Para el sábado 9 de junio de 2018.

Un verdadero amigo

Esta lección está basada en 1ª de Timoteo 1:12-17, “Los hechos de los apóstoles”, capítulo 49.

Un verdadero amigo.

  • Pablo y Timoteo se hicieron grandes amigos.
  • Pablo, desde Macedonia, le escribió una carta a su amigo, que estaba en Éfeso.
  • Su amistad era fuerte, profunda y sagrada. Por eso, Pablo le escribió con toda confianza.
  • Escoge amigos consagrados que te ayuden (y a los que ayudar) a crecer en tu vida cristiana.

Sentimientos y experiencia que Pablo compartió con su amigo:

  • ¿Qué había sido Pablo? (1ª de Timoteo 1:13). Pon tu respuesta aquí:
    • No importa cuál haya sido tu pasado. Dios te perdona y no tiene en cuenta tu pasado.
  • ¿Cómo transformó Dios a Pablo? (1ª de Timoteo 1:12).
    • Lo fortaleció.
    • Le tuvo por fiel.
    • Lo puso en el ministerio.
    • Pídele a Dios que te transforme, como lo hizo con Pablo.
  • ¿Qué le concedió Dios a Pablo? (1ª de Timoteo 1:16). Pon tu respuesta aquí:
    • Las tres cualidades que Dios le concedió a Pablo te las ofrece a ti también. Pídeselas.
  • ¿Qué hizo Dios por Pablo? (1ª de Timoteo 1:14).
    • Fue misericordioso con él.
    • Le mostró clemencia.
    • Le puso como ejemplo.
    • Tú eres también un ejemplo para tus amigos.

Mensaje especial de Pablo para su amigo:

  • Cristo Jesús vino al mundo a salvar a los pecadores (1ª de Timoteo 1:15).
  • Al Rey eterno, inmortal, invisible, al único Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén. (1ª de Timoteo 1:17).
  • Comparte estos mensajes con todos tus amigos.
  • Jesús te ama, te da su gracia, te perdona, te muestra clemencia, murió por ti…
  • Dedica tiempo a conocer a Jesús. Él es tu mejor amigo.

Resumen: Dios desea que lo conozcamos personalmente.

Resumen, y selección de materiales, de Eunice Laveda, miembro de la Iglesia Adventista del 7º Día en Castellón. Responsable, junto con su esposo Sergio Fustero, de la web de recursos para la E.S. Fustero.es 

Foto: Cole Hutson en Unsplash

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la Revista Adventista. La Revista Adventista se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. Tampoco serán aceptados anuncios comerciales. Por favor, que tu comentario sea respetuoso y cortés con el autor y con otros lectores.