Skip to main content

el metaversoEl Metaverso y sus características han sido explotados comercialmente, pero las iglesias estudian cómo evangelizar en ese ambiente. La Iglesia Adventista del Séptimo Día (IASD) también necesita adentrarse en este nuevo escenario para alcanzar a las personas con el mensaje de Jesús. 

Imagine el escenario. Varios cuadros dispuestos estratégicamente en un gran salón. Se trata de imágenes típicas extraídas de partes alusivas a las profecías bíblicas. Están los monstruos horribles mencionados en el libro de Apocalipsis; también está allí la estatua que el rey Nabucodonosor vio en sueños en la historia de Daniel. Sin mencionar el santuario presentado en libros como Éxodo y Levítico, con una riqueza de detalles para comprensión sobre los elementos relacionados con el sistema de sacrificios. Es posible mirar los cuadros más de cerca. Ver los detalles y leer de qué se trata.

Y hay más. En este ambiente, es posible caminar sin cansarse y el tiempo que lo desee. En el futuro, la idea es que el espacio ofrezca cursos totalmente inmersivos para quien quiera profundizar en el texto bíblico. Si usted pensó en un lugar físico, está equivocado.

Se trata de una descripción de la galería profética creada recientemente en el ambiente 3D del Metaverso de la sede sudamericana de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. El lugar se está construyendo todavía, pero ya llama la atención. «En este primer momento, trabajamos con contenidos como escenarios virtuales para ayudar a los miembros, padres y maestros a enseñar sobre el ritual del santuario y otras partes de la Biblia. Sin embargo, el año que viene, daremos un paso mayor y realizaremos eventos y cultos en vivo en el Metaverso», -explica Carlos Magalhães, gerente de Estrategias Digitales de la sede sudamericana adventista-.

Escenario de oportunidades

El Metaverso es un ambiente grande que mezcla realidad aumentada con realidad virtual. Permite que las personas compren, coman, se vistan y vean programas, y hasta cultos, por medio de sus avatares. Con el uso de lentes especiales, o futuros equipos que aún no se han inventado, el Metaverso posibilita una experiencia inmersiva inigualable. El usuario está «dentro» de un lugar, no físicamente, sino literalmente.

El pastor Jorge Rampogna, director de Comunicación de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Sudamérica, comprende que estar en ese ambiente es importante porque va al encuentro de la propuesta bíblica de evangelismo. «La iglesia debe aprovechar todas las oportunidades para hacer evangelismo donde están las personas. Las personas hoy se sumergen en Internet por medio de la posibilidad de nuevos mundos virtuales. Es un gran desafío estar ahí, pero Jesús dice que nuestro proceso evangelizador debe ser llevado a toda nación, tribu y lengua», afirma.

Y las estadísticas indican una tendencia de crecimiento de la conexión entre tecnología digital y el mundo religioso. En el estudio llamado State of Church Technology, hecho en septiembre y octubre de 2021, en Estados Unidos, algunas respuestas apuntan a la realidad de iglesias digitales o virtuales.

En las verificaciones realizadas con cerca de dos mil líderes de iglesias en los EE. UU. se pudo ver que un 93% de las iglesias creen que la tecnología desempeña un papel importante en el cumplimiento de la misión de esas organizaciones religiosas.[1] Y, de acuerdo con esa investigación, solo el 6% de las congregaciones contactadas dijeron que se resisten a la adopción de algún tipo de tecnología.

La adoración en la realidad virtual

Ambiente desarrollado por el equipo de la Asociación Paulista Central bajo la coordinación técnica de Felipe dos Santos Stevanatto. (Foto: reproducción del Metaverso)

Ambiente desarrollado por el equipo de la Asociación Paulista Central bajo la coordinación técnica de Felipe dos Santos Stevanatto. (Foto: reproducción del Metaverso)

En una entrevista del sitio Fortune,[2] el pastor de la iglesia virtual llamada VR Church, D.J. Soto, comenta sobre las oportunidades para llevar el evangelio a diferentes públicos. Son personas que, por diferentes razones, no suelen ir a un templo físico. La congregación virtual ya tiene 200 personas y comenzó asistiendo a personas ateas y agnósticas. El pastor Soto hasta ha realizado bautismos de forma remota.

El religioso y autor del libro VR & The Metaverse Church, Jeff Reed, comenta en la obra que “la iglesia tiene la oportunidad de explorar nuevos mundos extraños, de buscar nueva vida y nuevas civilizaciones, para ir donde ningún hombre ha ido antes”. En el libro, él presenta el dato de que las iglesias que usan la realidad virtual relatan la participación de entre un 80 a 85% de personas clasificadas como ateas o agnósticas.[3]

Realidad adventista

Las experiencias con el Metaverso en la realidad adventista brasileña ya han comenzado en congregaciones locales. Es el caso del proyecto APACVERSO, una idea que nació en una colaboración de los administradores de la Asociación Central de la Iglesia Adventista, junto a los departamentos de Ministerio Joven y Comunicación. Según el pastor Gabriel Guimarães Manuel, que lidera el área de Ministerio Joven en esa región, la idea de crear una iglesia virtual en el ambiente del Metaverso en la plataforma Spatial.

El coordinador afirma que «para una interacción más amplia, usamos la red social Discord, donde las personas más habituadas a ese tipo de ambiente pueden ser mejor atendidas. Nuestro proyecto tiene por objetivo alcanzar a los jóvenes y adolescentes que asisten a este universo». La idea es, en 2023, tener ese espacio en funcionamiento pleno con programas como cultos, estudios de la Escuela Sabática y encuentros de grupos pequeños.

Inmersión para aprendizaje

Imágenes del ambiente llamado Galería Profética, ideado por el equipo web de la sede sudamericana de la Iglesia. (Foto: reproducción del Metaverso)

El gerente de Estrategias Digitales, Carlos Magalhães, señala que el Metaverso ofrece un ambiente más inmersivo para el estudio de la Biblia. «Si hoy podemos abrir nuestra Biblia, la idea es que, en un futuro muy próximo, podamos entrar en ella. En el Metaverso, el contenido puede ser más rico y didáctico», -asegura-.

Ese es el caso, por ejemplo, de algunos temas de los evangelios. La imaginación, estimulada en este ambiente, puede ofrecerle al estudiante la oportunidad de visitar el templo y camina por la ciudad de Jerusalén como era en los tiempos de Jesús.

Riesgos calculados

El pastor Rampogna explica que, como cualquier tecnología, el Metaverso presenta algunos riesgos. Y uno de los peligros es el de la deshumanización. «Necesitamos tener cuidado para que esas tecnologías no nos alejen más y sí nos acerquen más unos a otros», -resalta-.

En la evaluación del líder, es verdad que muchos usuarios de esa tecnología pueden preferir más las relaciones virtuales en vez de las físicas. «Es importante, sin embargo, tener equilibrio para usar nuestro teléfono, la TV, e incluso al estar dentro de esa cultura digital inmersiva», -comenta-.

Autor: Felipe Lemos, periodista, especialista en marketing, comunicación corporativa y maestro en la línea de Comunicación en las Organizaciones. Autor de crónicas y artículos diversos. Gerencia la Asesoría de Comunicación de la sede sudamericana adventista, ubicada en Brasilia.
Imagen: Shutterstock

REFERENCIAS

[1] Informe State of chuch technology – https://churchexecutive.com/archives/state-of-church-technology-report
[2] Creciente número de personas asisten a los cultos en el metaveso. https://fortune.com/2022/01/31/virtual-worshipping-services-religion-metaverse/
[3] Reed, Jeff. VR & The Metaverse Church – How God is moving in this virtual, yet quite real, reality. Disponible en https://multiplication.org/product/vr-and-the-metaverse-church/

 

Publicación original: Los desafíos y las oportunidades para la Iglesia Adventista en el Metaverso

Publicaciones relacionadas:

Evangelizando en el metaverso. Una oportunidad para la iglesia

Evangelizando, y experimentando, el metaverso

Deja un comentario

Revista Adventista de España