Lasaña de calabacín, patata y pimiento rojo

El calabacín está compuesto por un 95% de agua, de modo que apenas tiene ningún aporte calórico. Además contiene vitamina C, B3 y provitamina A. Pero si por algo destaca el calabacín, es por ser un gran remineralizante. Por su parte, la patata también tiene un alto contenido en minerales, es rica en potasio y también aporta al organismo minerales como el hierro, el magnesio, el fósforo o el zinc. Pero además aporta fibra, hidratos de carbono y vitaminas, entre las que destacan las vitaminas C y B. El pimiento rojo contiene mucha vitamina C, entre otras interesantes vitaminas, como las vitaminas A, B9, y K. También tiene fibra y pocas calorías. 

Los minerales son los elementos inorgánicos que forman parte de algún órgano o elemento de nuestro cuerpo. Además, son indispensables para que se lleven a cabo los procesos químicos y eléctricos en nuestro organismo, siempre en las cantidades correctas.

La vitamina C es hidrosoluble (no se acumula en nuestro organismo, sino que el excedente se elimina) imprescindible para el desarrollo y el crecimiento. También ayuda a la reparación de tejidos, es un gran antioxidante, y fortalece nuestro sistema inmunitario. Por su parte, las vitaminas del grupo B están relacionadas con el metabolismo celular, y son indispensables para mantener la salud. Son especialmente importantes en el caso de embarazadas, personas estresadas y adolescentes. La provitamina A es liposoluble y se almacena en el hígado, pero es indispensable para la salud de nuestra visión, mantener la integridad de piel y mucosas, y es también un potente antioxidante. La vitamina K, por su parte, es una vitamina soluble en grasa, conocida por la importante función que desempeña en la coagulación de la sangre.

Ingredientes para 4 personas

  • 2 calabacines grandes
  • 2 pimientos rojos grandes
  • 4 patatas grandes
  • 1 cebolla grande
  • Un vaso y medio de soja texturizada
  • 1 litro de caldo de verduras
  • Queso o queso vegano
  • 8 tomates pera
  • Sal
  • AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra)
  • Bechamel
    • 2 vasos de leche (vaca o soja sin azúcar)
    • 1 cucharada de harina de espelta
    • 1 pizca de nuez moscada

Elaboración

En una sartén grande freímos la cebolla cortada en juliana, con un chorrito de aceite. Mientras tanto hidratamos la soja texturizada en el caldo de verduras caliente y escurrimos. Una vez frita la cebolla, añadimos el tomate picado y cuando todo está hechos añadimos la soja. Rehogamos, salamos y apartamos.

Elaboramos la bechamel tostando en una sartén la harina, a la que añadiremos la leche, un chorrito de AOVE, una pizca de sal, una pizca muy pequeña de nuez moscada y removemos bien. Si quedan grumos los desharemos con el vaso de batir y la batidora.

Precalentamos el horno a 180 grados y colocamos una lámina de papel de horno. Encima echamos un chorrito de AOVE y vamos colocando las  capas. Primeramente una de patatas peladas y cortadas a rodajas finas, con pimiento rojo cortado en tiras. Encima ponemos una capa de bechamel; otra del rehogado de soja, cebolla y tomate con una capa de calabacines cortados finamente encima; otra capa de bechamel; repetimos y acabamos con la última capa de calabacines. Finalmente terminamos con la última capa de bechamel y el queso. Horneamos a 200 grados durante 40 minutos, en la parte baja del horno. Gratinamos y ¡listo!

Esther Azón Fernández. Lic. Teología y comunicadora. Editora de la Revista Adventista y productora de televisión en HopeMedia. Experta en cocina vegetariana. Cursando Técnico en nutrición y dietética.

 

Si quieres conocer mas propiedades de los alimentos, y disfrutar de otras recetas saludables, apúntate al curso gratuito de Cocina Sana en QueCurso.com (puedes invitar también a tus amigos y amigas ;-))

Envíanos tu receta ovo-lacto-vegetariana o vegana, con una buena foto horizontal, a [email protected] y la seleccionaremos para publicarla aquí. 

 

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la Revista Adventista. La Revista Adventista se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. Tampoco serán aceptados anuncios comerciales. Por favor, que tu comentario sea respetuoso y cortés con el autor y con otros lectores.