Espiritual

Escuela Sabática de adultos: El llamado de Dios

Aunque todos somos llamados a la salvación, Dios nos llama de forma especial para realizar una tarea específica dentro de Su plan.

Tags from the story
Aunque todos somos llamados a la salvación, Dios nos llama de forma especial para realizar una tarea específica dentro de Su plan.

Lección 3 para el 19 de octubre de 2019

Dios ha trazado planes que afectan a personas, a naciones, o incluso a toda la humanidad (bíblicamente, a esto se le llama “predestinación”).

Además del llamado universal a la salvación, tiene planes especiales para que determinadas personas realicen ciertas funciones en momentos específicos de la historia. Las personas pueden fallar en ese propósito –como Saúl–, o cumplirlo –como Esdras y Nehemías.

Sin embargo, hay planes que Dios va a llevar a cabo independientemente de la elección de las personas involucradas. Por ejemplo, el cumplimiento de las profecías de tiempo que atañen al movimiento de las naciones y, por supuesto, el juicio final y la terminación del pecado.

  • El llamado de Dios y las profecías.

    • En 538 a.C., Dios llamó a Ciro para que diese fin a la profecía de los 70 años.
    • En 457 a.C., Dios llamó a Artajerjes para que diese inicio a la profecía de las 70 semanas (Esdras 7:11-27).
    • La profecía de las 70 semanas abarca desde 457 a.C. hasta 34 d.C. En ese momento, la nación de Israel mostró su rechazo definitivo de Jesús como el Mesías, apedreando a su siervo Esteban.
    • Daniel 9:24 dice que las 70 semanas están cortadas (heb. châthak) de un periodo más grande. Este periodo más grande son los 2.300 días (Daniel 8:14).
    • En Daniel 9, Gabriel explica a Daniel que la visión de los 2.300 días comienza con un periodo de 70 semanas.
  • El llamado de Dios a Esdras y a Nehemías.

    • ¿Por qué eligió Dios a Esdras? Esdras 7:10.
      • Esdras se propuso firmemente buscar a Dios. Hizo del estudio de la Biblia su pasión. De este modo, aceptó alegremente la tarea que Dios le había encomendado.
    • ¿Por qué eligió Dios a Nehemías? Nehemías 1:4.
      • Nehemías sentía pasión por el pueblo de Dios. Su corazón se dolía ante la desgracia de Jerusalén y se ofreció voluntariamente para la misión a la que Dios lo llamaba.
  • El llamado de Dios a cada uno.

    • Pablo presenta el llamado de Dios como consecuencia de una predestinación. ¿A qué nos predestina Dios?
        • A ser transformados a la imagen de Jesús (Romanos 8:29).
        • Ser justificados y glorificados (Romanos 8:30).
        • A conocer los planes de Dios (1ª de Corintios 2:7-10).
        • Ser adoptados como hijos (Efesios 1:5).
        • A recibir una herencia (Efesios 1:11).
      • El llamado de Dios es, pues, universal. Pero, aunque todos somos llamados a la salvación, Dios nos llama de forma especial para realizar una tarea específica dentro de su plan.
    • Nuestra respuesta al llamado.

      • Dios nos ha predestinado a todos para ser salvos (Juan 3:16). Pero nos deja en libertad de elegir si queremos responder a su llamado o no.
      • Además, Dios nos llama a realizar algunas tareas específicas dentro de su plan. Algunos, como Saúl o Judas, quedaron en el camino, pues apartaron su corazón de Jesús.
      • Otros, como Moisés, ponen objeciones al llamado de Dios para realizar su obra (aunque, finalmente, Moisés la cumplió). Otros más, como Isaías, Esdras o Nehemías, aceptan con alegría cumplir su parte en el plan divino, y lo siguen hasta el final.
      • ¿Y tú, cómo responderás al llamado de Dios?

    Predestinación en la Biblia

    “Hallamos una sola predestinación en la Palabra de Dios, de individuos y de un pueblo, a saber, que el hombre está predestinado a ser salvo. Muchos han mirado hacia el final, pensando que estaban seguramente predestinados para gozar de la bienaventuranza celestial; pero ésta no es la predestinación que revela la Biblia. Según la Biblia, el hombre está predestinado a: 

    • Ocuparse en su propia salvación con temor y temblor.
    • Ponerse la armadura, para pelear la buena batalla de la fe.
    • Usar los medios que Dios ha puesto a su alcance a fin de combatir contra toda mala concupiscencia mientras Satanás está jugando el juego de la vida por su alma.
    • Velar y orar, para escudriñar las Escrituras, para evitar caer en la tentación.
    • Tener fe constantemente.
    • Ser obediente a toda palabra que sale de la boca de Dios, para que pueda ser no sólo oidor, sino hacedor de la Palabra.

    Esta es la predestinación bíblica”. Elena G. White (Testimonios para los ministros, pg. 453).

    Para meditar:

    “Cientos, sí, miles de los que han oído el mensaje de salvación, están todavía ociosos en la plaza, cuando podrían estar empleados en algún ramo de servicio activo. A los tales Cristo les dice: “¿Por qué estáis aquí todo el día ociosos?” y añade: “Id también vosotros a mi viña.” Mateo 20:6, 7. ¿Por qué muchos más no responden al llamado? ¿Es porque se consideran excusados por el hecho de no predicar desde el púlpito? Ojalá entiendan que hay una gran obra que debe hacerse fuera del púlpito, por miles de consagrados miembros laicos.

    Largo tiempo ha esperado Dios que el espíritu de servicio se posesione de la iglesia entera, de suerte que cada miembro trabaje por él según su capacidad”. Elena G. White (Los hechos de los apóstoles, pg. 91).

    Dios derramará su Espíritu sobre quienes respondan a su llamado. Con la fuerza de Cristo realizarán una obra que llenará al cielo de regocijo”. Elena G. White (Testimonios para la iglesia, tomo 7, pg. 218).

    Mira aquí el comentario del programa ESV de esta semana

    Autor: Sergio Fustero, miembro de la Iglesia Adventista del 7º Día en Castellón. Responsable, junto con su esposa Eunice Laveda, de la web de recursos para la E.S. Fustero.es
    Imagen: Photo by You X Ventures on Unsplash

Tags from the story