Skip to main content

Necesitamos aprender a evangelizar en el metaverso. El mundo virtual también necesitará misioneros. La tendencia es que, en el futuro, parte de las interacciones humanas ocurran de forma virtual.

En cuarentena, por haber estado expuestos a una nueva enfermedad, Carlos y su familia no pueden ir al culto en la iglesia. Entonces, él conecta unos auriculares y sus gafas de realidad virtual y explora varios mundos hasta encontrar una iglesia. Al entrar, encuentra un lugar cerca de Marcos, un amigo al que no veía desde hacía mucho tiempo. Marcos le explica que está viviendo en otro país y que sufre de fobia social, por eso evita las iglesias físicas.

El avatar del pastor aparece y todos hacen silencio. Él explica que el sermón será sobre la vida de Jesús y que darán un paseo por la ciudad de Jerusalén en 3D. Mientras caminaban, las imágenes son tan realistas, que parecen dar vida a los pasajes bíblicos que el pastor predica. El culto termina, Carlos se despide de Marcos, se saca las gafas de realidad virtual y le dice a su familia: «No podría haber tenido una experiencia de iglesia tan inmersiva como esta. Comprendí las Escrituras de una forma nueva».

Esta teoría todavía es ficción, pero no por mucho tiempo. Las tendencias tecnológicas han indicado que «el futuro será cada vez más digital y virtual». Justamente ahora, el mundo académico y empresarial se centra en el tema del metaverso, considerado la próxima revolución de la comunicación humana.

Pero, ¿qué es el metaverso?

El metaverso

Existen variadas definiciones para el metaverso que, de alguna manera, se complementan. Por ejemplo:

  • El metaverso es un mundo virtual que replica el mundo físico en los dispositivos digitales.
  • El metaverso es una experiencia inmersiva que conecta el mundo físico con el digital.
  • Es una conjunción de la realidad aumentada y la realidad virtual.
  • Es un mundo virtual donde las personas son avatares y hacen de todo, como trabajar, comprar, divertirse, etc.

Algunos ejemplos nos ayudarán a hacer este concepto más claro. Varios juegos sirven de ejemplo de metaverso. Roblox, Fortnite y Minecraft permiten la creación de mundos virtuales y la interacción con otros jugadores, en tiempo real. En esos juegos uno puede crear su avatar, o su “yo” virtual, con características anatómicas semejantes a las que posee o desearía tener.

Hay quienes dicen que el metaverso será la próxima plataforma de tecnología digital dominante, sobrepasando el número de usuarios de las redes sociales. Tal vez por eso, el concepto está ganando tanto espacio en las redes e inversiones del mundo empresarial.

¿Cómo será el metaverso?

Aunque varias empresas estén explorando este concepto y generando mundos virtuales, el metaverso todavía es una promesa para el futuro. Se espera que esos espacios virtuales sirvan para la interacción entre personas, pero también para publicitar marcas y productos.

Algunos creen que el futuro de las reuniones, conferencias y eventos será dentro de plataformas virtuales que hacen uso de avatares. En 2020, los usuarios del juego Fortnite pudieron experimentar el concepto de metaverso en un show que reunió a 27 millones de espectadores, que asistieron e interactuaron en vivo.

Pero, ¿y en el mundo religioso? ¿Puede el metaverso ser explotado por las iglesias? ¿Será que la orden de Jesús de predicar el evangelio a todo el mundo incluyó el mundo virtual del metaverso?

Oportunidades para la Iglesia

El cristianismo sobrevivió a varias disrupciones tecnológicas a lo largo de la historia. Durante las eras de los medios impresos, del cine, la radio, la televisión y lo digital, el mensaje de Cristo asumió nuevos formatos, pero no perdió su esencia.

Aunque es muy pronto para saber si el metaverso se convertirá en lo que, de hecho, se viene anunciando, creemos que los cristianos continuarán con la misión de influenciar de forma positiva en el lugar donde están, incluso en el ambiente virtual.

En un esfuerzo de imaginación y futurismo, incluso es posible prever que, en el metaverso, las iglesias virtuales 3D serán plantadas; que surgirán grupos pequeños para el estudio de la Biblia; que los pastores actuarán en la nutrición de su rebaño virtual y que nuevos evangelistas, o los ya experimentados, usarán sus avatares para atraer multitudes de personas para escuchar las buenas nuevas del evangelio. Tal vez, hasta tengamos una versión de los Calebs, colportores y otros misioneros dispuestos a explorar estos nuevos mundos.

Los riesgos también existen

A pesar de las oportunidades que el metaverso puede presentar, algunos riesgos ya presentes en otros medios pueden esperarse, de modo semejante o más intensa. La historia muestra que la tecnología por sí sola no mejora a las personas.

El fenómeno de la mediatización y la secularización, el aislamiento social, la sustitución de la interacción física/presencial por la virtual, y otras cosas que todavía no podemos imaginar, pueden generar una nueva ola de personas sin iglesia.

La historia de Carlos y Marcos nos permite imaginar un poco del desafío de comunicación que la Iglesia enfrentará en el futuro. Pero, independientemente de todas las invenciones que vendrán, ciertas cosas no cambiarán para los cristianos: el desafío de vivir el evangelio y compartirlo con otros.

Estas realidades deben estar presentes en todo cristiano, en todas las épocas, ya sea en el universo físico o en el virtual. El consejo bíblico es que seamos más sabios en nuestra generación (Lucas 16:8), aprovechando las oportunidades y aprovechando el tiempo. El apóstol Pablo afirma: «Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios, sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos» (Efesios 5:15, 16).

Autor: Carlos Magalhães, Graduado en Publicidad y Propaganda, posee una maestría en Administración por la Fundación Getulio Vargas (FGV), en Brasil, y por años actuó en el segmento de e-Health. Se dedicó al desarrollo de estrategias de evangelismo en Internet por más de diez años. Actualmente es el director de Marketing Digital de la Sede Sudamericana de la Iglesia Adventista.

Referencias

Church in the metaverse: new platform, endless opportunities.
https://www.youversion.church/post/church-in-the-metaverse-new-platform-endless-opportunities
Why a growing number of Americans are choosing to worship in virtual reality. https://www.abc.net.au/news/2022-02-01/faith-metaverse-virtual-reality-churchservice/100794466
Muito além do NFT: metaversos, Web3 e o futuro digital.
https://mittechreview.com.br/muito-alem-do-nft-metaversos-web3-e-o-futuro-digital/
Brasil tem chance de liderar a corrida pelo metaverso.
https://mittechreview.com.br/brasil-tem-chance-de-liderar-a-corrida-pelo-metaverso

 

PUBLICACIÓN ORIGINAL: Cómo el metaverso puede ser una oportunidad para la Iglesia