Espiritual

Escuela Sabática de adultos: Palabras sabias para las familias

El libro de Proverbios es rico en consejos prácticos para mejorar las relaciones interpersonales. También para la vida familiar.

Tags from the story
El libro de Proverbios es rico en consejos prácticos para mejorar las relaciones interpersonales. También para la vida familiar.

Lección 5 para el 4 de mayo de 2019.

El libro de Proverbios es rico en consejos prácticos para las relaciones interpersonales.

Analizaremos especialmente los consejos que se refieren a la vida familiar, es decir, a la relación del matrimonio entre sí y a la relación entre padres e hijos.

  • Para el matrimonio:

    • Consejos para la fidelidad. Proverbios 5:1-18.

      • La persona piadosa se reserva (si no está casada) y conserva (si está casada) sus más profundos afectos y su intimidad sexual para el matrimonio.
      • Proverbios 5 nos plantea los amargos resultados de una relación sexual ilícita.
        • Corremos el riesgo de perder la vida eterna (v. 5)
        • Crea una relación inestable, a causa de la falta de compromiso (v. 6)
        • Genera remordimiento e infelicidad (v. 11-14)
      • Por ello, Salomón nos aconseja que disfrutemos de la intimidad sexual con nuestro cónyuge (v. 15-17), y que nos alegremos siempre “con la mujer [o el hombre] de [nuestra] juventud” (v. 18).
    • Consejos para las relaciones. Proverbios 21:9.

      • ¿Vivir en la azotea? Esta exageración, como otras del libro de Proverbios (19:24; 27:14), nos invitan a enfrentar las relaciones con un toque de humor.
      • Una actitud alegre ayuda a una comunicación más eficaz, y permite hablar con más libertad de los problemas.
      • Las peleas, regaños continuos y quejas pueden ser un síntoma de que algo va mal en la relación.
      • Por eso, la comunicación sincera y sin reproches es vital en las relaciones familiares.
    • Consejos para el carácter. Proverbios 31:10-31.

      • Abruma la gran cantidad de habilidades de esta mujer (u hombre) ideal. La idea no es ser capaz de hacer todo esto, sino que todo lo que hagamos lo realicemos de la mejor manera que seamos capaces (Eclesiastés 9:10; Colosenses 3:23).
      • Se nos invita a desarrollar los mismos rasgos de carácter presentes en esta mujer: Confiabilidad (v. 11); amabilidad (v. 12); diligencia (v. 15); fidelidad (v. 18); compasión (v. 20); integridad (v. 25).
      • El secreto para desarrollar un carácter tal es el temor de Dios (v. 30).
  • Para los padres:

    • Consejos para la paternidad. Proverbios 14:26.

      • ¿Qué consejos encontramos en Proverbios sobre el comportamiento de los padres?
        • Dar prioridad a su familia antes que a su trabajo (15:27)
        • Ser pacientes y controlar sus emociones (12:16; 15:1)
        • Disciplinar a sus hijos sin abusar de su autoridad (16:6)
        • Ser fiel y respetar a su cónyuge (5:18)
        • Seguir a Dios y dejarse gobernar por su Palabra y su amor (30:5)
      • El esposo/a y padre/madre sabio/a continuamente busca la ayuda de Dios para tomar decisiones correctas.
    • Consejos para la educación. Proverbios 13:24.

      • Al igual que un árbol pequeño necesita ser apuntalado, cuidado y protegido para que crezca recto, los hijos necesitan ser disciplinados desde temprano para que puedan llegar a desarrollar caracteres rectos (Proverbios 19:18).
      • El amor y la enseñanza continua y paciente, junto con un ejemplo congruente, harán que la disciplina tenga un efecto correctivo y redentor.
      • Dado que el pecado afecta tanto a padres como a hijos, es importante buscar la dirección y el poder de Dios para educar a los niños y guiarlos hacia Cristo.

Para meditar:

Ni el marido ni la mujer deben pensar en ejercer gobierno arbitrario uno sobre otro. No intentéis imponer vuestros deseos uno a otro. No podéis hacer esto y conservar el amor mutuo. Sed bondadosos, pacientes, indulgentes, considerados y corteses. Mediante la gracia de Dios podéis haceros felices el uno al otro, tal como lo prometisteis al casaros”. Elena G. White (El hogar cristiano, pg. 103).

La simpatía, la tolerancia y el amor que se requieren para tratar con niños serían una bendición en cualquier familia. Suavizarían y subyugarían los rasgos de carácter asentados en quienes necesitan ser más animosos y apacibles. La presencia de un niño en una casa endulza y refina. Un niño criado en el temor del Señor es una bendición.

El cuidado y el afecto hacia los niños que dependen de nosotros elimina la tosquedad de nuestra naturaleza, nos infunde ternura y simpatía y ejerce influencia en el desarrollo de los elementos más nobles de nuestro carácter”. Elena G. White (El hogar cristiano, pg. 142).

Mira aquí el comentario de la E.S. de esta semana. 

Autor: Sergio Fustero, miembro de la Iglesia Adventista del 7º Día en Castellón. Responsable, junto con su esposa Eunice Laveda, de la web de recursos para la E.S. Fustero.es

Imagen: Allen Taylor on Unsplash

 

Tags from the story