Espiritual

Escuela Sabática de adultos: La Creación: El Génesis como pilar, parte 2

Disponemos de la auténtica historia de los comienzos del mundo, no necesitamos enredarnos con conjeturas humanas y teorías indignas de confianza.

Tags from the story
Disponemos de la auténtica historia de los comienzos del mundo, no necesitamos enredarnos con conjeturas humanas y teorías indignas de confianza.

Lección 9 para el 30 de mayo de 2020

Génesis nos da una imagen de totalidad que sienta todas las pautas para el resto de las Escrituras. Por ejemplo, la Biblia puede hablar de los acontecimientos del fin porque aquel que hizo todas las cosas en el principio todavía es soberano sobre su Creación. Estudiaremos, pues, los conceptos básicos expuestos en los primeros capítulos de Génesis y su impacto en el resto de la Biblia y en la historia.

  • El Génesis y el paganismo:

    • La Creación en otras culturas.
      • Génesis 1-2 no es el único relato de la creación del hombre que existe, sino que existen otros relatos como el manuscrito Atra-Hasis, que relata cómo los acadios concebían la creación del hombre. También los egipcios o los griegos tenían sus propios relatos.
      • Todos tienen similitudes con el relato de Génesis (por ejemplo, el uso del barro), pero también grandes diferencias.
      • En los relatos extrabíblicos el hombre es creado por el egoísmo o la rivalidad entre dioses, reflejando una perversión idolátrica del relato original.
      • Solo Génesis presenta a la humanidad como resultado de un acto de amor por parte del Dios omnipotente, realizado con un propósito exento de egoísmo.
    • La Creación y los ídolos.
      • ¿Por qué no se mencionan por su nombre al Sol ni a la Luna?
      • En varias culturas, el Sol y la Luna eran dioses que intervinieron activamente en la creación de la Tierra y del hombre. Por esta razón, estos astros eran adorados por casi todos los pueblos de la antigüedad.
      • Para despojarles de cualquier poder creador y evitar la idolatría, Génesis deja claro que éstos eran astros sin vida, creados por Dios con una función específica.
      • No hay dioses diversos que intervengan en la Creación y merezcan nuestra adoración. No hay azar o capricho, todo fue creado con un propósito (Isaías 45:5, 18). Solo el Dios Creador merece
        nuestra adoración.
  • El Génesis y la Tierra:

    • ¿Una Tierra plana?
      • Una lectura literal de varios pasajes ha llevado a algunas personas a creer en una tierra plana, sostenida por columnas, y limitada por cuatro ángulos (ver Apocalipsis 7:1).
      • Aunque sabemos que la tierra es circular y redonda, en lugar plana (Pr. 8:27; Is. 40:22), seguimos hablando del sol que sale y se pone, aunque sabemos que somos nosotros los que damos vueltas. No estamos usando un lenguaje científico. De igual modo, la Biblia hace descripciones en un lenguaje común y no científico.
    • ¿Una Tierra joven?
      • En Génesis 5 y 11, 1ª de Crónicas 1:1-27 y Lucas 3:23-38 encontramos sendas genealogías que abarcan la historia de la humanidad desde Adán a Abraham.
      • No solo se dan nombres, también se dan las edades. Esto nos ayuda a calcular el tiempo pasado entre estos dos personajes.
      • Sumando todos los años dados podemos hacernos una idea de cuándo vivió Abraham.
      • Según la tradición judía, han pasado 5.780 años desde la creación. Aunque esta cifra no es 100% fiable, nos da una idea aproximada de la antigüedad de la tierra.
  • El Génesis y la Biblia:

    • La Creación en toda la Biblia.
      • En el Antiguo Testamento se menciona con frecuencia el poder creador de Dios. Solo en Isaías tenemos más de 10 referencias directas a Dios como Creador. (Is. 42:5; 43:1, 7, 15, 21; 45:8; 54:16, 56:7; 57:16; 65:17, 18).
      • En el Nuevo Testamento, tanto Jesús como los apóstoles hacen referencias continuas a los primeros 11 capítulos del Génesis (Mt. 19:4-5; Mr. 10:6-9; Lc. 11:50-51; Jn. 1:1-3; Hch. 14:15; Ro. 1:20; 2Co. 4:6; Ef. 3:9; 1Tm. 2:12-15; Stg. 3:9; Jud. 11, 14; Ap. 2:7; 3:14; 22:2-3).
      • Incluso se utilizan referencias a la Creación como base de doctrinas tan importantes como el pecado y la redención (Romanos 5:12-19).
      • Sin el pilar del Génesis, toda la Biblia perdería cohesión y fiabilidad.

Para meditar:

Dependemos de la Biblia para conocer el principio de la historia del mundo, la creación del hombre y su caída. Si eliminamos la Palabra de Dios, ¿qué podemos esperar sino quedarnos con fábulas y conjeturas, y con ese debilitamiento del intelecto que es el seguro resultado de aceptar el error?

Necesitamos conocer la verdadera historia del origen de nuestro planeta, la caída de Lucifer y la entrada del pecado en el mundo. Sin la Biblia, estaríamos confundidos por falsas teorías. La mente estaría sometida a la tiranía de la superstición y la falsedad. Pero, puesto que disponemos de la auténtica historia de los comienzos del mundo, no necesitamos enredarnos con conjeturas humanas y teorías indignas de confianza”. Elena G. White (Mente, carácter y personalidad, tomo 2, pg. 382).

Mira aquí el comentario del programa ESV de esta semana

Autor: Sergio Fustero, miembro de la Iglesia Adventista del 7º Día en Castellón. Res ponsable, junto con su esposa Eunice Laveda, de la web de recursos para la E.S. Fustero.es
Imagen:Photo by Dan DeAlmeida on Unsplash

Tags from the story