Espiritual

C.S. Día 39. El mensaje final de Dios

El mensaje no será llevado adelante tanto con argumentos como por medio de la convicción profunda inspirada por el Espíritu de Dios.

Tags from the story
El mensaje no será llevado adelante tanto con argumentos como por medio de la convicción profunda inspirada por el Espíritu de Dios.

Escucha este resumen del capítulo 39 de EL CONFLICTO DE LOS SIGLOS en el podcast de nuestro canal de Youtube o en Spotify. También puedes descargar este resumen en PDF: CS39

El capítulo abre con una amonestación que señala un tiempo en el porvenir en el que el anuncio de la caída de Babilonia se volverá a proclamar. Juan escribe: “Y después de estas cosas vi otro ángel descender del cielo con gran poder y la tierra fue alumbrada de su gloria. Y clamó con fuerza en alta voz diciendo: Caída es, caída es la grande Babilonia. Es hecha habitación de demonios, y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de todas aves sucias y aborrecibles…  Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío. Salid para que no seáis participantes de sus pecados, y que no recibáis de sus plagas” (Apc.18:1,2,4).

Se describe aquí la terrible condición en que se encuentra el mundo religioso. Rechazar la verdad tendrá como resultado una mayor confusión y terquedad. También se nos advierte del peligro de aceptar la comunicación con los muertos (espiritismo) puesto que la influencia de los ángeles malos se dejará sentir en las iglesias. De Babilonia se dice: “Sus pecados han llegado hasta el cielo y Dios se ha acordado de sus maldades” (Apc.18:5). Está a punto de recibir el castigo que merece, pero Dios tiene todavía gente en Babilonia y les pide que salgan para que no les afecte lo que le está por pasar.

Todos tendrán oportunidad de conocer la verdad

El lenguaje bíblico indica que una terrible crisis está por llegar al mundo. Los poderes políticos de la tierra impondrán leyes que van en contra de la ley divina. Obligarán a hombres “pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y siervos” (Apc.13:16) a conformarse con lo que la tradición dice. Ahí, el conflicto estará llegando a su fin. Por un lado, la autoridad civil amenazará con castigar a los que se nieguen a aceptar su autoridad. Por otro lado, “la ley de Dios que impone el día de reposo del Creador exige obediencia y amenaza con la ira de Dios a los que violen sus preceptos”. Conciencia y fidelidad a la Palabra de Dios o comodidad y conformidad con el mundo.

Lo que se nos dice es que para cuando esa decisión llegue, todos habrán tenido la oportunidad de haber aceptado o rechazado esta verdad. Son muchas las personas que nunca han oído este mensaje especial para este tiempo. Muchos a los que no se les ha presentado jamás, bajo su verdadera luz, la obligación de observar el cuarto mandamiento. Ante esta verdad, Elena White afirma que “Aquel que lee en todos los corazones y prueba todos los móviles no dejará que nadie que desee conocer la verdad sea engañado en cuanto al resultado final de la controversia”.

El sábado como señal de fidelidad

En ese futuro que se nos anuncia, el tema del sábado será la gran piedra de toque de la lealtad. Se nos dice que llegará el día, por extraño que pueda parecer, que se impondrá la observancia del domingo como señal de sumisión. Es lo que advierte el mensaje del tercer ángel en Apocalipsis 14. Ahí se habla de la imposición de una marca que ya hemos explicado que tiene que ver con un periodo de intolerancia religiosa. Ese período se iniciará en Estados Unidos. Un período que está por llegar mostrará con claridad la diferencia entre los que son fieles a Dios y los que no lo son.

Hasta ahora, dice Elena White, se ha solido considerar a los predicadores de las verdades del mensaje del tercer ángel como meros alarmistas”. Se han declarado absurdas y sin fundamento las ideas sobre intolerancia religiosa en Estados Unidos según las cuales algún día la iglesia y el estado se unirán en ese país para imponer leyes contrarias a la ley divina.

Aunque sería más cómodo limitarse a predicar cosas agradables, cuando llegue el tiempo el Espíritu empujará a hombres fieles a “declarar diligentemente la verdad y señalar los peligros” que están por llegar a este planeta. Los pecados de Babilonia serán denunciados. Con valentía se denunciará el fatal resultado de la imposición de las observancias de la iglesia por parte de la autoridad civil.

Espiritismo, poder papal, la ley de Dios pisoteada… 

También se declarará que el espiritismo y el poder papal no son bíblicos: “Miles y miles de personas que nunca habrán oído palabras semejantes, las escucharán”. El ángel que une su voz a la proclamación del tercer mensaje, alumbrará toda la tierra con su gloria. Así se predice una obra de extensión universal y de poder extraordinario.

Se dirigirá la atención de la gente a la pisoteada ley de Dios. La gente tendrá preguntas y se nos dice que el clero hará esfuerzos casi sobrehumanos para sofocar la luz por temor de que alumbre a sus rebaños. “Al paso que el movimiento en favor de la imposición del domingo se vuelva más audaz y decidido, la ley será invocada contra los que observan los mandamientos”. La defensa de aquellos que sean acusados de no obedecer la ley hará que la luz llegue ante “millares de personas que de otro modo no sabrían nada de estas verdades”.

Elena White sigue diciendo lo siguiente: “Cuando los defensores de la verdad se nieguen a honrar el domingo, unos serán echados en la cárcel, otros serán desterrados y otros aún tratados como esclavos. Ante la razón humana todo esto parece ahora imposible; pero a medida que el espíritu refrenador de Dios se retire de los hombres y estos sean dominados por Satanás, que aborrece los principios divinos, se verán cosas muy extrañas”.

La fe será probada duramente

Por otra parte, muchos que hoy creen en este mensaje, abandonarán esta posición para simplemente dejarse arrastrar por la mayoría. Hombres de elocuencia y talento emplearán sus facultades para engañar a personas convirtiéndose en enemigos de la verdad que un día acariciaron. Serán días en los que la fe de los fieles será probada duramente. Estarán rodeados de dificultades, pero no retrocederán.

El Todopoderoso será su auxilio y sabrán que las palabras que dijeron no fueron las suyas sino de Aquel que les ordenó decirlas. Se han guiado por la Escritura y solo esperan que lo que han dicho sea examinado a la luz de esas Escrituras. Han hablado siendo movidos por la convicción del Espíritu Santo y no pueden callar: “Deben cumplir con su deber y dejar a Dios los resultados”.

Mis queridos amigos, mientras nos acercamos al final del conflicto, hemos de saber que “en sus diferentes formas, la persecución es el desarrollo de un principio que ha de subsistir mientras Satanás exista y el cristianismo conserve su poder vital”. Pero Jesús sigue intercediendo en el santuario celestial. El Espíritu sigue refrenando el mal y prepara a su pueblo para la obra maravillosa que Él protagonizará.

«Tiempos de refrigerio»

Así lo escribe Elena White: “La gran obra de evangelización no terminará con menor manifestación del poder divino que la que señaló el principio de ella. Las profecías que se cumplieron en tiempo de la efusión de la lluvia temprana, al principio del ministerio evangélico, deben volverse a cumplir en tiempo de la lluvia tardía, al fin de dicho ministerio. Esos son los “tiempos de refrigerio” en que pensaba el apóstol Pedro cuando dijo: “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; pues que vendrán los tiempos del refrigerio de la presencia del Señor, y enviará a Jesucristo” (Hch.3:19-20).

El mensaje no será llevado adelante tanto con argumentos como por medio de la convicción profunda inspirada por el Espíritu de Dios. Los argumentos ya fueron presentados. Sembrada está la semilla, y brotará y dará frutos.

Autor: Óscar López. Presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en España. 

Tags from the story