Salud

Panettone con crema de nueces y algaroba 

Descubre, con Flori Petrica, la receta de este delicioso panettone vegano. Además, está realizado con panela y harina de algarroba.

Descubre, con Flori Petrica, la receta de este delicioso panettone vegano. Además, está realizado con panela y harina de algarroba.

Flori, de Madrid, nos propone un delicioso ¡y saludable! panettone con crema de nueces y algarroba. Las nueces contienen ácidos grasos omega3 y están muy recomendadas para cuidar nuestra salud cardiovascular. Por otro lado, la harina de algarroba es una excelente alternativa al cacao, dado que no es excitante y, además, es un prebiótico. Con un color y textura similar al cacao, es mucho más saludable para los niños.

El cacao contiene magnesio, pero los niños deberían tomar muy poco o prescindir de él, dado que no es saludable que tomen excitantes, y más aún cuando es chocolate con azúcar. Por eso nos ha encantado la receta de nuestra lectora Flori. Saludable y deliciosa. ¡Gracias Flori! Vamos con la receta.

Ingredientes 

  • 600 gr harina de fuerza ecológica
  • 350 gr agua con gas
  • 150 gr de panela*
  • 60 ml aceite girasol 
  • 1 cubito de levadura fresca 
  • 3=4 cucharadas de harina de algarroba 

Ingredientes para crema de nueces 

  • 1 taza de nueces 
  • 2=3 cucharadas de harina de algarroba 
  • 1 /2 leche vegetal (puede ser de avena, coco, arroz, soja…)
  • 2 ó 3 cucarachas de panela*

Decoración

  • Miel para pincelar (da brillo y hace que el coco rallado se mantenga en su lugar)
  • Coco rallado para espolvorear por encima.

Modo de preparación 

Primero mezclamos bien los elementos sólidos, como la harina, la panela, la sal y la curcuma. Aparte, en un bol añadimos el cubito de levadura, un poco de agua con gas, 2 cucharadas de harina y una pizca de panela. Mezclamos bien y dejamos aparte por 15 =20 min.

Seguidamente empezamos a añadir poco a poco agua en nuestra primera masa de sólidos, y vamos trabajando la masa con las manos. Cuando esté todo bien incorporado, y hayan pasado esos 15-20 minutos, añadimos la mezcla que habíamos hecho en el bol. Mezclamos bien y empezamos a añadir poco a poco el aceite. Amasamos bien y sacamos 1/4 de esta masa. A este trozo de masa le echamos las 3-4 cucharadas de harina de algarroba. Amasamos y dejamos que ambas masas suban hasta doblar su volumen.

Mientras, preparamos la crema de nueces. Ponemos en el vaso de la batidora de mano los ingredientes para la crema de nueces, y batimos bien hasta obtener una crema.

Cuando las masas ya han doblado su volumen, ponemos un poquito de aceite sobre la mesa donde vamos a trabajar. Extendemos primeramente la masa principal y seguidamente la de algarroba. Una a continuación de la otra. Cuando ambas están bien extendidas, colocamos encima la crema de nueces. Enrollamos bien y ponemos en rollo en un molde para panettone (también sirve uno para bizcocho alto). Lo dejamos unos 20 min más para que suba y después lo metemos en el horno a 180º durante 1 hora aproximadamente. Como cada horno es diferente, lo mejor es observarlo a través de la ventana, y cuando creamos que está listo, comprobarlo con la ayuda de un palillo. 

Cuando está bien doradito lo dejamos enfriar. Cuando está frío le pasamos, con una brocha, un poco de miel y decoramos con coco rallado. 

¡Buen provecho! 😊

Autora e imagen: Flori Petrica. Iglesia adventista de Efes -Madrid.

Notas saludables:  

  • Sobre la mezcla de leche con azúcar

    • Este panettone es una excelente alternativa a los tradicionales en los cuales se mezcla leche con azúcar, algo poco recomendable y que produce indigestión. Elena G. White afirma:«Se suele emplear demasiado azúcar en las comidas. Las tortas, los budines, las pastas, las jaleas, los dulces son causas activas de indigestión. Particularmente dañinos son los flanes cuyos ingredientes principales son la leche, los huevos y el azúcar. Debe evitarse el consumo copioso de la leche con azúcar».  (Ministerio de Curación 232.1)
    • Algunos usan leche y una gran cantidad de azúcar en sus gachas, pensando que están poniendo en práctica nuestra reforma pro salud. Pero el azúcar y la leche combinados pueden producir fermentación en el estómago, y por eso son dañinos.  (Christian Temperance and Bible Hygiene 57; Conunsels onn Healtth 154) (1890) (Consejos Régimen Alimenticio 394.3)
  • Sobre la panela

    • La panela es una masa dura y vitrificada que es muy usada en algunos países de Latinoamérica y en la India como edulcorante natural. En España podemos encontrarla molida en las dietéticas. En la panela se unen al poder edulcorante del azúcar las propiedades de la melaza, que contiene todas las vitaminas extraídas del jugo de la caña: A, B, C, D y E, especialmente las pertenecientes al grupo B, como la B1, B2, B3, B5, B6, B8 y B9.
    • La panela también suma un interesante aporte mineral, ya que que 100 gramos contienen 81 miligramos (mg) de magnesio, 80 mg de calcio, 68 mg de fósforo o 12 mg de hierro, además de cantidades menores de potasio, manganeso, zinc, cobre, flúor y selenio. El aporte conjunto de calcio y magnesio es muy interesante porque el magnesio contribuye en la fijación del calcio en los huesos.
    • El azúcar refinado, que prácticamente solo se compone de cristales de sacarosa y glucosa, es peor para la salud que la panela pues no tiene ningún aporte vitamínico ni presenta las relaciones minerales arriba citadas.
    • El azúcar de caña, y de caña integral, contiene también vitaminas y minerales pero 5 veces menos que el azúcar panela.
    • Ahora bien, en la composición de la panela los azúcares simples, sumando un 83% del disacárido sacarosa -que en la boca se disocia en glucosa y fructosa, una variante de la glucosa con el mismo poder glucémico-, un 6% de glucosa y otro 6% de fructosa libre, son una abrumadora mayoría del 95%. Es decir, que a pesar de su aporte vitamínico y mineral la panela sigue siendo azúcar. Por lo tanto presenta los mismos inconvenientes que todos los azúcares.
    • Como conclusión, si bien la panela es más saludable que el azúcar refinado, como endulzante es mucho más interesante, por ejemplo, la stevia natural. La stevia no contiene azúcares, pero endulza. El de la panela es un caso similar al de la miel, que a pesar de su origen natural y sus excelentes propiedades es, en esencia, un jarabe con un alto poder glucémico, del que no hay que abusar.

Cuéntanos qué te ha parecido la receta de Flori y/o envíanos tu receta ovo-lacto-vegetariana o vegana, con una buena foto horizontal, a [email protected]  La seleccionaremos para publicarla.

0