Espiritual

Ha llegado septiembre… ¿cuánto queda?

Llega septiembre, y estamos un poco más cerca del regreso del Señor. Por eso, te propongo que leamos juntos el libro del Conflicto de los Siglos. ¿Te animas?

Tags from the story
Llega septiembre, y estamos un poco más cerca del regreso del Señor. Por eso, te propongo que leamos juntos el libro del Conflicto de los Siglos. ¿Te animas?

El mes de septiembre es, para muchos, sinónimo de vuelta a la rutina. Atrás queda el verano. Se han acabado las vacaciones. Hemos vuelto de los viajes y ahora toca descansar… del descanso. Es cierto que muchos aprovechan este mes para, precisamente, tener sus vacaciones y otros, al mirar atrás, no ven nada de lo que he descrito puesto que han pasado los últimos meses trabajando o deseando trabajar. A unos y a otros, a todos, les deseo un mes de septiembre bueno, bendecido y espiritualmente productivo.

Jesús está cerca. Necesitamos una revolución espiritual interior

Este mes, sin duda, traerá consigo su propio afán y, con la ayuda del Señor, seguro que podremos decir: “Eben-Ezer, hasta aquí nos ayudó el Señor” (1ª Sm. 7:12). Desde luego, los meses del verano no han dado tregua y hemos podido constatar que el mal no se toma vacaciones: tiroteos en Estados Unidos y atentados en Kabul; mucho calor e innumerables incendios; asesinatos machistas y violaciones en grupo; inmigrantes sin rumbo en el mar y despilfarro sin precedentes de alimentos en el mundo occidental; turbulencias en la economía y calentamiento global… La lista de “malas” noticias puede ser significativamente larga y, personalmente, me pregunto cuán cerca estamos del encuentro con Jesús. Últimamente pienso que estamos realmente cerca “del día que el siervo no espera y de la hora que éste no sabe” (Mt. 24:50).

Siempre he dicho que, por lo que entiendo del texto bíblico, la cercanía del retorno prometido de Cristo no va a depender de las noticias “externas”. Me explico: el Señor afirmó que todas las señales del mundo natural, político, social y económico no serían más que “principio de dolores” (Mt. 24:8) y que la verdadera señal de Su retorno sería la predicación del Evangelio como testimonio a todo el mundo (v. 14). Y es que no quiero pasarme la vida mirando lo que pasa “fuera” sino que quiero vivir una auténtica revolución espiritual “dentro”.

Es decir,

Quiero vivir una fe que no se centre tanto en lo que pueda pasar en Roma o en Estados Unidos pero que viva apasionada por proclamar las virtudes del que nos salvó. Quiero formar parte de un movimiento que no hable mal de los demás sino que viva centrado en alabar al Rey Universal. Una iglesia que ponga menos énfasis en la letra y más vivencia en el Espíritu (2ª Cor. 3:6).

Estudiemos la Palabra. Busquemos a Jesús

Sin negar lo anterior, también es verdad que Jesús advirtió: Os lo he dicho ahora, antes que suceda, para que cuando suceda, creáis (Jn. 14:29).

Y no puedo negar que algo está pasando: en lo económico, en lo político, en lo social, en lo ecológico y también en lo religioso. El mundo está mal y no estoy tratando de ser alarmista sino de compartir esa sensación de la que cada vez estoy más convencido: la venida de Jesús está cerca. No sé cuándo pasará pero sí sé que el mundo necesita urgentemente el reset (reinicio) prometido: “He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas” (Apc. 21:5).

Así pues, mi querido lector, bienvenido al mes de septiembre. Desde estas líneas me animo a proponerte algo poco original: lee cada día la Palabra. Familiarízate con sus enseñanzas, busca diariamente esa relación con Jesús a través del Espíritu Santo. Medita en cada capítulo de la Biblia y aplica a tu vida cada enseñanza bíblica de tal forma que no seas solo oidor sino, sobretodo, hacedor.

Leamos juntos el Conflicto de los Siglos, en la Revista Adventista

Si me lo permites, aprovechando que has leído hasta aquí, quisiera hacerte una recomendación de lectura para este mes. ¿Qué te parece si leemos juntos el Conflicto de los Siglos? Me encantaría que las personas que formamos parte del movimiento Adventista en España pudiéramos unirnos en la lectura de este libro tan significativo para nuestra comprensión de la Historia de la Salvación. Te propongo leer juntos un capítulo por día, son 43 capítulos, a partir del día 23 de septiembre. ¿Te animas?

A partir del 23 de septiembre aparecerá en la Revista Adventista, cada día, un resumen del capítulo, así como un enlace al capítulo mismo del libro online. También puedes descargarlo en pdf.

Además, te recuerdo que existe la App de la Revista Adventista, para que podamos llevar a cabo, juntos, nuestro plan de lectura, también a través de tu teléfono móvil.

Para quienes tengan dificultades con la lectura, o simplemente prefieran escucharlo, pueden acceder a los audios (podcast) del Conflicto de los Siglos, que también se publicarán diariamente.

Deseo que esta iniciativa pueda ser de bendición y reavivamiento de nuestra bendita esperanza en el pronto regreso de Jesús. Ojalá te animes a acompañarme durante estos 43 días.

Sigamos creciendo en Cristo

No se me ocurre nada mejor que escribir para este mes de septiembre y con este artículo, pretendo cumplir las palabras del apóstol cuando dijo: “Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras” (1ª Tes. 4:18). Espero que el Espíritu te haya podido hablar a través de mí y, por encima de todo, deseo que podamos seguir creciendo en la preciosa fe de Jesús “hasta que el día esclarezca, y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones” (2ª Ped. 1:19). Dios te bendiga.

Autor: Óscar López. Presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en España.
Imagen:Photo by Ales Krivec on Unsplash

 

Tags from the story