Espiritual

Escuela Sabática de adultos: Claves para la unidad de la familia

«El secreto de la verdadera unidad en la iglesia, y en la familia, no estriba en la diplomacia o la administración, etc. sino en la unión con Cristo.» (EGW)

Tags from the story
"El secreto de la verdadera unidad en la iglesia, y en la familia, no estriba en la diplomacia o la administración, etc. sino en la unión con Cristo." (EGW)

Lección 7 para el 18 de mayo de 2019.

Mantener la unidad de la familia requiere esfuerzo por parte de cada uno de los miembros que componen la familia.

Una unidad sólida requiere que cada miembro de la familia haga uso de estas claves:

  • Jesús

    • La unidad con Cristo provoca cambios prácticos que se manifiestan en una nueva manera de vivir (Romanos 6:22; 2ª de Corintios 5:17).
    • Cuanto más cerca estemos cada uno de nosotros de Jesús, más cerca estaremos los unos de los otros.
    • Cuando Jesús ocupa el lugar central en el corazón de cada uno de los miembros de la familia, puede existir unidad entre esposo y esposa, entre padres e hijos, entre hermanos, etc.
  • Amor

    • El Nuevo Testamento usa la palabra griega ágape para expresar tanto el amor de Dios como el amor que nosotros debemos tener.
    • Este tipo de amor va mucho más allá del amor físico o del amor filial. Es un don del Espíritu Santo (Romanos 5:5).
    • Al compararte con la descripción del amor ágape de 1ª de Corintios 13:4-7, ¿qué cambios deberías hacer en tu vida?
  • Humildad

    • A causa del pecado, el egoísmo es inherente a cada ser humano desde su mismo nacimiento.
    • Pablo nos insta a imitar el ejemplo de humillación de Cristo (v. 4-8).
    • Esto es algo que solamente podremos conseguir arrodillados al pie de la Cruz.
  • Sumisión

    • Los que aman a Dios son llamados a someterse unos a otros. Pablo pone tres ejemplos concretos de sumisión:
      • Esposas sometidas a sus maridos. Efesios 5:22.
      • Hijos sometidos a sus padres. Efesios 6:1.
      • Esclavos sometidos a sus amos. Efesios 6:5.
    • Esto era, precisamente, lo que se esperaba de estas personas en su tiempo. ¿Qué hay de novedoso en el consejo de Pablo? ¿Cómo lo aplicarías hoy?
    • Primeramente, en Cristo la sumisión es recíproca. En segundo lugar, existen condiciones a esta sumisión:
      • El marido se comporta como Cristo. Efesios 5:25-33.
      • Los padres no irritan a sus hijos. Efesios 6:4.
      • Los amos no amenazan. Efesios 6:9.
  • Compromiso

    • Cada familia comienza con un compromiso. Este compromiso se extiende en distintos niveles: Compromiso matrimonial, entre padres e hijos, entre hermanos, entre otros familiares.
    • La falta de compromiso causa problemas y divisiones en la familia (piensa en José y sus hermanos).
    • Un compromiso firme crea lazos familiares estables y duraderos, como ocurrió entre Noemí y Ruth.

Para meditar:

“Lo que causa división y discordia en cada familia, y en la iglesia, es la separación de Cristo. Acercarse a Cristo es acercarse unos a otros. El secreto de la verdadera unidad en la iglesia y en la familia no estriba en la diplomacia ni en la administración, ni en un esfuerzo sobrehumano para vencer las dificultades—aunque habrá que hacer mucho de esto—sino en la unión con Cristo”. Elena G. White (El hogar cristiano, pg. 158).

Mira aquí el comentario de la E.S. de esta semana

Autor: Sergio Fustero, miembro de la Iglesia Adventista del 7º Día en Castellón. Responsable, junto con su esposa Eunice Laveda, de la web de recursos para la E.S. Fustero.es
Imagen: Ben White en Unsplash

 

Tags from the story