Espiritual

TMI Capítulo 9. La espera y la misión

“Solo cuando nos entregamos a Dios para que nos emplee en el servicio de la humanidad nos hacemos partícipes de su gloria y su carácter”

“Solo cuando nos entregamos a Dios para que nos emplee en el servicio de la humanidad nos hacemos partícipes de su gloria y su carácter”

Los discípulos de Cristo no pueden esperar a su Maestro mirando al cielo y contando los días para el reencuentro sin correr el riesgo de extraviarse en los recovecos de la especulación.

Todo Miembro Involucrado, es el plan divino que prepara a su iglesia para su encuentro y para el cumplimiento de la gran comisión. Es la revitalización del discipulado en cada creyente, «…id y haced discípulos…» (Mat. 28: 19).

Agradezco que puedas compartir el video en la iglesia el sábado y por WhatsApp en los grupos de tu iglesia.

Materiales para descargar: 

Cap. 9. pdf

Cap 09-La espera y la misión (ppt en pdf)

Algunos ítems importantes:

  • El pueblo adventista es fruto de la esperanza. Los pioneros esperaban a Jesús con ansiedad. Creían que el Salvador se manifestaría en sus días. Predicaban el evento de los siglos con pasión y dedicación. Pero ya han pasado casi dos siglos y Jesús no ha regresado.
  • Los discípulos esperan el regreso de su Maestro, pero no lo hacen de brazos cruzados.
  • Para el ser humano, que en la mejor de las hipótesis vive hoy cien años, la venida de Cristo está demorando demasiado. Pero ¿qué significa ese tiempo para la eternidad de Dios?
  • “El Señor no se tarda para cumplir su promesa, como algunos piensan, sino que nos tiene paciencia y no quiere que ninguno se pierda, sino que todos se vuelvan a él” (2 Pedro 3:9).
  • La mejor manera de esperarlo es siendo testigos suyos y cumpliendo la misión.
  • Mientras espera, la iglesia debe reflejar el carácter de Jesús, y mantenerse en paz, santa, intachable, irreprensible…(2 Pedro 3:14).
  • Tú y yo no podemos hacer nada para modificar la verdad, la justicia, la fe y la salvación, a no ser aceptarlas o rechazarlas. Ellas siempre estarán allá, por encima de nuestras intenciones humanas. Pero, con relación al apresto del evangelio, al estudio diario de la Biblia y a la oración, nuestra participación es indispensable. Somos nosotros los que tenemos que orar y estudiar la Biblia todos los días. Dios no va a hacer eso en nuestro lugar.
  • Solo cuando nos entregamos a Dios para que nos emplee en el servicio de la humanidad nos hacemos partícipes de su gloria y su carácter” (ATO 171).

Ideas prácticas

Todo miembro, involucrado significa imitar a Jesús. Estas son algunas ideas para involucrarse personalmente:

  • Predica en una serie de evangelización en tu vecindario o en el extranjero.
  • Invita a alguien a aceptar a Jesús como su Salvador personal.
  • Comparte tu ropa con los necesitados.

Para saber más sobre TMI, Escuela Sabática Viva, Intercesores, Proyecto Jabes, Expobiblia, Revitalización del Discipulado, escribe a: [email protected]

Gabriel Díaz, departamental de Ministerio Personal, Escuela Sabática, Evangelización y Misión Global de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en España