Espiritual

Escuela Sabática de adultos: Los dirigentes de Israel

«Quien esté a la cabeza en la causa de Dios debe ser inteligente, capaz, ecuánime, de una paciencia como la de Cristo y de un dominio propio perfecto».

Tags from the story
"Quien esté a la cabeza en la causa de Dios debe ser inteligente, capaz, ecuánime, de una paciencia como la de Cristo y de un dominio propio perfecto".

Lección 13 para el 28 de diciembre de 2019

Un líder influye sobre los demás, ya sea de una forma positiva o negativa.

Esdras y Nehemías se encuentran entre los grandes líderes de Israel.

Como tales, contribuyeron de una forma importante para que el pueblo siguiese a Dios.

Aprender del liderazgo Esdras y Nehemías nos ayudará a convertirnos en líderes que influyan para bien en la vida de aquellos que nos rodean.

  • Distintos tipos de liderazgo:

    • Buenas influencias.
      • Aunque a veces pueda cometer errores, cuando un líder refleja los principios y enseñanzas de las Escrituras elevará espiritualmente a aquellos sobre los que tiene influencia.
      • Observa la influencia de estos líderes: Débora (Jueces 4:1-16); Josías (2ª de Reyes 23:1-10); Pedro (Hechos 15:7-11).
    • Malas influencias.
      • La influencia de malos líderes fue desastrosa para el pueblo de Dios. Aun cuando en algunas ocasiones se arrepintieron (como Joacaz o Manasés), no pudieron deshacer el daño que habían causado (2ª de Reyes 13:4; 2ª de Crónicas 33:13).
      • Observa la influencia de estos líderes: Roboam (1ª de Reyes 12:1-16); Joacaz (2ª de Reyes 13:1-3); Acab (1ª de Reyes 21:1-16); Caifás (Juan 11:46-53).
  • El liderazgo de Esdras y Nehemías:

      • Acción y valentía.
        • El liderazgo de Nehemías se materializó en acciones concretas.
        • El secreto de todo buen líder es una firme relación con Dios. Esa fue precisamente la fuente de donde Nehemías obtuvo el valor necesario para afrontar todos los problemas que surgieron.
        • Su confianza en el poder de Dios no le hizo quedar inactivo, sino que actuó en consonancia con su fe.
      • Estudio y aliento para otros.
        • Esdras y Nehemías tenían una visión de dónde querían que estuviera el pueblo de Dios, y pusieron todo de su parte para lograr el objetivo.
        • Esdras lo logró estudiando las Escrituras y enseñando la Palabra al pueblo.
        • Nehemías alentó al pueblo a hacer lo correcto y a levantarse audazmente a favor de Dios.
        • Ambos deseaban que el pueblo tuviese una mayor relación con Dios y confiasen más plenamente en Él.
        • Creyeron firmemente en el poder de Dios, y avanzaron por fe para hacer frente a todos los obstáculos.
      • Oración y confianza en Dios.
        • Esdras le había dicho a Artajerjes que Dios es poderoso y ayuda a los que le buscan. ¿Qué habría pensado el rey sobre Dios si ahora Esdras le pedía una escolta?
        • Con humildad, solicitó a Dios que su protección fuese una señal tanto para el rey como para el pueblo. Y Dios respondió a su oración y confianza.
      • Humildad y generosidad.
        • A pesar de ser el gobernador, Nehemías nunca usó de sus derechos para beneficio propio (Nehemías 5:14-19).
        • Humildemente, se consideró siervo de su pueblo, buscando siempre el bien de la comunidad por encima del suyo.
        • Con su fe en Dios, su vida de oración, y su gran dedicación a la obra, fue un líder ejemplar para el pueblo.

Para meditar:

Quien esté a la cabeza de cualquier trabajo en la causa de Dios debe ser persona de inteligencia, capaz de administrar amplios intereses en forma exitosa, de temperamento ecuánime, de una paciencia como la de Cristo y de un dominio propio perfecto. Sólo aquel cuyo corazón ha sido transformado por la gracia del Señor puede ser un líder idóneo”. Elena G. White (El ministerio médico, pg. 215).

Algunas personas pueden ocupar importantes posiciones de confianza en la causa de Dios, pero no pueden reclamar nada de parte de él a menos que practiquen su Palabra, actúen con justicia y traten de imitar el ejemplo del manso y humilde Jesús. Tanto el líder de la obra como el miembro laico más humilde, dependen de Dios para recibir poder a fin de ejercer una influencia pura y elevadora”. Elena G. White (El ministerio de publicaciones, pg. 80).

Mira aquí el comentario del programa ESV de esta semana

Autor: Sergio Fustero, miembro de la Iglesia Adventista del 7º Día en Castellón. Responsable, junto con su esposa Eunice Laveda, de la web de recursos para la E.S. Fustero.es
Imagen: Photo by Foto Sushi on Unsplash

 

Tags from the story
0