Skip to main content

Lección 13 para el 25 de junio de 2022: ISRAEL EN EGIPTO.

Tras consultar con Dios, Jacob decide descender finalmente a Egipto. El incipiente pueblo de Israel es preservado así de la hambruna que arrasa Canaán. Las últimas acciones de Jacob son bendiciones: para los hijos de José; y para cada una de las 12 tribus de Israel.

Génesis acaba con la muerte de Jacob y de José, pero con la vista puesta en el cumplimiento de las promesas divinas.

  • Israel en Egipto:

    • Jacob se encuentra con José. Génesis 46.

      • Al llegar a Beerseba, Jacob busca la dirección divina (Gn. 46:1). Dios responde renovando las promesas que le había hecho, y asegurándole que José mismo cerraría sus ojos (Gn. 46:2-4).
      • En total, 70 personas se establecieron en Egipto (46:27b). Para llegar a esta cifra redonda, se hace un cómputo extraño (no se cuentan a las nueras, pero sí a José y a sus hijos, que ya estaban allí, según Gn. 46:26-27).
      • Esta cifra puede estar relacionada con las 70 naciones en las que se dividió la tierra después del diluvio (ver Gn. 10).
      • Después de todo, la bendición no se limita al pueblo de Israel, sino que se extiende a todas las naciones. El plan de salvación abarca a toda persona que desee el perdón y la vida eterna ofrecidas a través de la cruz de Jesús.
    • Israel se establece en Egipto. Génesis 47.

      • José presenta a sus hermanos ante Faraón como pastores (Gn. 47:2-3). Parece claro que no desea exponerles a las tentaciones de la corte pagana.
      • Por su parte, Faraón les concede la mejor tierra para pastoreo, Gosén; y les ofrece trabajo, ser capataces del ganado de Faraón (Gn. 47:6).
      • Posteriormente, le presentó a su padre. Y Jacob bendijo a Faraón (Gn. 47:7).
      • Un pastor nómada bendice al rey del país más poderoso del momento. “Y sin discusión alguna, el menor es bendecido por el mayor” (Heb. 7:7).
      • Ante Dios, la grandeza no depende del lugar que ocupas en la sociedad, sino de tu relación con Él.
  • Las bendiciones de Jacob:

    • Bendiciones para José. Génesis 48.

      • Jacob adopta a los dos hijos de José como propios, dando así a José doble porción, es decir, el derecho de primogenitura (Gn. 48:5).
      • En este encuentro privado, Jacob hace referencia a varios episodios cruciales de su vida, y del futuro.
    • Bendiciones para las 12 tribus. Génesis 49:1-28.

      • Jacob predijo el futuro de cada una de las tribus que surgirían de sus hijos (Génesis 49).
      • A Rubén se le quita la primogenitura, que se le entrega a José.
      • A Judá se le entrega la dirección, el “cetro”. Será la tribu de la que vendrá Siló, el Mesías.
    • Mirando hacia el futuro. Génesis 49:29-50:26.

      • Al morir Jacob, fue embalsamado y enterrado en Canaán. Le acompañó un gran séquito, tanto de israelitas como de egipcios (Gn. 50:7-10).
      • Entonces, los hermanos de José temieron su venganza (Gn. 50:15). Pero él les recordó que Dios había convertido su mala acción en una bendición y, por tanto, podían gozar de total seguridad (Gn. 50:19-21).
      • Finalmente, al pensar en su muerte, José miró proféticamente hacia el futuro. Hacia el momento en el que Dios visitaría a Israel y lo sacaría de Egipto. Esta esperanza se manifestó en el pedido de llevarse el ataúd de José cuando esto sucediera (Gn. 50:25).
      • La misma esperanza es válida para nosotros. Pronto, Jesús nos llevará a Canaán, a la Jerusalén Celestial.

Para meditar:

“Dejad que Dios haga planes para vosotros. Como niños, confiad en la dirección de Aquel que “guarda los pies de sus santos” (1 Samuel 2:9). Dios no guía jamás a sus hijos de otro modo que el que ellos mismos escogerían, si pudieran ver el fin desde el principio y discernir la gloria del designio que cumplen como colaboradores con Dios”. Elena G. White (El ministerio de curación, pg. 380).

Autor: Sergio Fustero, miembro de la Iglesia Adventista del 7º Día en Castellón. Responsable, junto con su esposa Eunice Laveda, de la web de recursos para la E.S. Fustero.es
Imagen: Librito oficial de Escuela Sabática

Deja un comentario