Espiritual

Ted N.C. Wilson en ocasión visita España

De izquierda a derecha: Delbert Baker, vicepresidente de la Asociación General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, Jesús Calvo,…

Ted NC Wilson, cortando la cinta en la inauguración de la nueva sede de la UAE. Foto: HopeMedia.

De izquierda a derecha: Delbert Baker, vicepresidente de la Asociación General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, Jesús Calvo, presidente de la Unión Adventista Española, Ted NC Wilson, presidente mundial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y Bruno Vertallier, presidente de la Región Inter Europea de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, en la ceremonia del corte de la cinta durante la inauguración de la nueva sede de la UAE. Foto: HopeMedia.

Predicación en c/Rusia 11, Madrid el 5 de noviembre de 2014.

Estoy aquí en ocasión de la dedicación de la nueva sede de la Unión Adventista Española. Aunque hay un gran desafío económico en este país, la oportunidad de encontrar un edificio tan estupendo a un coste tan reducido para el futuro uso de la Iglesia de Dios, era algo que sencillamente la iglesia necesitaba hacer. Creo que estas instalaciones serán un gran centro de influencia para Dios.

También estamos participando en un seminario sobre publicaciones y nuevas tecnologías, patrocinado por la División Inter-Europea y la editorial Safeliz. Por eso tenemos a tantos visitantes internacionales entre nosotros. También estamos re-dedicando la maravillosa editorial Safeliz.

Otra razón por la que estoy aquí es para encontrarme con vosotros en nombre de la Iglesia mundial Adventista del Séptimo Día. Os traigo saludos de más de 18 millones de hermanos y hermanas. De hecho, hace poco que Nancy y yo estuvimos hace poco en India. Antes de marchar de allí pregunté a los presentes: ¿cuántos de ustedes quieren enviar saludos a los hermanos y hermanas en Sofía y Madrid?

Hace pocos días estuve en Sofía, Bulgaria. Pasamos un tiempo estupendo con nuestros hermanos y hermanas en sábado. Una tremenda reunión de casi 2.000 personas. Al final de ese encuentro, mientras celebrábamos el consejo de fin de año de la División Inter-Europea, el sábado por la tarde pregunté a los presentes: ¿cuántos de los presentes quisiera enviar saludos a vuestros hermanos y hermanas en Madrid? Cientos y cientos de manos se levantaron. Así que os traigo saludos directos desde India y Sofía para Madrid. Quiero que os sintáis parte de nuestra familia mundial.

El viernes saldré a la República Checa, con mi esposa Nancy. Estaremos celebrando el 100 aniversario de la Obra de Dios en las Asociaciones de Moravia y Silesia. Me pregunto ¿cuántos de ustedes quieren enviar saludos a los hermanos y hermanas de la República Checa? [Se levantaron todas las manos de la audiencia presente] Maravilloso.

Es muy especial ser parte de la familia mundial de Dios. Ha sido un gran privilegio poder reunirme con vosotros en esta hermosa iglesia esta noche. Y si estoy en lo cierto, esta es la iglesia de dos iglesias. Ambas son grandes congregaciones y estoy impresionado por las instalaciones y por el colegio que está al lado.

Quiero agradecer también aquí en España vuestra fidelidad a Dios y su Palabra. Gracias por defender la verdad en medio del secularismo y materialismo de Europa. Dios os está usando de forma única y especial, porque nos estamos dirigiendo hacia el mismísimo fin del tiempo. Durante los últimos cuatro años, Nancy y yo hemos estado viajando por todo el mundo casi incesantemente. Estamos tan emocionados de ver la dedicación del pueblo de Dios por todo el mundo. Gente que mira hacia adelante, al inminente regreso de Cristo. La gran esperanza del movimiento adventista. ¡Jesús viene pronto! ¡Qué gran privilegio ser parte de un pueblo que espera el advenimiento! Dios está haciendo algo inusual con su iglesia mundial. La gente se está despertando en el hecho de que deben estudiar la Biblia de forma diaria y que es importante tener una vida de oración con Dios. No me importa dónde estás en este mundo, damos la bienvenida a aquellos que se unen a nosotros a través de Internet esta noche.

En todo el mundo Dios está preparando un pueblo para un evento final, un conflicto final y una experiencia final y emocionante. Sabemos que el fin del tiempo está sobre nosotros. ¡Qué gran momento para presentar el amor de Dios y su justicia! ¡Qué momento para ser reavivados por el Señor! ¡Qué momento para ser reformados y cambiados por el Espíritu Santo! ¡Qué feliz experiencia entender que Dios tiene un plan especial para su pueblo, para esta iglesia, para las muchas iglesias a las que asistís! Sé que hay aquí presentes muchas personas de diferentes iglesias del área de Madrid.

Si sólo puedo hacer una impresión sobre vosotros esta noche, dejadme que os pida que entendáis que Dios está intentando hacer algo especial con su pueblo, y eso se refiere a ti y a mi. Dios nos está preparando a todos nosotros para el derramamiento de la lluvia tardía del Espíritu Santo. Es tiempo de humillarnos delante de Dios. Cuando busquemos su rostro, cuando oremos y nos apartemos de nuestros viejos caminos y permitamos que Dios trabaje de forma poderosa, un tiempo en el que busquemos un reavivamiento de la iglesia de Dios. Que no sea solo un eslogan que viene de la Asociación General o la División, sino una genuina respuesta al amor de Dios por nosotros. De este modo participaremos en la misión de compartir esta verdad con los demás.

Os pido que oréis como nunca lo hayáis hecho antes, que pidáis que el Señor prepare nuestros corazones para la lluvia tardía del Espíritu Santo, que entendáis quiénes somos como Adventistas del Séptimo Día, cuál es nuestra identidad. No somos otra denominación más, no somos otra buena iglesia entre muchas, sino un pueblo profético, parte de un movimiento profético, con un mensaje profético, parte de una misión profética.

Creo firmemente que estamos viviendo en los últimos días viendo al mundo desintegrándose a nuestro alrededor. A nuestro alrededor vemos inestabilidad económica, vemos desórdenes políticos. Acaban de celebrarse elecciones en Estados Unidos. La gente está infeliz y amargada, y lo han expresado con su voto. Dejadme que os diga que no hay ningún partido político, ningún político puede solucionar el problema de hoy en día, porque estamos llegando al final del tiempo.

Mateo 24 nos ha indicado el tiempo en el que vivimos. Hermanos y hermanas, a todas partes donde miréis veréis desastres, cosas ocurriendo más allá de nuestro control. Por este motivo se nos dijo: “Cuando veáis estas señales sabed que la venida del Señor está cerca”. Mientras confiamos en la Santa Palabra de Dios, tomando esta Palabra para que sea nuestro fundamento, volveremos a ser conocidos como el “pueblo del Libro”. Que los que vivís aquí en España, en Madrid, gran ciudad capitalina, podáis ser gente identificada como aquellos que conocen la Palabra de Dios.

Aceptad esta preciosa Palabra que se interpreta a sí misma a través del Espíritu Santo. No aceptéis métodos que os coloquen a vosotros como interpretadores de la Escritura, más bien dejad que la Biblia se interprete a sí misma. Al evangelizar a otros aquí en esta comunidad, cuando participéis en la misión en las ciudades, tenéis grandes ciudades en España, quiero que os deis cuenta de que el verdadero poder vendrá en vuestra devoción personal en aceptación del poder del Espíritu Santo en vuestra vida. Permitiréis que la Escritura os muestre lo que Dios tiene preparado para vosotros en estos últimos tiempos.

El increíble poder del mensaje de los tres ángeles, mensajes que se encuentran en Apocalipsis 14, confiados al pueblo de Dios. No son mensajes de temor y desesperación, sino mensajes de amor, esperanza y justicia, mensajes increíbles que Dios nos ha entregado. En el libro Testimonios para la Iglesia, Vol. 9 pág. 19 (en inglés), dice en un sentido especial que los Adventistas del Séptimo Día han sido puestos en el mundo como vigías y portadores de luz. Se les ha dado una obra de suma importancia. La proclamación de los mensajes del primer, segundo y tercer ángel. No hay otra obra que tenga mayor importancia. No deberían permitir que nada más absorba su atención.

Hay muchas cosas que absorben nuestra atención hoy en día. El mero hecho de vivir en un tiempo de dificultad económica, los deportes, el entretenimiento, toda clase de autocomplacencia, los medios de comunicación captan la atención de muchos de nosotros. El diablo usará cualquier cosa para apartar vuestra atención del punto importante.

El mensaje de los tres ángeles, presentando a Dios de la forma más poderosa y amorosa, devolviendo la atención de la gente hacia la verdadera adoración a Dios. La música tiene el poder de elevarnos al cielo. El diablo puede usar la música para desviar la atención hacia el yo y apartarla de Dios. Dios os ha pedido mantener la atención sobre sus preciosos mensajes.

Sólo una vez en la Biblia, que recuerde, se habla de indigestión. El apóstol Juan vio a Jesús de pie en una visión, tenía un pie sobre la arena y otro sobre el mar, y tenía en su mano un libro dorado. Se le dijo a Juan que tomase este libro y que lo comiese. En Apocalipsis 10:8-10 registra lo que ocurrió, que en la boca de Juan sería dulce, pero que le daría una indigestión al tragarlo. Ocurrió como se había predicho. Entonces, en el versículo 11, Dios dice, “tienes que profetizar a mucha gente, pueblos, naciones, lenguas y reyes otra vez”. En la profecía de Apocalipsis 10, Juan representa al pueblo de Dios, que experimenta el gran chasco de 1844, ese libro abierto en las manos de Dios representa el libro de Daniel, que contiene la profecía de los 2.300 días sobre la purificación del Santuario y el juicio investigador.

Justo cuando creyeron que Jesús estaba a punto de regresar en 1844, fue dulce en sus bocas. ¿Es tu experiencia con Jesús dulce en la boca, o se ha vuelto algo cotidiano? ¿Es tu amor por Dios tan real que trae gozo y emoción a tu vida o es una cosa más? Fue dulce para aquellos en 1844, pero Jesús no regresó. De algún modo obviaron el texto que dice que nadie conoce el día o la hora de la venida de Jesús. Pero cuando experimentaron el chasco, tuvieron amargura en el estómago. Daniel 8:14 nos describe cómo Jesús, como Sumo Sacerdote, entró en el lugar santísimo, ministrando por nosotros desde entonces hasta ahora.

Qué maravillosa y bendita experiencia tener a Jesús como nuestro Sumo Sacerdote. Espero que los pastores, ancianos y aquellos que enseñan en las iglesias aquí en Madrid y en la Unión Española hablen sobre y expliquen los servicios del santuario, sobre el maravilloso plan de salvación, sobre cómo Jesús ha provisto todos los medios para nuestra salvación. Los servicios del santuario explican la justicia de Cristo, de modo que nadie nunca más pueda acusar a los adventistas de ser legalistas. Cada una de nuestras 28 creencias fundamentales tienen a Jesús en su mismo centro, ese precioso mensaje que Dios nos ha encomendado, un mensaje de esperanza para el futuro, de amor y cuidado por su pueblo. El mismo centro del mensaje de los tres ángeles es Cristo y su justicia.

Ya conocéis estos mensajes, no tenemos tiempo ahora de profundizar en cada uno de ellos. Pero quiero que sintáis una carga esta noche cuando regreséis a casa, que pertenecéis a una iglesia con un mensaje especial, una oportunidad única de contarle al mundo acerca de Jesús y su pronto regreso. Un mensaje único que dirija la atención de la gente hacia la forma sencilla y única de adoración verdadera. No a través de una aproximación legalista, amarga a las Escrituras, sino con el amor de Jesucristo.

Ese precioso primer ángel en Apocalipsis 14, ese ángel con el evangelio eterno para ser predicado diciendo: “Temed a Dios y dadle gloria, porque la hora del juicio ha llegado”. Él es el que hizo los cielos y la tierra, ¡qué precioso mensaje proclamando la justicia justificadora y santificadora de Jesús, proclamando que Cristo, el Padre y el Hijo son los Creadores de esta tierra. El diablo quiere introducir ideas de evolución, incluso de la evolución deísta, cualquier cosa que confunda la sencilla lectura de la Palabra de Dios.

Un pensamiento precioso para entender, Dios nos creó a través de su Palabra a su imagen. Qué maravillosa herencia tenemos. Hijos e hijas de Dios, no evolucionados a través de millones de años sino creados a su imagen. Por este motivo el sábado es tan importante. Por ese motivo el diablo hace todo lo que puede para neutralizar el efecto del séptimo día sábado. No guardamos el sábado por un enfoque legalista hacia Dios, sino que guardamos el séptimo día sábado para recordar a nuestro creador quien nos pidió que le adorásemos en ese día. Qué bonita experiencia comprender que Dios nos ha creado y que debemos colaborar en la proclamación de la predicación del evangelio eterno.

Fue un privilegio el pasado mes de julio de este año estar en la cima del monte Sinaí cuando salía el sol. Ascendimos a la cima en la oscuridad para poder arriba en el amanecer. Estábamos haciendo una grabación especial en vídeo y la mejor luz sería justo al amanecer. Qué emocionante mirar hacia abajo a ese valle rodeando el área del Sinaí. En algún lugar de esos montes Dios le entregó a Moisés los diez mandamientos, para ayudar no solo a los israelitas sino a nosotros también a recordar el día del sábado, a recordar quién fue nuestro Creador, quién es nuestro Salvador y Rey que está por venir. Este es el mensaje del primer ángel, para entender quién es Dios y que su justicia es suficiente para todos nosotros.

El segundo ángel en Apocalipsis 14:8 nos dice que Babilonia ha caído, hay confusión en la comprensión de la verdad de la santa palabra de Dios. Esto representa todos aquellos que crean una falsa comprensión de la verdadera adoración. Este segundo mensaje, y de hecho los tres mensajes, se basan en el fundamento que hay en Apocalipsis 13, que Babilonia ha caído se recoge de nuevo en Apocalipsis 18. Babilonia está constituida por las iglesias que enseñan muchos de los errores teológicos que han heredado desde la Edad Media.

Ese poderoso mensaje del tercer ángel “si alguno adora a la bestia o su imagen o recibe su marca en la frente o en la mano, beberá del vino de la ira de Dios”. Nadie debería adorar a la bestia o su imagen, que representa a aquellos que han contaminado el día de adoración de Dios. Sabemos que en el tiempo del fin las iglesias animarán al Estado a controlar la mente de las personas.

Me siento tan agradecido por la libertad religiosa que el gobierno de España permite. Deberíamos alabar a Dios y pedir que los líderes de todo el mundo puedan entender que la base de los verdaderos Derechos Humanos es la comprensión de la libertad de conciencia. Pero según la profecía bíblica, y según ese maravilloso libro El Conflicto de los Siglos, está llegando el tiempo en el que la libertad religiosa alrededor del mundo será reducida. Aquellos que no adoran a Dios estarán en un lado, y aquellos que permanezcan firmemente en defensa de Dios y su preciosa verdad sin importarle lo que tengan que enfrentar, con el Espíritu Santo morando en ellos, darán grandes testimonios a favor de Jesús, adorando en el santo séptimo día sábado, como señal especial de nuestro amor y gran admiración por Dios mismo.

Dios te está llamando a dar ese testimonio. Es el futuro emocionante al que tú y yo nos dirigimos. Sólo confiando en Cristo y su justicia solamente, seremos capaces de proclamar los mensajes con amor y con un celo ardiente. Con el poder del Espíritu Santo podemos cumplir cualquier cosa. Dios te está preparando para algo inusual, el derramamiento de la lluvia tardía del Espíritu Santo.

Hagamos que la segunda venida de Cristo sea proclamada desde este púlpito, desde cada púlpito en la Unión Española, desde HopeMedia aquí en España, desde los labios de cada uno de vosotros. Las felices y emocionantes buenas nuevas de que Dios está preparando algo inusual para aquellos que verdaderamente le aman y obedecen. Dios está preparando a su pueblo para los últimos días.

En vez de mirarlo como algo a lo que temer e incertidumbre, mirémoslo como una oportunidad para permitir que el poder de Dios pueda trabajar a través de nosotros, de usar la literatura que produce Safeliz para compartirla con otra persona, de participar en sencillos programas de salud y actividades para compartir con otros la verdad moral y natural.

Ya seas un joven o una persona mayor, Dios tiene un trabajo para que realices. En este gran escenario mientras nos acercamos al tiempo del fin, por todo el mundo Dios está tocando los corazones de los adventistas del séptimo día, llamándolos a una obra especial, a dar un testimonio único, lleno de amor por Dios y hacia los demás, para ayudar a las personas a volverse hacia la Palabra de Dios, a una vida de oración, de servicio a los que nos rodean, a seguir el ministerio de Cristo de forma práctica, sanando a las personas física, mental, social y espiritualmente, siguiendo el método de Cristo solamente. Alcanzando a millones de personas en Madrid y otras grandes ciudades. Dios está cambiando los corazones de las personas en todo el mundo, está llamando a la gente al trono del cielo, les está llamando para que entiendan verdaderamente quiénes son. Está cambiando la vida de las personas de forma dramática.

No hace mucho, Nancy y yo estábamos viajando hacia el país de las Islas Seychelles, en el Océano Índico, no muy lejos de la costa de Kenia y Tanzania. Una de las islas país más bonitas que jamás podréis ver. Su principal fuente de ingresos es el turismo y es un lugar hermoso. También hay preciosos adventistas del séptimo día allí, no hay muchos, unos 500. fue un enorme privilegio reunirnos con esas personas, para adorar con ellos y animarles, hacerles ver que no están en un pequeño rincón del mundo sino que son parte de la gran familia mundial de Dios.

Mientras estuvimos allí conocimos una historia maravillosa. Una mujer llamada señora Boniface, conoció la preciosa verdad de los adventistas del séptimo día. Contactó con un pastor adventista y le dijo: Pastor, he oído acerca de esta verdad y quiero estudiar la Biblia más. El pastor hizo los arreglos necesarios para iniciar los estudios bíblicos, llegó al hogar y en la sala de estar abrieron la Palabra de Dios y comenzaron a estudiar las preciosas verdades que ustedes y yo amamos tanto.

El señor Boniface no estaba en la sala de estar, pero obviamente estaba en la casa escuchando aunque no salía al salón. Estaba en contra de lo que su esposa estaba haciendo. Era un bebedor, le encantaba el alcohol, y era un satanista. El espiritualismo y el satanismo están en alza de forma dramática por todo el mundo. Nunca os involucréis con el espiritismo, manteneos alejados, manteneos cerca de la Palabra de Dios y en comunión con Él. Satanás busca toda vía posible para controlar la mente.

La señora Boniface estaba allí, estudiando la verdad. Tras unas cuantas semanas le dijo al pastor: “Pastor, amo la Biblia, amo esta verdad, acepto todo y amo a Jesús. Quiero ser bautizada. ¿Puede hacer los arreglos para ello?” El pastor estaba muy emocionado y feliz de hacer los arreglos para ello.

Llegó el día del bautismo, estaban en el agua, en un lugar precioso, se preveía que sería un estupendo bautismo en las Seychelles. Entonces apareció el señor Boniface. Estaba enfadado, maldiciendo, gritando a toda voz, reclamando que su esposa no se bautizase. Dios a veces usa métodos inusuales para llamar nuestra atención, de modo que la gente se llegue a dar cuenta de que están enfrentando la eternidad y entiendan que algo fuera de lo normal está a punto de suceder. El Espíritu Santo hablará al corazón de alguien que se ha resistido durante muchos años. No os rindáis con nadie por el que hayáis estado luchando durante años. Continuad orando por la salvación de un hijo o hija, o hermano o hermana o progenitor, porque Dios puede hacer cosas sobrenaturales. De eso se trata la conversión.

El pastor no sabía qué hacer, el señor Boniface estaba allí gritando, estropeando la ceremonia bautismal. Entonces ocurrió algo fuera de lo común, de algún modo el Espíritu Santo habló al corazón del señor Boniface. Saltó al agua al lado de su esposa. Fue algo impactante para el pastor y para la esposa. Entonces el señor Boniface dijo algo que sorprendió aún más al pastor. Miró al pastor y le dijo: “Ahora tú me vas a bautizar también”.

¿Qué se supone que tenía que hacer el pastor? Estando en el agua no tuvo tiempo de llamar al presidente de la Unión y preguntarle: “pastor, ¿qué hago?” Pero tenía una línea directa con el cielo. La misma línea directa que todos tenemos. Cuando le pides ayuda a Dios, te la dará. Así que le preguntó a Dios: “¿qué debo hacer?” Normalmente necesitas estudiar durante un tiempo y mostrar a la iglesia que crees en la preciosa Palabra de Dios antes de que seas bautizado, que crees y practicas lo que crees, pero a veces ocurren cosas inusuales que cambian la situación. Dios dio al pastor una respuesta. El pastor bautizó con calma a la señora Boniface, y después bautizó al señor Boniface.

Cuando el señor Boniface salió del agua, nunca más maldijo, ni bebió alcohol, completamente dejó su relación con Satanás y hoy es el primer anciano de la iglesia principal de las Seychelles. El señor Boniface estuvo escuchando toda la verdad completa, pero se había estado resistiendo. Nunca os rindáis con nadie. Sed un testimonio a través de la palabra y los hechos para todos los que os rodean. La gente os está viendo y escuchando. Oyen la voz de Jesús hablando a través de ti, llevándoles hacia la preciosa Palabra de Dios. Dios está trabajando para cambiar las vidas de las personas. Quiere usar el mensaje de los tres ángeles con gran poder. Quiere usarte con gran poder, y poner su Espíritu Santo sobre ti.

Mientras estudias diariamente y oras, Dios te usará de forma poderosa. Lo hará porque está pronto a regresar, uno de estos días en un futuro cercano, no sé cuándo. Nadie debería poner una fecha para el retorno de Jesús, pero sé que está cercano. Miraremos al cielo por el oriente, y veremos una pequeña nube que se acerca, del tamaño de la mitad de la mano de un hombre, creciendo más y más, brillando más y más. Pronto el cielo entero se llenará con millones de ángeles, el arco iris estará sobre esa nube, y relámpagos por debajo. El evento más extravagante y fascinante que podréis ver en vuestra vida entera. Y cuando miréis a esa nube, en medio veréis a Jesús, y diréis: “Este es Aquél que hemos estado esperando”. Jesús mirará hacia abajo y os dirá: “Bien hecho buen siervo y fiel de Madrid, de esta Unión Española, o de donde quiera que estés viendo, entra en el gozo de tu Señor”.

Seremos ascendidos al cielo siguiendo a aquellos que murieron en Jesús y que han sido resucitados y estaremos con Jesús para siempre. ¡Qué día será ese! ¡Qué motivo para ser Adventista del Séptimo Día! ¡Qué motivo para compartir el mensaje de los tres ángeles! ¡Qué motivo para contar a otros acerca de Jesús! ¿Deseáis esta noche, por la gracia de Cristo, ser parte de ese grupo que espera la segunda venida de Jesús? ¿Deseáis uniros para testimoniar a los demás acerca de Jesús? ¿Estáis dispuestos a uniros a vuestros hermanos y hermanas de todo el mundo en este movimiento adventista? ¿Estáis dispuestos a testimoniar por el Señor esta noche y decir “Señor sálvame y a aquellos que comparten este mensaje”? Si esos son vuestros deseos esta noche, vuestra esperanza y vuestra maravillosa respuesta a Jesús, por favor, ponte en pie. Ora con la persona que tienes al lado para sellar este compromiso con el Señor y ser parte de este movimiento adventista y pídele al Señor que te ayude a compartir estas buenas noticias con alguien más. La misión en la Unión Española crecerá exponencialmente y pronto habrá tantos nuevos creyentes que no sabréis dónde ponerlos, con el poder del Espíritu Santo.

(Oración de despedida)

Querido Padre, inclinamos nuestros rostros humildemente ante ti, Señor del universo, y aún así, estás interesado en los más íntimos y pequeños detalles de nuestra vida. Gracias por confiarnos el precioso mensaje para proclamarlo al mundo. Ayúdanos a hacer que el mensaje de los tres ángeles vibrantes y llenos de Cristo. Ayúdanos a conocerte de forma diaria. Señor, envía la lluvia tardía de tu Santo Espíritu sobre nosotros. Reavívanos y refórmanos. Haz de nosotros un gran testimonio para ti, y que todos juntos podamos esperar tu pronta venida. Bendice a cada uno aquí esta noche. Gracias por escucharnos, en el nombre de nuestro Creador y Redentor, nuestro Rey que viene y mejor amigo Jesucristo. Amén.

———-

Escuche la predicación en inglés y traducida al español por el pastor Daniel Bosqued, director JAE de la UAE.