Lección 12 para el 22 de septiembre de 2018.

Reclusión en Cesarea

Recluido en Cesarea por su propia seguridad, Pablo estaba bajo la jurisdicción legal romana.

Todos los que lo interrogaron llegaron a la conclusión de que no había hecho nada ilegal.

Pese a ello, Pablo tuvo que apelar a César para evitar caer en las manos de los judíos.

La mejor defensa de Pablo fue su testimonio personal y su confianza en Dios.

  • Defensa ante Félix. Hechos 24.

    • Acusación y defensa.

      • El sumo sacerdote Ananías contrató a un abogado, Tértulo, para que presentase las acusaciones
        ante Félix:

        • Pablo promovía sediciones entre los judíos.
        • Era cabecilla de la secta de los nazarenos.
        • Había intentado profanar el Templo.
      • Pablo solo aceptó la segunda “acusación” (el cristianismo no era ilegal en ese momento). Indicó que era acusado de aceptar la resurrección de Jesús y que su único crimen era intentar vivir piadosamente ante Dios y ante los hombres.
  • Defensa ante Festo. Hechos 25:1-12.

    • Problemas políticos.

      • La defensa de Pablo fue sencilla: “No he cometido ninguna falta, ni contra la ley de los judíos ni contra el templo ni contra el emperador”.
      • En un intento político de congraciarse con los judíos, Festo ofreció a Pablo un juicio judío.
      • Ante esta opción, Pablo apeló al más justo tribunal romano: el César (¡Nerón!).
  • Defensa ante Agripa. Hechos 25:13-26:32.

    • El rey Agripa y Berenice.

      • Para Festo, creer en la resurrección de Jesús era una locura, pero no un crimen. ¿Qué acusación iba a escribirle a Nerón respecto de Pablo?
      • Al llegar Herodes Agripa II y Berenice, Festo les pidió que le asesorasen en este caso.
      • La gran pompa con la que entraron en el tribunal ocultaba la turbulenta relación de la familia herodiana con Jesús, al que predicaba Pablo, y sus seguidores.
    • El discurso de Pablo.

      • Pablo sabía que Agripa podía comprender perfectamente su defensa, ya que era judío y conocía la historia de Jesús.
      • El discurso de Pablo no fue solo una defensa, sino también un testimonio y un llamado:
      • Relató su celo farisaico, y su persecución de la iglesia cristiana (v. 4-11).
        • Relató después su conversión, y la misión que Jesús le encomendó (v. 12-18).
        • Finalmente, negó haber violado la ley judía, y presentó al Mesías (v. 19-23).
    • La respuesta de Agripa.

      • La preocupación del apóstol no era ahora ser liberado de sus cadenas físicas, sino liberar a sus oyentes de las cadenas que les hacían presos del pecado.
      • ¿Vanidad? ¿Orgullo? ¿Temor a perder su puesto? ¡Por poco!… y, sin embargo, totalmente perdido.
      • No dejes que nada te impida entregar tu vida completamente a Jesús.

“En esa experiencia de Pablo hay una lección para nosotros; nos revela la manera en que Dios obra. El Señor puede sacar victoria de lo que nos parece desconcierto y derrota. Estamos en peligro de olvidar a Dios, de mirar las cosas que se ven, en vez de contemplar con los ojos de la fe las cosas que no se ven. Cuando viene la desgracia o el infortunio, estamos listos para culpar a Dios de negligencia o crueldad. Si ve conveniente interrumpir nuestro servicio en alguna actividad, nos lamentamos, sin detenernos a reflexionar que así Dios puede estar obrando para nuestro bien. Necesitamos aprender que la corrección es parte de su gran plan y que bajo la vara de la aflicción, el cristiano puede hacer, a veces, más por su Maestro que cuando está ocupado en el servicio activo”. Elena G. White (Los hechos de los apóstoles, pg. 383).

Mira la lección completa en: Punto de encuentro con la Biblia.

Para más recursos relacionados con la E.S. visita el sitio oficial: escuelasabatica.adventista.es

Resumen de Sergio Fustero, miembro de la Iglesia Adventista del 7º Día en Castellón. Responsable, junto con su esposa Eunice Laveda, de la web de recursos para la E.S. Fustero.es 

Foto:Jean-Guy Nakars on Unsplash

 

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la Revista Adventista. La Revista Adventista se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. Tampoco serán aceptados anuncios comerciales. Por favor, que tu comentario sea respetuoso y cortés con el autor y con otros lectores.