Espiritual

Introducción

«Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios os exhortara a vosotros por medio de nosotros: En nombre de…

«Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios os exhortara a vosotros por medio de nosotros: En nombre de Cristo os rogamos que os reconciliéis con Dios» (2 Cor. 5: 20).

La familia cristiana tiene una bella misión que cumplir: la reconciliación entre Dios y los hombres. Hermosa labor; pero a la vez, difícil misión. Como todo lo que merece la pena, requiere esfuerzo y dedicación, entrega y pasión. La familia es el núcleo elegido por el Señor como centro de elaboración de los mejores proyectos: realización personal, formación del carácter, y positiva visión de la sociedad y de la naturaleza. El objetivo es tan elevado que, aun con todo el interés puesto en ello, no se cubrirán todas las necesidades. La preparación continuada de los padres y, a su vez, la preparación transmitida a los hijos, redundará, evidentemente, en la consecución de este objetivo.

Y eso es lo que nuestro buen Dios desea, una intercesión, una influencia positiva entre las familias y Dios. Que mediante esa intercesión, muchos comprendan que hay una forma distinta de vivir. El cristiano tiene la labor de ayudar a rescatar a los seres humanos de la infelicidad que asola la humanidad.

«Hoy como en el pasado, todo el cielo espera ver cómo la iglesia se desarrolla en la verdadera ciencia de la salvación. Cristo ha comprado la iglesia con su sangre, y anhela vestirla de salvación. La ha hecho depositaria de la verdad sagrada, y desea que ella participe de su gloria. Pero para que la iglesia pueda ser una potencia educativa en el mundo debe cooperar con la iglesia en el cielo. Sus miembros deben representar a Cristo. Sus corazones deben abrirse para recibir todo rayo de luz que Dios tenga a bien impartirle” (Review and Herald, diciembre de 1900).

En esta Semana de Oración de la Familia, se nos recuerda que debemos cumplir una misión: la intercesión. Que cada uno responda es decisivo para la eficacia y el éxito del objetivo. Deseo y pido a Dios que cada miembro contemple este llamamiento personal como un aviso de parte del Espíritu Santo para llegar a tantas almas que están suspirando por dar un sentido pleno a sus vidas.

Contenido

Primer sábado mañana: La fuente de la intercesión.

Primer sábado tarde: El poder de la oración.

Domingo: La formación integral, base para crecer en la intercesión.

Lunes: Intercesión por los familiares no creyentes.

Martes: Bienvenidos a mi hogar.

Miércoles: La intercesión por los excluidos sociales.

Jueves: La familia cristiana, una influencia beneficiosa para la sociedad.

Viernes: La familia y la misión.

Segundo sábado: Intercediendo por la unidad en la iglesia.

Director de la revista: Antonio del Pino.

EQUIPO EDITORIAL:

  • Coordinación de producción: Esther Amigó.
  • Coordinación editorial: Alejandro Medina.
  • Editora: Raquel Carmona.
  • Diseño y maquetación: Javier Zanuy.
  • Publica: EDITORIAL SAFELIZ Pradillo, 6 – Pol. Ind. La Mina 28770 Colmenar Viejo, Madrid (España) Tel. [+34] 918 459 877. Fax [+34] 918 459 865.
  • e-mail: [email protected]
  • www.safeliz.com

Promueve: MINISTERIO DE LA FAMILIA

COLABORADORES:

  • Simona Adriana Anca.
  • Roberto Badenas.
  • Jesús Calvo.
  • Luis Alberto Fernández.
  • Antonio Martínez.
  • Javier Moliner.
  • Antonio del Pino.
  • Remus Soares.
  • Elena White.