Lección 10 para el 9 de junio de 2018:

Estados Unidos y Babilonia

A través de imágenes simbólicas, la última parte de Apocalipsis nos presenta el desarrollo de las escenas finales de la humanidad.

Identificar estos símbolos es vital para identificar la actividad que Satanás desarrollará para atacar, engañar, y dificultar la obra del remanente encargado de dar el último mensaje al mundo, el evangelio eterno.

La bestia que surge del mar. Apocalipsis 13:1-10.

  • Podemos identificar a esta bestia comparándola con el “cuerno pequeño” de Daniel.
    • Hablaba grandes cosas (Apocalipsis 13:5) à Pensará en cambiar los tiempos y la ley (Daniel 7:25)
    • Actúa 42 meses (Apocalipsis 13:5) à Actúa 3 ½ años (Daniel 7:25)
    • Blasfema contra Dios (Apocalipsis 13:6) à Hablará contra el Altísimo (Daniel 7:25)
    • Hace guerra a los santos (Apocalipsis 13:7) à Quebrantará a los santos
      (Daniel 7:25)
  • La única institución que cumple todos estos requisitos es el papado, heredero del imperio romano, y que tuvo una hegemonía de 1.260 años (42 meses, 3 ½ años).

La bestia que surge de la tierra. Apocalipsis 13:11-13.

  • Los rasgos característicos de esta bestia la identifican con los Estados Unidos de Norteamérica.
    • Sube de la tierra: Los Estados Unidos nacen en un lugar poco poblado. Declararon su independencia poco antes del fin de los 1.260 años (1776).
    • Tiene dos cuernos de cordero: Surge con dos poderes claramente separados: el civil y el religioso. Esto garantiza la libertad de conciencia. Al comienzo, es pacífico como un cordero.
    • Habla como dragón: Con el tiempo, actúa de forma opresora.
    • Hace que todos adoren al papado: No es un poder religioso, pero da su apoyo al papado y realiza prodigios.

La imagen de la bestia. Apocalipsis 13:14-17.

  • Cuando el poder civil y el religioso dejen de estar separados en los Estados Unidos, se habrá creado una “imagen” del papado.
  • En ese momento, el pueblo de Dios deberá decidir entre adorar a la bestia y a su imagen, o adorar al Creador (Apocalipsis 14:6-11).

La gran Bbilonia. Apocalipsis 17:1-6.

  • La torre de Babel fue un deseo de subir “sobre las alturas de la tierra” y ser “semejante al Altísimo” (Isaías 14:14). Desde entonces, todo intento de desviar la adoración debida al Creador puede considerarse parte de Babilonia la grande.
  • Babilonia es una falsificación de la iglesia verdadera presentada en el capítulo 12.

El ángel que ilumina la tierra. Apocalipsis 18:1-5.

  • El último mensaje incluye la adoración al Creador, la caída de Babilonia y el castigo contra los que reciban la marca de la bestia.
  • Hoy son todavía advertencias. Llegará el día en que la recepción de la marca de la bestia o la permanencia voluntaria en Babilonia marcarán la diferencia entre adorar a Dios o a los hombres.
  • Dios tiene aún mucho pueblo que desconoce cómo adorar al Creador. Cuando llegue el momento, el Espíritu Santo descenderá con poder y el pueblo remanente proclamará el fuerte pregón: “Salid de ella, pueblo mío” (Apocalipsis 18:4).

Para meditar:

“Nadie hasta ahora ha recibido la marca de la bestia. El tiempo de prueba no ha llegado aún. Hay cristianos verdaderos en todas las iglesias, sin exceptuar la comunidad católica romana. Nadie es condenado hasta que haya tenido la luz […] Pero cuando […] el fuerte clamor del tercer ángel amoneste a los hombres contra la adoración de la bestia y su imagen, se trazará claramente la línea entre lo falso y lo verdadero. Entonces los que continúen aún en transgresión recibirán la marca de la bestia”. Elena G. White (El evangelismo, pg. 174).

Mira la lección completa en: Punto de encuentro con la Biblia.

Para más recursos relacionados con la E.S. visita el sitio oficial: escuelasabatica.adventista.es

Resumen de Sergio Fustero, miembro de la Iglesia Adventista del 7º Día en Castellón. Responsable, junto con su esposa Eunice Laveda, de la web de recursos para la E.S. Fustero.es 

Foto: Andrew Bae en Unsplash

 

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la Revista Adventista. La Revista Adventista se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. Tampoco serán aceptados anuncios comerciales. Por favor, que tu comentario sea respetuoso y cortés con el autor y con otros lectores.