Sociedad

Malinchismo vs 50006426. Las evaluaciones al Rigel

Habitualmente valoramos más lo de los demás que lo propio, pero a veces lo propio es excepcional. Tan solo tenemos que abrir los ojos. Es el caso del Rigel.

Habitualmente valoramos más lo de los demás que lo propio, pero a veces lo propio es excepcional. Tan solo tenemos que abrir los ojos. Es el caso del Rigel.

“Malinchismo” es una expresión española, de origen mejicano, que hace referencia a valorar lo de los demás por encima de lo propio. Aunque no la mencionemos explícitamente, se suele pensar así en nuestro país. No es extraño escuchar eso de la mecánica alemana, la comida francesa, la puntualidad suiza y, últimamente, la educación finlandesa. En nuestra iglesia, además, de tanto en tanto cae un “sin embargo, en Estados Unidos”, “en las iglesias escandinavas” o “nosotros, en Sudamérica”. Por supuesto que hay propuestas excelentes en otros lugares y anhelamos incorporarlas en nuestras vidas pero también hay cosas de calidad aquí, en casa. Y hablo de educación adventista.

Entre montessorianos, waldorfianos, salesianos o jesuitas anda el patio pedagógico revuelto y pareciera que a lo único que podemos jugar es al “pilla pilla” (perseguir la vanguardia didáctica sin alcanzarla) o a la “gallinita ciega” (no tener ni idea de dónde vamos o estamos). Hay como cierto pudor a sostener que nuestra educación pueda tener como marca el calificativo “calidad”. No se suele dudar demasiado del ideario de nuestros colegios (bueno, hay comentarios para todo), pero sí del nivel educativo. Y sin caer en una excusatio non petita (y ya sabemos: accusatio manifesta) quisiera romper una lanza a favor de nuestras escuelas y de lo valiosas que son. Alguien me podría argumentar: “Suelen ser deficitarias”. A lo que yo no dudaría en responder: “Pero, siempre beneficiosas”. Porque no hay ninguna duda de que moldear un carácter a imagen de Cristo es el mayor beneficio que podamos aportar a cualquier persona. Indudable. Pero hay más. Algunos de nuestros colegios destacan por su nivel educativo. Y hoy os traigo el ejemplo del Rigel, nuestro “cole” de Zaragoza.

Rigel es un superviviente que no ha perdido la esperanza de hacerse multitud, estabilidad y entidad apreciada. En esa esperanza se moviliza, a pesar de algún que otro malinchista, en incorporar nuevas técnicas (por ejemplo, cálculo ABN o clases de robotización), proyectos (como el aprendizaje musical Suzuki) y, diariamente, actuaciones educativas de cercanía y afecto. Tal dinámica les ha llevado, por segundo año consecutivo, a destacar en los ránquines de la ciudad de Zaragoza y de la Comunidad de Aragón. Dejemos que los número del informe de resultados académicos del Gobierno de Aragón del año pasado se expresen (son más objetivos y concretos).

  1. Tasas de promoción.

Como se puede observar en el gráfico, excepto en un curso, la tasa de promoción de nuestro colegio (cuyo número es 50006426) es muy superior a la media de los colegios de Zaragoza y de la Comunidad de Aragón.

  1. Tasas de calificación por áreas

Observad estos gráficos de calificación por áreas (fijaos en el color azul/sobresaliente y naranja oscuro/notable). En primer lugar Ciencia de la Naturaleza:

Y en Ciencias Sociales:

Lengua Castellana y Literatura:

Matemáticas:

Primera Lengua Extranjera:

Por si no te gustan los gráficos y lo deseas más fácil: son unas calificaciones excelentes (sobre todo en Matemáticas).

  1. Nota media por áreas

Observad la nota media por áreas en comparación con los otros promedios. Comencemos con Ciencias de la Naturaleza:

Ciencias Sociales:

 

Lengua Castellana y Literatura:

Matemáticas:

Primera lengua extranjera:

Nuestros alumnos suelen estar entre uno o dos puntos por encima del promedio de los demás. Lo dicho, excepcional.

  1. Nota media por competencias

Alguien podría pensar (ya sé que es un caso muy hipotético y extraño) que al ser un colegio privado se hinchan las notas. Para eso tenemos el análisis de las competencias que nos indica que destrezas han adquirido nuestros alumnos. Ahí es donde observamos la coherencia de lo anteriormente expuesto. Se presentan las calificaciones medias obtenidas por el centro para las siete competencias clave: Competencia en comunicación lingüística (CLI), Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología (MCT), Competencia digital (DIG), Competencia para aprender a aprender (AAA), Competencias sociales y cívicas (SYC), Sentido de la iniciativa y espíritu emprendedor (SIE) y Conciencia y expresiones culturales (CEC).

Presentaremos el informe gráfico por cursos.

1º de Educación Primaria:

2º de Educación Primaria:

3º de Educación Primaria:

 

4º de Educación Primaria:

5º de Educación Primaria:

6º de Educación Primaria:

Vuelvo a repetirlo, excepcional. Creo que, a buen entendedor, pocos gráficos bastan.

Debieran nuestros pensamientos y palabras ser conscientes de que, gracias a Dios y a maestros con dedicación excepcional, hay niños que se desarrollan no solo en el aspecto espiritual sino, además, en el académico. Apoyemos esas instituciones para que tengan permanencia y oportunidades. ¿Cómo? Primero, con una actitud colaborativa, ayudando a que nuestras instituciones sean como Finlandia en España. Segundo, con nuestra lealtad, aportando estructuras sólidas para que sean como Alemania en España. Tercero, con nuestro apoyo económico (siendo regulares en las cuotas o dando ofrendas y donaciones) para que sean Suiza en España. Cuarto, ofertando todo nuestro cariño, para que sean como Francia en España. Y, cómo no, orando mucho por nuestros colegios, para que sean como el cielo en España.

Pienso en vuestra reacción y ya me emociono. ¡Gracias!

Fotos del Rigel.