Skip to main content

Hoy, día 18 de junio, en diferentes partes del mundo se celebra el Día del ancianato en la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Sumándonos a esta iniciativa de reconocimiento y gratitud a nuestros líderes espirituales locales, quisiéramos transmitir desde la Asociación Ministerial, nuestro agradecimiento a estas personas consagradas, hombres y mujeres, que llevan adelante los proyectos de misión y la proclamación del evangelio en este siglo tumultuoso.

GRACIAS por…

  •  Estar atentos a los desafíos eclesiásticos de cada sábado.
  • Las reuniones de oraciones que consuelan y fortalecen cada alma que acude a nuestros templos.
  • Las horas de sacrificio que dedican a los consejos y reuniones de las comisiones para planificación de trabajos y servicios voluntarios en los cultos.
  • Saber estar a las alturas de las exigencias morales, pero sobre todo, gracias a vuestras familias que os apoyan y están a vuestro lado.

La importancia de la coordinación entre pastores, ancianos y diáconos

Sin la estrecha coordinación entre los pastores, ancianos y diáconos, la obra adventista no avanzaría ni un milímetro.

Si hoy tenemos movimiento adventista en España, es porque tenemos una obra maravillosa de ancianato, hombres y mujeres que lideran juntos la grey del Señor.

De parte de todos los compañeros de la Comisión Ministerial os agradecemos por la obra dedicada al Señor.

«Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios, a fin de que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable». (1 Pedro 2:9

¡Feliz día del Ancianato!

Autor: Richard Ruszuly, secretario de la Asociación Ministerial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en España. 

Deja un comentario