¿Qué es la arqueología?

Cuando pensamos en la arqueología nos vienen a la mente: grandes descubrimientos, fama, aventuras, tesoros, Indiana Jones… No es que la arqueología no tenga nada de todo esto, sin embargo, es mucho más corriente de lo que creemos. Sencillamente, la arqueología es la investigación del pasado. ¿Hasta dónde creemos que es el pasado?, eso ya es más complicado.

Además de la investigación, la arqueología es excavar, es acabar el día sucio, sudado, cansado y en muchos casos más confusos de cómo lo empezamos.

Excavar demanda una gran cantidad de paciencia, puesto que en una mañana no lograrás traer a la superficie un templo, una casa, ni siquiera una habitación. Es un trabajo duro y lento, puesto que requiere de la utilización de un proceso minucioso de compilación de la información que va asomando a lo largo de la jornada.

¿Para qué sirve la Arqueología?

El estudio arqueológico nos propone una mirada al pasado más directa: es ir al lugar del suceso; es desenterrar las calles de una ciudad, o de un poblado olvidado por siglos de abandono; entrar en una habitación que nadie ha pisado desde hace miles de años; encontrar monedas; mosaicos; tumbas; cerámica; joyas… Todos y cada uno de estos elementos nos hablan, nos transmiten información de sus propietarios: un hombre soltero, un soldado, un ama de casa, una pareja de enamorados.. quizás un niño.

La arqueología es devolver la voz a sociedades desaparecidas, es escuchar indirectamente a nuestros antepasados, es viajar en el tiempo a través de los objetos y de las estructuras que nos dejaron, y que han llegado hasta nosotros.

¿Qué significa para los cristianos?

Como cristianos la arqueología nos ayuda a entender mucho mejor las enseñanzas de la Biblia. Si es cierto que en el siglo XIX se utilizó la arqueología para probar la veracidad de la Biblia, y la historicidad de sus hechos, hoy en día muchos grupos arqueológicos cristianos han decido cambiar este propósito.

La arqueología ya no tiene el objetivo de probar los hechos Bíblicos, campo reservado a la fe, sino más bien ayudarnos a comprender mejor su mensaje y su contexto cultural. ¿Por qué dice Dios esto en este preciso momento? ¿Cómo fue que se propago tanto el mensaje del cristianismo? ¿Qué significado tiene este símbolo? La arqueología también nos ayuda con las preguntas que nos planteamos en la actualidad, por ejemplo. El papel de la mujer, ¿era la mujer importante en la iglesia primitiva? ¿Había sacerdotisas y diaconisas? ¿Por qué su rol fue desapareciendo?

San Miceli

Andrews University (Michigan) avanza, cada año, un poco más en sus investigaciones arqueológicas, dirigidas por el Dr. Randy Younker y realizadas en Salemi, un pueblo ubicado al oeste de la isla de Sicilia en Italia.

Allí, en un poblado paleocristiano denominado San Miceli se halló ya en el siglo XIX una basílica datada en el siglo IV. a.C y una gran cantidad de tumbas con sus ajuares intactos (elementos de gran calidad que se colocan en el interior de la tumba con el difunto, en el caso de San Miceli cerámica y joyas). Desde el año 2011 la presencia de Andrews ha permitido descubrir nuevos hallazgos, como mosaicos, tumbas y villas, relacionados con el cristianismo en Sicilia y su difusión por la isla.

Por medio de estas actividades nuestra iglesia permanece conectada a la vanguardia arqueológica de investigación del cristianismo, permitiéndonos aumentar nuestro conocimiento acerca de las diversas culturas que aceptaron el mensaje de Jesús en sus vidas, y en las que podemos encontrar evidencias de un cambio, de una trasformación en su manera de vivir y comprender la vida y la muerte.

Porque esto es lo que hace Jesús cuando lo aceptamos en nuestra vida: nos trasforma, y dejamos evidencias de ello en todo lo que hacemos y somos. Evidencia que podemos, siglos después, desenterrar, estudiar y maravillarnos con su mensaje.

 

Artículo y fotos: Priscila Ambrosino, Master en arqueología por la Universidad de Valencia.

Nota: Ilustraciones 1 y 2 extraídas de: Randall W. Younker; Élisabeth Lesne, (2017): San Miceli in Sicily: Excavation of an early Christian basilica and village, Asor 7. Visualización online: httpss://www.asor.org/anetoday/2017/07/san-miceli-sicily

 

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la Revista Adventista. La Revista Adventista se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. Tampoco serán aceptados anuncios comerciales. Por favor, que tu comentario sea respetuoso y cortés con el autor y con otros lectores.