Skip to main content

¿Ovo lacto vegetarianos, lacto vegetarianos o veganos? Los últimos resultados del Estudio Adventista de Salud II demostraron que los vegetarianos totales, tienen mejor salud. 

Finalmente me hice vegano. Los últimos resultados del Estudio Adventista de Salud II demostraron que los veganos, o vegetarianos totales, los cuales no consumen ningún producto de origen animal, tienen mejor salud. Tienen mejor nivel de colesterol, de LDL o colesterol malo, de triglicéridos, glucosa, presión arterial, peso, y nivel alto de colesterol bueno o HDL en comparación con los otros tipos de dieta común entre los adventistas (ovo lacto, lacto, pescovegetarianos y omnívoros).

La última conferencia del Colegio Americano de Medicina del Estilo de Vida (ACLM), confirmó esta tendencia. Y hay más, la dieta vegana, o vegetariana total, es capaz de revertir una serie de enfermedades relacionadas con el estilo de vida.

El doctor Esselstyn, de la Clínica Cleveland en Ohio, Estados Unidos, probó que es posible reabrir las arterias coronarias tapadas con placas de colesterol simplemente adoptando una dieta exclusiva a base de vegetales. Por su parte, el doctor Ornish fue incluso más allá. Investigó el efecto de este tipo de dieta en la reversión y control del cáncer de próstata. Y el doctor Youngberg presentó su experiencia en la reversión de la diabetes con el mismo estilo de dieta, asociada con el adecuado ejercicio.

La dieta vegana y la salud

La dieta vegana es capaz de revertir casos nuevos de diabetes y reducir el riesgo de complicaciones del diabético. Afecciones como la retinopatía, la insuficiencia renal, la ceguera y enfermedades coronarias. En algunos casos, estas complicaciones se pueden revertir.

En mi experiencia práctica como médico y nutricionista (ahora tengo el título de nutricionista aquí en los Estados Unidos), siempre prescribía esta dieta a pacientes con las enfermedades mencionadas anteriormente. Por ejemplo, cuando era director de la Clínica Adventista de San Roque, para quien tenía cáncer, diabetes y problemas cardiacos, la dieta vegetariana total era siempre la indicada.

En Hong Kong, de la misma manera, prescribíamos el régimen vegetariano total usando los principios del New Start (ocho remedios naturales) promovidos por el Instituto Weymar, de California, Estados Unidos, los cuales son vegetarianos estrictos. Tuvimos varios casos de diabéticos que dejaron sus remedios y lograron controlar su glucosa solo con dieta, ejercicio y hierbas medicinales.

En mi experiencia personal, fui vegano por algunos años cuando era joven, después, continué vegetariano por varios años. En realidad, comencé a ser vegetariano a los 18 años. Así que son más de 40 años de vegetarianismo. Ahora usted también podrá calcular mi edad.

En mi familia tenemos una epidemia de diabetes por parte de mi padre, el cual era diabético, perdió su visión, tenía polineuropatía gastrointestinal con diarrea crónica y al final perdió su vida en una cirugía de amputación por causa de una gangrena en el pie. Una tragedia total, ¿no es verdad? De esta manera, poniendo todas las «cartas sobre la mesa», resolví dejar los alimentos animales. Decidí volver al régimen vegetariano total.

Consumir más vegetales, mejora la salud

Pienso que la decisión fue correcta, pero tengo cuidado en aconsejar a otros en el mismo sentido. Así que si una persona está con exceso de peso y riesgo de anormalidades metabólicas, o con el síndrome metabólico (diabetes, colesterol, triglicéridos, sobre peso abdominal y presión alta), el camino es la dieta vegetariana total.

Sin embargo, si no tiene condiciones de seguirla por razones financieras o incluso por dificultades en encontrar los alimentos para sustituir los animales, siga en un régimen más mezclado, pero aumente el consumo de vegetales, frutas, nueces, granos integrales, frejoles y raíces.

Aquí, en nuestra clínica en Loma Linda, tenemos un programa llamado Dieta del plato lleno, en el que aconsejamos que la persona coma 40 gramos de fibra por día, o sea, entre la mitad y 3/4 de su plato, en todas las comidas, debe estar constituido de alimentos vegetarianos fibrosos, en realidad, todos aquellos mencionados anteriormente.

Por lo tanto amigo, es tiempo de cambiar, por lo menos para mí. Un consejo importante: no se vuelva “vegático” (vegano mezclado con fanático). Yo ya fui “vegático” y tuve buenos resultados con algunos pacientes y amigos, sin embargo, siempre era visto como una persona extremista en que todo rodeaba sobre alimentación y vegetarianismo. Sea estricto consigo mismo, pero tenga cuidado en presionar a otros a hacer algunos cambios alimenticios. El ejemplo habla más alto y la amistad, el amor y la compasión deben venir antes que la “prescripción”.

Autor: Hildemar Santos, médico y docente de la Facultad de Salud Pública en la Universidad de Loma Linda, Estados Unidos.
Imagen: Foto de Edgar Castrejon en Unsplash 

 

PUBLICACIÓN ORIGINAL: ¿Ovo lacto vegetariano, lacto vegetariano o vegano? 

Deja un comentario