Espiritual

¿Dices malas palabras?

by

¿Dices malas palabras? ¿Vive Cristo en tu corazón? Recuerda… ¡tu eres diferente! ¡Jesús te hace distinto ¡No temas marcar la diferencia!

La venganza del Cordero

by

Necesitamos aprender a confiar en la justicia perfecta de Dios, y a esperar Su vindicación. Nosotros no estamos llamados a ocupar Su lugar como juez.

Un Dios que oye

by

Dios siempre escucha nuestras súplicas. No hay lágrima que él no recuerde, porque siempre está atento a lo que nos pasa, y siempre oye lo que decimos.