Espiritual

Escuela Sabática de adultos: Cómo hacer frente a la oposición

Si obedecemos a Dios, nos veremos frente a montañas de dificultades, aparentemente insuperables. Probarán nuestra fe. Confiemos en Dios y desaparecerán.

Tags from the story
Si obedecemos a Dios, nos veremos frente a montañas de dificultades, aparentemente insuperables. Probarán nuestra fe. Confiemos en Dios y desaparecerán.

Lección 4 para el 26 de octubre de 2019.

La obra de Dios ha sufrido siempre la acérrima oposición por parte de los enemigos de la verdad.

Desde el mismo momento en que Dios facilitó los eventos necesarios para reconstruir el templo y la ciudad de Jerusalén, el pueblo judío tuvo que hacer frente a la oposición.

Siempre que el pueblo se derrumbaba ante la presión, Dios los animaba enviándoles a las personas idóneas para reanudar la obra.

  • La reconstrucción del templo:

    • Los enemigos quieren ayudar.
      • Cuando los israelitas comenzaron a edificar el templo, recibieron un amable ofrecimiento de ayuda de parte de sus vecinos, los samaritanos: “Edificaremos con vosotros, porque como vosotros buscamos a vuestro Dios” (Esdras 4:2).
      • Esta solicitud de ayuda fue rechazada por dos motivos:
        • Su adoración era, en realidad, idolatría.
        • Eran enemigos declarados de los israelitas (Esdras 4:1).
      • La obra se termina.
        • Los samaritanos se obstinaron en impedir la edificación del templo durante los reinados de Ciro, de Cambises y del falso Esmerdis.
        • Dios les envió “señales” para hacerles recapacitar (Hageo 1:5-11). Como no reaccionaron, envió a dos profetas: Hageo y Zacarías. Afortunadamente, sí que escucharon su mensaje.
        • Cuando pusieron manos a la obra, Dios animó el corazón del rey Darío para que también les apoyase (Esdras 5).
  • La reconstrucción de la ciudad:

    • La obra se detiene.
      • El templo fue terminado el año 515 a.C. Inmediatamente después, comenzaron las obras de reconstrucción de la ciudad de Jerusalén.
      • Entonces, los samaritanos volvieron a oponerse a la obra. Consiguieron paralizar la obra
        en tiempo de Asuero [Jerjes] (Esdras 4:6).
      • En 457 a.C. Artajerjes envió a Esdras, dando autonomía a Judá, lo cual permitió que la ciudad volviese a ser reconstruida.
      • Pero el año 465 a.C., la obra volvió a ser interrumpida (Esdras 4:23). El miedo paralizó a los judíos, que se vieron impotentes para hacer frente a la violenta oposición.
    • Nehemías entra en acción.
      • Lo que no pudo hacerse en 15 años se realizó en 52 días. Pero no fue fácil. Hubo mucha oposición. Nehemías tuvo que tomar diversas medidas:
        • El pueblo se distribuyó alrededor del muro. Cada uno hacía su parte.
        • Se crearon turnos de vigilancia rotatorios, día y noche.
        • Los constructores llevaban las armas en su mano (o su cintura) mientras trabajaban.
        • Un trompetero estaba siempre al lado de Nehemías para dar la señal de alarma.
      • Estas medidas se tomaron después de haber orado al respecto. Ellos hicieron su parte, Dios hizo el resto.
    • Enfrentando oposición.
      • Según nos relata Nehemías, la oposición llegó de muchas formas:
        • Burlas: 4:1-3.
        • Ataque físico: 4:7-8.
        • Problemas internos: 5:1.
        • Conspiraciones: 6:2.
        • Acusaciones de traición: 6:6-7.
        • Falsos profetas: 6:10-13.

Para meditar:

“Durante toda la historia del pueblo de Dios, los que hayan procurado ejecutar los propósitos del Cielo se han visto frente a montañas de dificultades, aparentemente insuperables. El Señor permite esos obstáculos para probar nuestra fe. Cuando nos vemos rodeados por todos lados, es el momento cuando más debemos confiar en Dios y en el poder de su Espíritu. El ejercicio de una fe viva significa un aumento de fuerza espiritual y el desarrollo de una confianza inquebrantable. Así llega a ser el alma una fuerza vencedora. Ante la demanda de la fe, desaparecerán los obstáculos puestos por Satanás en la senda del cristiano; porque las potestades del cielo acudirán en su ayuda. “Nada os será imposible.” Mateo 17:20”. Elena G. White (Profetas y reyes, pg. 437).

“Como Nehemías, los hijos de Dios no deben temer ni despreciar a sus enemigos. Cifrando su confianza en Dios, deben ir adelante con firmeza, hacer su obra con abnegación y entregar a su providencia la causa que representan…

En toda crisis sus hijos pueden declarar confiadamente: “Si Dios por nosotros, ¿quién contra nosotros?” Romanos 8:31. Por grande que sea la astucia con que Satanás y sus agentes hagan sus maquinaciones, Dios puede discernirlas y anular todos sus consejos. La respuesta que la fe dará hoy será la misma que dio Nehemías: “Nuestro Dios peleará por nosotros;” porque Dios se encarga de la obra y nadie puede impedir que ésta alcance el éxito final”. Elena G. White (Profetas y reyes, pg. 476).

A tener en cuenta: 

  • Los hechos históricos relatados en Esdras 3-7 no siguen un orden cronológico, tal como estamos acostumbrados a utilizar.
  • Después de mencionar la oposición de los samaritanos, se indica que Darío permite la reanudación de las obras del templo (Esdras 3:1-4:5).
  • Entonces, en Esdras 4:6-23, se relatan las distintas oposiciones que tuvieron que afrontar DESPUÉS del decreto de Darío, para reconstruir la ciudad.
  • A partir de Esdras 4:24, se retoma la historia de la reconstrucción del templo, según la orden de Darío.

Mira aquí el comentario del programa ESV de esta semana

Autor: Sergio Fustero, miembro de la Iglesia Adventista del 7º Día en Castellón. Responsable, junto con su esposa Eunice Laveda, de la web de recursos para la E.S. Fustero.es
Imagen: Photo by Aziz Acharki on Unsplash

Tags from the story