Skip to main content

Este mes, en nuestras recetas saludables, te proponemos una pizza diferente. Una pizza con base de remolacha. Este tubérculo con numerosas propiedades que a la mayoría de nosotros nos cuesta un poco incorporar en nuestra alimentación.

Propiedades de la remolacha

Hay tres tipos de remolacha: azucarera o blanca, para la fabricación de azúcar; «forrajera» para alimentar al ganado; y la tradicional remolacha roja, la más interesante a nivel nutricional y la que usaremos en esta receta.

La remolacha es una de las hortalizas más dulces y llenas de energía que existen. Es una valiosa fuente de una gran variedad de nutrientes entre los cuales destacan los carbohidratos, la fibra, los minerales (potasio, calcio, hierro, fósforo y sodio) y las vitaminas (provitamina A, niacina y vitamina C).

Por su riqueza en flavoniodes, es un alimento que siempre se ha vinculado con la prevención en la aparición de tumores. Además, las remolachas son tremendamente ricas en hierro y en vitamina C, por lo que son perfectas contra la anemia.

Además, este tubértulo es muy digestivo y posee efecto prebiótico lo que ayuda a mejorar la flora intestinal, por lo que estamos también ante un alimento muy digestivo recomendado incluso en casos de enfermedad intestinal.

Como ves, es un alimento interesante, para toda la familia. Vamos ya con nuestra receta de hoy 😉

Pizza de remolacha y espinacas

Ingredientes: 

  • Masa para pizza (puede ser comprada o puedes hacerla. AQUÍ tienes una interesante, y saludable, receta de masa de avena para pizza… por si te animas 😉 Lo casero siempre es mejor)
  • 1 remolacha cocida (puedes comprarla cocida, o pelarla y cocinarla durante 45 minutos en un cazo con agua)
  • 1/2 taza de almendra molida, tostada (podemos comprarla tostada, o… ya sabes… tostarla en una sartén, sin aceite ni nada)
  • 1-2 ajos (según si te gusta más o menos ese sabor fuerte)
  • 1 puñado grande de espinacas baby en hojas
  • Queso de tu elección, queso vegano o este queso vegano de anacardos básico. Nosotros hemos optado por rulo de cabra desmigado.
  • Sal
  • AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra)

Elaboración: 

  • Elaboramos la base de remolacha mezclando en un procesador de alimentos, o una batidora, la remolacha cocida, con la almendra molida, dos cucharadas de AOVE, pizca de sal y el ajo. Añadimos un poco de agua, si es necesario. La idea es que nos quede como un paté denso (también se puede usar como tal).
  • Colocamos el «paté de remolacha» sobre la base de pizza, extendiendo bien, tal como haríamos con el tomate en la pizza tradicional.
  • Añadimos las hojas de espinaca picaditas, y el queso desmenuzado por encima.
  • Ponemos en el horno, 15min a 180º o hasta que los bordes de la masa estén dorados.
  • Decoramos con algunas hojas, las mas tiernas, de espinacas, en crudo, y algo más de queso desmenuzado.

Si tienes dudas, comentarios, o deseas compartir tus recetas, escríbenos a [email protected]

Autora: Esther Azón Fernández. Técnica en nutrición y dietética (formación homologada por el SERVEF). Experta en cocina vegetariana. Lic. Teología y comunicadora. Co-editora de la Revista Adventista y QueCurso.es, y redactora y editora de contenidos web en HopeMedia. 

Si quieres conocer más propiedades de los alimentos, y disfrutar de otras recetas saludables, apúntate al curso gratuito de Cocina Sana en QueCurso.es (puedes invitar también a tus amigos y amigas)

Cuéntanos qué te ha parecido esta receta y/o ENVÍANOS TU RECETA ovo-lacto-vegetariana o vegana con, al menos, una buena foto horizontal, a [email protected]