¿Dónde le duele?

«La Biblia está repleta de historias. Historias de seres humanos como tú y como yo. Historias que relatan momentos de alegría, de esperanza y fe. Historias de pérdidas, preguntas y dolor».