Aguas, bestias y montes

Cordero de Dios, ayúdame a ser parte de tu esposa fiel que espera tu regreso como una novia ataviada para su marido. Que tu llegada no me tome por sorpresa.

La venganza del Cordero

Necesitamos aprender a confiar en la justicia perfecta de Dios, y a esperar Su vindicación. Nosotros no estamos llamados a ocupar Su lugar como juez.

«Apokalypsis»

“La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto” (Apoc….