Skip to main content

Estudio muestra que los veganos pueden luchar mejor contra la enfermedad que quienes consumen carne. Las investigaciones sugieren que los veganos tienen mejores capacidades de luchar contra las enfermedades que los no vegetarianos.

Los veganos muestran significativas diferencias en sus perfiles metabólicos al compararse con los de no vegetarianos, lo cual puede ayudar a explicar su nivel de riego más bajo de contraer enfermedades crónicas, de acuerdo a un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Loma Linda, el Hospital Brigham y Women’s Hospital, y el Centro de Investigación sobre Cáncer Fred Hutchinson.

Menos cantidad de ciertos matabolitos

Fayth Miles, autora principal del artículo académico y profesora asistente en la Escuela de Salud Pública y en la Escuela de Medicina de la Universidad Loma Linda, explica que ciertos metabolitos encontrados en significativamente menos abundancia en personas veganas, las sitúan en una posición de menor riesgo de contraer enfermedades relacionadas con el metabolismo cardiovascular. Los veganos mostraron menos concentraciones de metabolitos que parecieran estar asociados con enfermedades cardiovasculares, diabetes, e inflamación y que son consistentemente más altas en personas no vegetarianas. Esto sugiere que el alto consumo de alimentos de origen vegetal podría disminuir el riesgo de experimentar enfermedades metabólicas.

«Estos son hallazgos muy interesantes porque sugieren respuestas biológicas favorables y significativas, atribuidas a un patrón de dieta de origen vegetal», dijo la profesora Miles.

Este estudio sobre la biología del veganismo se publicó en Nutrients, una revista sobre nutrición humana, el 8 de febrero de 2022.*

El estudio utilizó signaturas, las cuales son medidas de 67 metabolitos producidos en el proceso del metabolismo y que circulan en la corriente sanguínea. Con las signaturas metabólicas de plasma obtenido de 93 personas, el estudio encontró que los perfiles metabólicos de los veganos, comparados con los de no vegetarianos, eran notablemente diferentes, con más del 60 por ciento de casi 1.000 diferentes marcadores biológicos que mostraban diferencias significativas entre los dos grupos.

Menos enfermedades y mortalidad

Evidencia procedente del AHS-2 indica resultados más favorables en personas veganas y  vegetarianas, incluyendo mejores perfiles cardiovasculares y riesgos más reducidos de diabetes, cáncer y mortalidad en general. Este estudio provee evidencia de relaciones causales entre patrones de dieta y enfermedades, mostrando fuertes diferencias entre veganos y no vegetarianos en el nivel molecular.

Los autores señalan una fuerte asociación entre el patrón de dieta vegana y signaturas metabólicas relevantes en cuanto a la prevención y control de la enfermedad.

Los hallazgos a partir de este estudio coinciden con resultados favorables de salud previamente informados en relación con veganos. Por ejemplo, el estudio encontró niveles más bajos de varios tipos de ácidos grasos o de otros metabolitos lípidos que la evidencia sugiere que están asociados con inflamación e insensibilidad en relación con la insulina.

Más beneficios

Este estudio apoya también varios hallazgos del AHS-2 de cantidades más altas de benéficos compuestos de origen vegetal en la sangre, orina y muestras adiposas de veganos. Se piensa que componentes biológicamente activos tienen actividad antinflamatoria y de defensa contra el cáncer.

Algunos metabolitos que muestran diferencias entre las dos clases diferentes de dietas en este estudio, son indicadores de consumos o comportamientos. Otros pueden tener actividad biológica adicional, previniendo o promoviendo enfermedad. Por ejemplo, ácidos grasos saturados de cadena larga, carnitinas acílicas, metabolitos de histidina, ácidos grasos de cadena ramificada y aminoácidos de cadena ramificada, reflejan consumo de carne, de productos lácteos y proteína o grasa animal. Además tienen también relevancia en cuanto a inflamación o enfermedades del metabolismo cardiovascular.

Los investigadores encontraron bajas concentraciones de esos tipos de metabolitos en personas veganas. La profesora Miles dice que es interesante ver menos abundancia de esos y otras subclases de metabolitos. Así se pueden proponer hipótesis acerca de la razón por la que los veganos no son tan propensos a algunas de las enfermedades crónicas. Por otra parte, se podría reducir el riesgo de esas enfermedades en veganos con metabolitos más altos, a través de mecanismos antinflamatorios.

Mayor consumo de alimentos vegetales

En el estudio AHS-2, los veganos consumieron más altas cantidades de alimentos de origen vegetal y fueron comparados con no vegetarianos. El objetivo: maximizar el contraste en los perfiles metabólicos. Para propósitos de este estudio, los veganos fueron definidos como aquellos que nunca o muy raras veces (menos de una vez por mes) comen carne, huevos y productos lácteos. Los no vegetarianos fueron definidos como  aquellos que comen por lo menos 28 gramos de carne roja cada día, aunque la mayoría consume por lo menos 56 gramos.

Mirando hacia el futuro, la profesora Miles espera aplicar esta investigación en una mayor escala. También pretende identificar biomarcadores genómicos, relacionando comportamientos dietéticos y de estilo de vida, con enfermedades del metabolismo cardiovascular y otras. El objetivo es hacer frente a disparidades de salud.

Autora: Lindsey Crumley, comunicadora del Departamento de Salud de la Universidad de Loma Linda. Traducción – Gloria A Castrejón
Imagen: Photo by Eiliv-Sonas Aceron on Unsplash 

CONTENIDO TOMADO DE: Estudio muestra que los veganos pueden luchar mejor contra la enfermedad que quienes consumen carne

La versión original de esta noticia se publicó en el sitio de noticias Loma Linda University Health

NOTA:

* Fayth L. Miles et al., “The Biology of Veganism: Plasma Metabolomics Analysis Reveals Distinct Profiles of Vegans and Non-Vegetarians in the Adventist Health Study-2 (AHS-2) Cohort” (La biología del veganismo: Análisis metabolómico de plasma revela distintos perfiles entre veganos y no vegetarianos en la cohorte del Estudio de Salud Adventista -2 (AHS-2) Nutrientes 14, no. 3 (2022): 709, https://doi.org/10.3390/nu14030709. Loma Linda University Health financió este estudio a través de una subvención piloto otorgada a la Dra. Penelope Duerksen-Hughes (Subvenciones Piloto para Investigaciones de Ciencias Básicas y Traslacionales) en apoyo a investigación para el Estudio de Salud Adventista-2. Esta investigación fue además apoyada por el Instituto de Salud Ardmore y el Instituto Nacional NIH sobre Salud de Minorías y Disparidades de Salud.

 

Deja un comentario