Salud

Pasta con pesto casero

Pasta con pesto casero La pasta, cuanto más ecológica mejor. Y si puede ser de espelta aún mas saludable. También…

Pasta con pesto casero

La pasta, cuanto más ecológica mejor. Y si puede ser de espelta aún mas saludable. También podemos hacer nuestra propia pasta en casa. El pesto es una salsa italiana muy conocida y muy fácil de hacer: aceite, sal, albahaca fresca, ajos y piñones. La albahaca es, principalmente, una planta digestiva con excelentes propiedades antiespasmódicas que le confieren el poder de aliviar el dolor de estómago, entre otras cosas. También calma los nervios, mejora la hipertensión y ayuda a las madres lactantes a producir mas leche. Hay que tener cuidado y consumir solamente la albahaca que sabemos que es comestible, porque hay especies tóxicas. El ajo tiene excelentes propiedades antibióticas, y también baja la presión sanguínea, entre otras muchas propiedades. Los piñones, por su parte, contienen muchas proteínas, gasas saludables como Omega 3, vitaminas, minerales, etc.

Sabemos que las proteínas vegetales son de menor calidad que las animales, por la falta de aminoácidos de algunas proteínas vegetales. Sin embargo, una combinación adecuada entre los diferentes grupos de alimentos vegetales puede suplir, sin problema, estas carencias.

Combinaciones de comidas con Alta Proteína Vegetal

No es necesario que la combinación se realice en la misma comida sino que pueden tomarse las distintas fuentes durante el día

Ingredientes para 4 personas

  • 400gr de pasta de nuestra elección
  • 2 tazas y media llenas de albahaca
  • 2 dientes de ajo grandes
  • Un poco más de ¼ de taza de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra)
  • Dos puñados de piñones
  • Una pizca de sal
  • Agua para cocer la pasta

Elaboración

Cocemos la pasta con sal. Escurrimos y añadimos un chorro de AOVE para que no se pegue,  y elaboramos el pesto mezclando todos los ingredientes en el vaso de una batidora de mano (guardamos unos pocos piñones, y unas hojitas de albahaca para decorar). Batimos bien y reservamos.

Servimos la pasta con el pesto por encima. Decoramos con unos piñones y unas hojitas de albahaca.

NOTA 1: En la receta tradicional se usan dos tipos de queso: parmesano y pecorino (de oveja), mezclados. Hay quienes usan solamente parmesano. Pero si queremos hacer la receta vegana, tal como os propongo, veréis que también está deliciosa así.

NOTA 2: Los piñones pueden sustituirse por almendras, anacardos o nueces, sin problema.

NOTA 3: Si te ha sobrado pesto, no te preocupes. El pesto es una salsa muy versátil que condensa las propiedades beneficiosas de sus ingredientes, ya que se consume crudo. Además es muy versátil. Podemos usarla para hacer ensaladas, para untar en pan, para bocadillos, como acompañamiento de tofu o seitán, para pizza, con berenjena o calabacín asados…. etc.

Esther Azón Fernández. Lic. Teología y comunicadora. Editora de la Revista Adventista y productora de televisión en HopeMedia. Experta en cocina vegetariana. Cursando Técnico en nutrición y dietética.

Cuadro de combinación para proteínas vegetales de hsnstore.com

 

Si quieres conocer mas propiedades de los alimentos, y disfrutar de otras recetas saludables, apúntate al curso gratuito de Cocina Sana en QueCurso.com (puedes invitar también a tus amigos y amigas ;-))

Envíanos tu receta ovo-lacto-vegetariana o vegana, con una buena foto horizontal, a [email protected] y la seleccionaremos para publicarla aquí.