a Dios, aun cuando el sepulcro destruya mi cuerpo. Lo veré con mis propios ojos ¡Tal ansia me consume!” (Job 19:25-27)

Tags from the story
"Yo sé que mi Redentor vive (...) También sé que he de contemplar a Dios, aun cuando el sepulcro destruya mi cuerpo. Lo veré con mis propios ojos ¡Tal ansia me consume!" (Job 19:25-27)

Con tristeza en el corazón anunciamos que el pasado domingo, día 2 de febrero de 2020, en el hospital de IMED en Valencia, pasó al descanso un gran hombre de Dios: el pastor y profesor José López Gutiérrez.  El viernes anterior, dos días antes de que su corazón dejase de latir, el pastor López le decía a su querida hija Esther: “la batalla ha terminado” seguramente en alusión al texto de 2º Timoteo 4:7. 

“Porque yo ya estoy para ser derramado como una ofrenda de libación, y el tiempo de mi partida ha llegado. He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, he guardado la fe. En el futuro me está reservada la corona de justicia que el Señor, el Juez justo, me entregará en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida”. (1 Timoteo 4:6-8)

El funeral

El lunes, 3 de febrero, a las 16 horas tuvo lugar el funeral en el Salón de actos del CEAS, en compañía de muchos compañeros y hermanos de la iglesia llegados de diversos lugares. 

En el programa se cantaron los himnos congregacionales “Jamás podrá alguien separarnos” y “Siervos de Dios”. Participaron en dos intervenciones musicales los profesores de la escuela de música del CEAS. También cantaron el cuarteto Sol Mayor, “No más noche” y el dueto formado por los pastores Richard Ruszuly y Carlos Catalán, interpretando “De la mano Señor”.

La biografía, presentada con arte y sensibilidad, fue expuesta por el pastor Andrés Tejel.

El presidente de la unión, Òscar López tuvo unas palabras de consuelo para la familia, indicando que estamos cogiendo el testigo, con alegría e ilusión, y queremos seguir adelante con este legado de la iglesia a la que él amó y a la que dio todo. El pastor López compartió el texto de 2ª de Timoteo 4: 6, “el tiempo de mi partida está cercano”.

El pastor Stefan Albu, en su reflexión, transmitió que el Señor Jesús da sentido a la vida como a la muerte, matizando que vivir en Dios tiene proyección de eternidad. Esa era la visión del pastor José López, añadió el pastor. 

El programa concluyó después de una hora y media que a todos se nos antojó corta, recordando las grandes obras del Señor realizadas a través de personas tan consagradas como el pastor José López, quien fue uno de los pioneros en desarrollar la obra adventista en España.  

Biografía del pastor  José López Gutiérrez

  • El pastor y profesor José López Gutiérrez  pasa al descanso a los 91 de años de edad, el 2 de febrero de 2020, en el hospital IMED de Valencia acompañado por sus hijos: Esther y su esposo Miguel.
  • José López Gutiérrez nace el 4 de septiembre de 1928 en Madrid, en el seno de una familia acomodada compuesta por 6 hermanos.
  • Agustina, su abuela, era miembro de la iglesia adventista situada en calle Alenza, de Madrid. En los años 40 el número de adventistas es de poco más de 300 personas. Fue de los labios de su abuela de quien escucha, por primera vez, el mensaje de la verdad presente.
  • En 1944, en la planta primera de la iglesia de Alenza se instituye la primera escuela misionera para la formación de futuros pastores, con el pastor Isidro Aguilar al frente. Es en ese lugar donde estudia el joven José López.
  • José López recibe estudios bíblicos del pastor Daniel Sanz, un grandísimo pastor de la iglesia adventista en España, después de la Guerra Civil. Y es bautizado, en el río Guadarrama, en Torrelodones,  por el pastor Aguilar el 24 de mayo de 1947. Justo el año en el que se gradúa la primera generación de pastores salidos de aquel pequeño lugar de formación teológica de Madrid. Hombres y mujeres de la talla de Luis  y Antonio Bueno, Purita Bellido, Rafael Hidalgo, Mariano Gómez o Esther González entre otros.
  • José López decide ser pastor. Termina sus estudios y marcha a Collonges en 1947. El complemento perfecto para José será Esther Gonzalez, una gran mujer que lo acompañara a lo largo de su ministerio. José López y Esther González contraen matrimonio el 1 de agosto de 1954 en la nueva iglesia de Alenza, en Madrid.
  • Finalizando los estudios en Collonges recibe un llamado en 1954 para ir a Tánger, África, como misionero.  Allí forma una pequeña capilla. La luna de miel la pasarían en la misión, sirviendo. Permanecerían en Tánger hasta 1959, afrontando una vida llena de dificultades, pero felices de poder servir al Señor.
  • En 1954 ambos regresan a Madrid donde José será nombrado secretario tesorero de la ICA (lo que hoy sería la UAE). La iglesia está creciendo. Se necesitan materiales. Sin embargo estaban prohibidos los libros religiosos no católicos, o los estudios bíblicos, en aquella época. No eran tiempos fáciles para un secretario tesorero.
  • En 1960 recibe un llamado para abrir obra en la Guinea Ecuatorial como misionero. Y en 6 años recibe tres destinos. El 26 de junio del mismo año es ordenado al ministerio pastoral. Después de 6 años termina su misión en Guinea y recibe un llamado como pastor en la iglesia de Valencia Vives, en 1966.
  • El 12 de abril de 1967 el consejo de la misión adventista española toma un acuerdo: que el Seminario de Madrid pase a la iglesia de Valencia Vives, en el piso de arriba, y se nombra al pastor José López como subdirector. Por diversas complicaciones, el que fuera nombrado director: Donaldo José Thomann, un teólogo norteamericano, nunca pudo venir a España, de modo que el pastor José López cumplió esa función de director en funciones durante algún tiempo. En 1969 participa en la adquisición del actual terreno donde están instaladas las ubicaciones del CEAS. Y será en el año 1973 que el pastor López se mete en la búsqueda de arquitectos y echa a rodar el colegio. Por un lapso de un año, en este largo periodo en Valencia, tiene que  atender también la tesorería de la Unión.
  • Seguidamente servirá a la iglesia de Lliria, además de preparar una licenciatura que terminaría con una excedencia de dos años, yéndose a colportar y vendiendo libros con gran facilidad. Así, luchando, obtendría, por fin, su sueño de alcanzar el doctorado.
  • En 1978 llega a la familia de José y Esther su hija “Esthercita”. 
  • Tiempo más tarde, el pastor López tendría  la oportunidad de servir en el área educativa dentro de la Facultad de Collonges, en Francia. Allí permaneció de 1982 a 1986. Tenía un gran nivel de francés e inglés y una gran formación teológica. Al mismo tiempo que trabajaba en la enseñanza fue uno de los pastores que contribuyeron a la formación de la iglesia hispana de Ginebra.
  • En 1987, el presidente Carlos Puyol hace un llamado al pastor José López para que sea director del CAS. En ese puesto permanecería hasta 1991, hasta que le sustituyera el pastor Raúl Posse.
  • Desde el año 1991 hasta 1994 sirve en la iglesia de Castellón, y allí se compró el templo durante su periodo.
  • Tuvo un ministerio largo y fructífero de 40 años y tres meses, completo como pocos: pastor, misionero, administrador, profesor… Pasa a la jubilación en 1994.
  • Lamentablemente, en 2006 su esposa cae enferma y pasa al descanso el el 25 marzo de ese año.
  • En 2007 el consejo de la UAE le nombra consejero de presidencia, juntamente con otros tres compañeros. Y a la vuelta de un largo viaje, un ictus golpea al incansable José, quien durante 12 años haría de la silla de ruedas su constante compañera. 
  • Finalmente, como dato muy destacable en la vida de José López, en 2013 su amada hija Esther se casa con Miguel. Una  boda en la que José pudo estar presente.

Ahora el guerrero de la fe, José López Gütiérrez, duerme y descansa en paz. Han sido días de luz y de sombras, dulces y amargos… como decía el pastor Andrés Tejel en su necrológica durante su despedida en el Salón de actos del CEAS, pero “la fe de José se mantuvo hasta el final”. 

Aquí dejamos el texto preferido del pastor José López:

“Yo sé que mi Redentor vive, y que al final se levantará sobre el polvo. También sé que he de contemplar a Dios, aun cuando el sepulcro destruya mi cuerpo. Yo mismo seré quien lo vea, y lo veré con mis propios ojos, ¡Tal ansia me consume por dentro!” (Job 19:25-27)

Sus compañeros y colegas de la Unión Adventista Española enviamos nuestro más sentido pésame a todos los familiares, especialmente a Esther, Miguel, Agustina, Mariló y Rosi. Las instituciones educativas adventistas se unen a este triste momento, transmitiendo su pésame a todos los dolidos. 

Autor: Richard Ruzuly, secretario ministerial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en España. Resumen realizado por Richard Ruszuly, de la biografía del pastor José López Gutiérrez presentada por el pastor Andrés Tejel en el programa del funeral.

 

Tags from the story

2 Comments

  • No es la primera vez que escucho en un funeral Adventista “Descanse en paz”. Requiescat in pace. De aquí surge la abreviatura más empleada en el ámbito funerario: R. I. P.
    Desde pequeña mis padres me explicaron que esta frase, que procede del final del responso que la Iglesia católica reza por los difuntos, se utilizaba para desear un descanso pacífico al alma de la persona que acababa de morir, pero que nosotros, como Adventistas, sabemos que el que duerme en Jesús no está “ni en paz ni en guerra”, simplemente no está, hasta que Jesús mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 1 Tesalonicenses 4:16
    Muy a menudo adoptamos discursos que no dicen lo que realmente queremos decir, pero que repetimos por costumbre.
    Estoy segura de que el Pastor Richard Ruzuly, ha utilizado esta frase hecha sin reparar en el significado real que tiene, pero que sin embargo puede llevar a confusión a personas que no comprendan el estado de los muertos como nosotros lo entendemos y les lleve a pensar que las creencias de la Iglesia Adventista, aceptan el estado de vida eterna del alma una vez que la persona fallece, y de ahí que se pida un “descanse en paz”.
    Personalmente, cambiaría el título del artículo.
    Un saludo

    • Muchas gracias por la apreciación, estimada Marta. El autor hizo un hermoso juego de palabras con “descansa en paz, GUERRERO DE LA FE”. Para nosotros simplemente es… lo que dice… “descanse en paz”, que duerma en su no existencia hasta que Cristo vuelva y le resucite. La Biblia es la primera que habla de la muerte como un sueño. En Juan 11:11-14 Jesús compara la muerte con un sueño. “Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle. Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará. Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño. Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto.” La Biblia compara la muerte con un sueño más de 50 veces. Se nos dice en 1º Tesalonicenses 4:15-16 que aquellos que duermen en Jesús resucitarán en su Segunda Venida. “Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.” El intervalo entre la muerte y la resurrección, esa no existencia, en la que estamos totalmente de acuerdo, está descrita en la Biblia como un “sueño.” Ciertamente no hay conciencia de lo que está pasando, o del tiempo que pasa, etc. porque hemos dejado de existir, pero la Biblia lo llama sueño, por lo que “descanse en paz” no nos parece inapropiado. Igualmente es interesante tu punto de vista, y totalmente respetable. Gracias por compartir. Un abrazo en Jesús.

Comments are closed.