¿Dices malas palabras?

¿Dices malas palabras? ¿Vive Cristo en tu corazón? Recuerda… ¡tu eres diferente! ¡Jesús te hace distinto ¡No temas marcar la diferencia!