Skip to main content

Algún día…

Con Jesucristo me iría
En el cielo moraré,
Confío en que allí estaré
Pues lo ansía el alma mía.

Con Jesucristo me iría
Luciré corona de oro,
Por eso a Dios yo le imploro
Del cielo me dé su guía.

 Con Jesucristo me iría
En el mundo renovado,
Viviré ya sin pecado
Pletórico de alegría.

Con Jesucristo me iría
Seré por siempre feliz,
Aprendiendo del Rabí
Y su gran sabiduría.

Con Jesucristo me iría
Gozaré vida eternal,
Cuando se termine el mal
Y sólo exista alegría.

Con Jesucristo me iría
Del dolor yo escaparé,
Porque con Cristo estaré
De noche como de día.

Con Jesucristo me iría
Este mundo dejaré,
Y por siempre viviré
Junto al que mi vida guía.

Con Jesucristo me iría
Viviré en mansión real,
Donde no existirá el mal
Y todo será armonía.

Con Jesucristo me iría
Luciré inmortal corona,
Que Dios da a cada persona
Que realmente la ansía.

Con Jesucristo me iría
Cuando todo llegue al fin,
Tendré un celestial festín
Con quien salvó el alma mía.

Algún día

“Algún día” suena demasiado lejos, pero no es verdad, porque nuestro Señor Jesucristo viene ya. De hecho, más de dos mil años atrás, la Biblia declaró que Satanás sabía que le quedaba poco tiempo (Apocalipsis 12:12. Algún día se habrá predicado el último sermón. Algun día se habrá tomado la última ofrenda para acelerar la obra del Señor. Un día tú irás a la iglesia por última vez.

Muy pronto veremos a Cristo viniendo en las nubes por su iglesia (Apocalipsis 1:7; Juan 14:1-3). Algún día nos iremos con el Señor para siempre (1 Tesalonicenses 4:17). Sí, amigo mío, ese día está mucho más cerca de lo que tú te imaginas. Por eso el Señor te dice: Si hoy oyeres mi voz, no endurezcas tu corazón (Hebreos 4:7). Amén.

Autor: Arcadio Vega, poeta adventista y escritor aficionado, com más de 100 poemas cristianos. Anciano y miembro fundador de la Iglesia Adventista Hispana de Orlando, Florida USA.
Imagen: Photo by Nghia Le on Unsplash 

2 comentarios