Espiritual

C.S. Día 35. ¿Pueden hablarnos nuestros muertos?

El engaño satánico a través del espiritismo será terrible. Todos aquellos cuya fe no esté firmemente cimentada en la Palabra de Dios serán confundidos y vencidos.

Tags from the story
El engaño satánico a través del espiritismo será terrible. Todos aquellos cuya fe no esté firmemente cimentada en la Palabra de Dios serán confundidos y vencidos.

Escucha este resumen del capítulo 35 de EL CONFLICTO DE LOS SIGLOS en el podcast de nuestro canal de Youtube o en Spotify. También puedes descargar este resumen en PDF: CS35

Satanás se hace pasar por personas fallecidas

La doctrina de la inmortalidad natural, tomada en un principio de la filosofía pagana e incorporada a la fe cristiana ha conseguido suplantar la verdad claramente enseñada en la Biblia: “los muertos nada saben”. Muchos son los que creen que los espíritus de los muertos son los “espíritus ministradores” de los que habla la Biblia cuando, en realidad, este versículo está hablando de los ángeles celestiales. Esta enseñanza según la cual los espíritus de los muertos se pueden comunicar con los vivos es peligrosa ya que es la base del espiritismo moderno.

Si los muertos nada saben, pero los hombres afirman que sus amigos fallecidos se les han aparecido, ¿quiénes son estos en realidad? He aquí el peligro: “Satanás puede evocar ante los hombres la apariencia de sus amigos fallecidos. La imitación es perfecta; los rasgos familiares, las palabras y el tono son reproducidos con una exactitud maravillosa. Muchas personas se consuelan con la seguridad de que sus seres queridos están gozando de las delicias del cielo; y sin sospechar ningún peligro, dan oídos a “espíritus seductores, y a enseñanzas de demonios”.

Espiritismo, el oscuro poder sobrenatural

A veces estos espíritus dan avisos y advertencias que resultan exactos. Pueden anunciar acontecimientos y darles una apariencia de verosimilitud, lo cual hace que la gente acepte ese testimonio como si se tratara de las verdades más sagradas de la Biblia. La guerra que comenzó en el cielo se intensifica bajo este disfraz aquí en la tierra. En esta era racional son muchos los que intentan explicar las manifestaciones espiritistas como fraude y, aunque es cierto que hay mucho engaño en esto, lo cierto es que hay un poder sobrenatural que actúa en este mundo con una clara y oscura intencionalidad.

Elena White advierte: “Muchos hombres serán entrampados por la creencia de que el espiritismo es tan solo una impostura humana; pero cuando sean puestos en presencia de manifestaciones cuyo carácter sobrenatural no pueda negarse, serán seducidos y obligados a aceptarlas como revelación del poder divino”. La Biblia advierte claramente que Satanás operará tarde o temprano “con todo poder, y con señales, y con maravillas mentirosas, y con todo el artificio de la injusticia” (2ªTs.2:9). Juan nos señala que la obra satánica en los tiempos finales será con “grandes prodigios, de tal modo que hace descender fuego del cielo a la tierra, a la vista de los hombres. Y engaña a los que habitan sobre la tierra, por medio de las señales que se le ha dado poder de hacer” (Apc.13:13-14). Para los que lo racionalizan todo y no creen en lo sobrenatural, el engaño será terrible.

La Biblia prohibe el espiritismo

La Biblia nos advierte de todo esto y en ella podemos leer la prohibición expresa a toda supuesta comunicación con los espíritus de los muertos. En Levítico 19:31 leemos: “No recurráis a los que evocan a los muertos ni busquéis a los adivinos para contaminaros con ellos. Yo, Jehovah, vuestro Dios”. El profeta Isaías es claro: “Y cuando os dijeren: Acudid a los espíritus y a los adivinos, que chirrían y mascullan; responded: ¿No debe un pueblo acudir más bien a su Dios? ¿Por los vivos acaso se ha de acudir a los muertos? ¡A la ley y al testimonio! si no hablaren conforme a esta palabra, son aquellos para quienes no ha amanecido” (Is.8:19-29). “Si los hombres hubiesen querido recibir la verdad tan claramente expresada en las Santas Escrituras, referente a la naturaleza del hombre y al estado de los muertos, reconocerían en las declaraciones y manifestaciones del espiritismo la operación de Satanás con poder y con prodigios mentirosos”.

Es cierto que el espiritismo está mudando actualmente sus formas, y echando un velo sobre algunos de sus rasgos más repulsivos, reviste un disfraz cristiano”. Pero sus enseñanzas y sus intenciones siguen siendo los mismos desde el mismo principio. De hecho, en su forma actual, “lejos de ser más tolerable, el espiritismo es en realidad más peligroso que anteriormente, debido a la mayor sutileza de su engaño”. “Pocas son las personas que tienen justo concepto del poder engañoso del espiritismo y del peligro que hay en caer bajo su influencia. Muchas personas juegan con él sin otro objeto que el de satisfacer su curiosidad”. Mis queridos amigos, no escuchar la advertencia conlleva un peligro que Pablo anuncia con las siguientes palabras: “Por cuanto no admitieron el amor de la verdad, para que fuesen salvos, […] Dios les envía la eficaz operación de error, a fin de que crean a la mentira” (2ªTs.2:10-11).

Satanás busca engañar y sólo los cimentados en Dios le resisten

Satanás puede hoy citar las Santas Escrituras como en tiempo de Cristo, y volverá a pervertir las enseñanzas de ellas para sostener sus engaños. Los que quieran permanecer firmes en estos tiempos de peligro deben comprender por sí mismos el testimonio de las Escrituras… Muchos tendrán que vérselas con espíritus de demonios que personificarán a parientes o amigos queridos y que proclamarán las herejías más peligrosas. Estos espíritus apelarán a nuestros más tiernos sentimientos de simpatía y harán milagros con el fin de sostener sus asertos. Debemos estar listos para resistirles con la verdad bíblica de que los muertos no saben nada y de que los que aparecen como tales son espíritus de demonios”. A pesar del claro testimonio de la Escritura, “la obcecación de los hombres de esta generación es indeciblemente sorprendente”.

Elena White concluye este capítulo con una advertencia: “Poco a poco Satanás ha preparado el camino para su obra maestra de seducción: el desarrollo del espiritismo. Hasta ahora no ha logrado realizar completamente sus designios; pero lo conseguirá en el poco tiempo que nos separa del fin… Satanás ha estado preparándose desde hace tiempo para su último esfuerzo para engaitar al mundo … Es inminente “la hora de la tentación que ha de venir en todo el mundo, para probar a los que moran en la tierra” (Apc.3:10). Todos aquellos cuya fe no esté firmemente cimentada en la Palabra de Dios serán engañados y vencidos”.

Dios protege a sus hijos

Mis queridos amigos, aunque enfrentamos un poderoso enemigo, recordad que “solo puede lograr sus fines cuando los hombres ceden voluntariamente a sus tentaciones. Los que busquen sinceramente el conocimiento de la verdad, y se esfuercen en purificar sus almas mediante la obediencia, haciendo así lo que pueden en preparación para el conflicto, encontrarán seguro refugio en el Dios de verdad. Esta es la promesa del Salvador: “Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré” (v.10). Él enviaría a todos los ángeles del cielo para proteger a su pueblo antes que permitir que una sola alma que confíe en él sea vencida por Satanás”.

Autor: Óscar López. Presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en España. 

Tags from the story