Espiritual

TMI Capítulo 6. El valor de una iglesia receptiva

Acepta a las personas como son, y no como quieres que sean. Un discipulado desprovisto de amor no es discipulado. Sonríe con amabilidad, ofréceles tu ayuda.

Tags from the story
Acepta a las personas como son, y no como quieres que sean. Un discipulado desprovisto de amor no es discipulado. Sonríe con amabilidad, ofréceles tu ayuda.

El esfuerzo personal de los miembros para conducir personas a Jesús, y transformarlas en nuevos discípulos, fracasará si la iglesia no es una iglesia receptiva, cautivante y atractiva. Ese trabajo empieza en la puerta. Las recepcionistas deben ser las personas más simpáticas de la iglesia, vestidas de manera alegre pero recatada. Ellas son el rostro de la iglesia.

Todo Miembro Involucrado, es el plan divino que prepara a su iglesia para su encuentro y para el cumplimiento de la gran comisión. Es la revitalización del discipulado en cada creyente, «…id y haced discípulos…» (Mat. 28: 19).

Agradezco que puedas compartir el video en la iglesia el sábado y por WhatsApp en los grupos de tu iglesia.

Materiales para descargar: 

Cap 06 TMI- El valor de una agencia receptiva (ppt en pdf)

Cap. 6.pdf

Algunos items importantes:

  • En la casa de Dios deben destacarse la limpieza, la sencillez y la austeridad. No es necesario el lujo, pero tampoco nadie debería percibir descuido y negligencia. Asientos confortables, luces que funcionan, una decoración de buen gusto y un equipo de sonido que permita oír con claridad son detalles importantes que las personas notan en el momento en que entran. Hay iglesias que se preocupan por todo menos por el sonido. Se olvidan de que las personas van a la iglesia a oír la Palabra de Dios, y si no oyen bien no volverán.
  • Cada miembro debe aprender a saludar a las personas aun sin conocerlas. Basta ver a una persona desconocida para sonreírle con amabilidad, o acercarse para ofrecerle ayuda.
  • Las personas deben salir de la iglesia impactadas por la cortesía y la amabilidad de la iglesia, de modo que se sientan animadas a regresar. Y la iglesia somos cada uno de nosotros. Es nuestra responsabilidad personal.
  • Acepta a las personas como son y no como quisieras que sean. Ámalas y muéstrales ese amor.
  • El amor es la base de la experiencia cristiana. Un discipulado desprovisto de amor no es discipulado.
  • Las personas que vienen por primera vez son parte de la familia; no las hagas sentirse ajenas. Llámalas “hermanas” o “hermanos”, sin temor. Diles que son parte de la familia, y que hace mucho tiempo que las estábamos esperando. NO son “visitas”. Dios es su padre, y la iglesia es también su casa.
  • La iglesia es la iglesia de Dios si es una iglesia amorosa, misericordiosa, dispuesta a curar las heridas de las personas.

Ideas prácticas

  • Acepta a las personas como son y no como te gustaría que sean.
  • Comparte tu testimonio con tus amigos. Diles cómo encontraste a Jesús y lo que çel significa para tu vida.
  • Convierte tu don en un ministerio.
  • Ora por cinco personas.

Para saber más sobre TMI, Escuela Sabática Viva, Intercesores, Proyecto Jabes, Expobiblia, Revitalización del Discipulado, escribe a: [email protected]

Gabriel Díaz, departamental de Ministerio Personal, Escuela Sabática, Evangelización y Misión Global de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en España

 

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la Revista Adventista. La Revista Adventista se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. Tampoco serán aceptados anuncios comerciales. Por favor, que tu comentario sea respetuoso y cortés con el autor y con otros lectores.

Tags from the story