Espiritual

Escuela Sabática adultos: Las deudas, una decisión diaria

Lección 11 para el 17 de marzo de 2018 En la vida del creyente puede haber situaciones en las que…

Tags from the story

Lección 11 para el 17 de marzo de 2018

En la vida del creyente puede haber situaciones en las que le es necesario endeudarse pidiendo prestado aquello de lo que no dispone en el momento.

En la Biblia encontramos consejos prácticos para afrontar estas situaciones, así como para evitarlas en la medida de lo posible.

  • Objetivos a evitar:
    • Pedir prestado. Proverbios 22:7.
      • La Biblia nos dice que el que toma prestado con intención de no devolver es un impío (Salmo 37:21).
      • Además, indica que el que no sigue los consejos bíblicos se endeudará al tener que pedir prestado (Deuteronomio 28:44).
      • Dios permite ocasionalmente que el fiel tenga que endeudarse en un momento dado (2ª de Reyes 4:1-7). En este caso, debe devolver lo prestado lo más pronto posible.
    • Obtenerlo ya. Filipenses 3:19.
      • Actualmente, es fácil conseguir inmediatamente lo que nos apetece con un pequeño préstamo.
      • Piensa en el peligro que puede tener esta actitud:
        • Eva deseo obtener YA la sabiduría (Génesis 3:6).
        • Esaú deseo obtener YA un plato de lentejas (Génesis 25:29-34).
        • David deseo obtener YA a Betsabé (2ª de Samuel 11:2-4).
      • Por otro lado, Jesús –nuestro ejemplo–, no cedió a la gratificación instantánea a pesar de los 40 días de ayuno.
    • Objetivos a conseguir:
      • Contentarnos con lo que tenemos. 1ª de Timoteo 6:6-8; Proverbios 30:8.
        • Es muy importante aprender a vivir con los medios de que disponemos, ajustando nuestros gastos a nuestros ingresos. Nuestra preocupación básica no debe ser satisfacer nuestras necesidades, sino buscar el reino de los cielos (Mateo 6:33).
        • La clave para vivir dentro de nuestras posibilidades es realizar un presupuesto en el que comparar el promedio de gastos mensuales con nuestros ingresos.
        • Recuerda: no realices un gasto, ni te comprometas a hacerlo, si no estás seguro de poder hacerle frente (Lucas 14:27-30)
      • Huir de las deudas. Proverbios 17:18.
        • El que pide prestado queda a merced de quien le presta.
        • Aunque la deuda no es un pecado, puede perjudicar nuestra experiencia espiritual e impactar negativamente en la financiación de la obra de Dios.
        • Las deudas merman nuestra capacidad de dar a los demás, y nos quitan oportunidades para recibir las bendiciones de Dios.
      • Proverbios 13:11.
        • Los mayordomos ahorran para las necesidades familiares e invierten en el cielo cuando administran los recursos de Dios (1ª de Timoteo 5:8).
        • Dentro del presupuesto familiar debemos incluir un apartado mensual de ahorro. Si es necesario, debemos negarnos algunos gastos que no sean estrictamente necesarios.
        • Recuerda las prioridades del cristiano que Jesús nos enseñó (Mateo 6:33).

“Cada semana Ud. debería poner cinco o diez dólares en un lugar seguro, y no utilizarlos a menos que se trate de un caso de enfermedad. Si Ud. economiza, puede colocar algo a interés. Mediante un manejo sabio del dinero puede ahorrar algo después de pagar sus deudas.

Conocí a una familia que recibía veinte dólares por semana y que gastaba hasta el último centavo de esa suma, mientras otra familia de igual número de personas que recibía solamente doce dólares por semana, guardaba uno o dos cada semana, cosa que conseguía absteniéndose sus miembros de comprar lo que parecía ser necesario, pero de lo cual podían prescindir”

Elena G. White (Mensajes selectos, tomo 2, pg. 380).

Nota: El valor de 20$ en 1901 equivale a 600$ actuales (es decir, unos 600 €).

“Muchos, muchísimos no han aprendido a mantener sus gastos dentro de los límites de sus entradas. No aprenden a adaptarse a las circunstancias, y piden prestado una vez tras otra, y en esa forma quedan agobiados por las deudas, y en consecuencia se desaniman y descorazonan…

Deberíamos estar alerta y no permitirnos gastar dinero en cosas innecesarias que sirven tan sólo como objetos de ostentación. No deberíamos permitirnos tampoco complacer los gustos que nos llevan a seguir las costumbres del mundo y a robar a la tesorería del Señor.”

Elena G. White (Consejos sobre mayordomía cristiana, pg. 263)

Vídeo de la lección completa: Punto de encuentro con la Biblia:

Para más recursos relacionados con la E.S. visita el sitio oficial: escuelasabatica.adventista.es

Resumen de Sergio Fustero, miembro de la Iglesia Adventista del 7º Día en Castellón. Responsable, junto con su esposa Eunice Laveda, de la web de recursos para la E.S. Fustero.es 

Video de HopeMedia.

Foto: Glenn Carstens-Peters en Unsplash

Tags from the story