Espiritual

Iglesias hogar: el plan de Dios para su iglesia

“La formación de pequeños grupos como base del esfuerzo cristiano me ha sido presentada por Uno que no puede errar” (EGW. 3JT, p.84)

Tags from the story
“La formación de pequeños grupos como base del esfuerzo cristiano me ha sido presentada por Uno que no puede errar” (EGW. 3JT, p.84)

A través de todos los tiempos la iglesia ha afrontado diversos desafíos para vivir su fe y expandir el reino de Dios en esta tierra. Ya desde sus inicios, la recién nacida iglesia apostólica tuvo que lidiar con grandes dificultades que amenazaron con fragmentar y hacer desaparecer la luz de la verdad. Lo mismo sucedió en la Edad Media y, mas tarde, en el periodo de la Reforma protestante y en los inicios del movimiento adventista cuando muchos fueron expulsados de sus iglesias.

En todas  esas épocas los fieles se han reunido en pequeños grupos en casas, catacumbas, en graneros, en establos, para estudiar la biblia y fortalecer su fe. Y fue esta estructura de pequeños grupos lo que los sostuvo y los impulsó a ser testigos de su fe, a tal punto que miles y miles de convertían a la verdad.

Hoy tenemos el desafío de iglesias cerradas, o abiertas con un aforo limitado. Hermanos, especialmente jóvenes que se han “desconectado” de la iglesia presencial… y también de la digital. La distancia social limita la misión de la forma tradicional. No es fácil acercarnos a las personas como lo hacíamos antes para ofrecerles libros, revistas o tratados. Los medios tradicionales de compartir nuestra fe y llevar adelante la misión deben ser reformulados. 

Volviendo nuestros pasos y mirada al plan de Dios

“La formación de pequeños grupos como base del esfuerzo cristiano me ha sido presentada por Uno que no puede errar” (EGW. 3JT, p.84)

Esta cita de Elena G. White, como algunos textos a lo largo y ancho de la Biblia, nos llevan a la conclusión que los grupos pequeños no son una moda. No son estrategias de ciertos campos de nuestra iglesia. Tampoco son un plan de crecimiento de iglesias evangélicas. Los grupos pequeños son, han sido y siguien siendo, el plan de Dios para su pueblo en todas las épocas. (Gén 1:26; 2:18; Ex. 18:13-21; Neh 3; Mr 3:13-14; Lc 6:12-13; 9:1-6; 10:1-2; Hech 2:46; 4:23-31; 12:12; 16:32; Ro 16:3-5; Fil 4:22; Col 4:15; 2Tim 4:19; Fil 1:2).

¿Qué es una Iglesia Hogar?

La frase bíblica  “la iglesia que esta en su casa” se refiere a las personas que se reunían en un hogar para investigar la Palabra de Dios, orar por el bautismo del Espíritu Santo, vivir de manera fraterna y buscar ocasiones para compartir su testimonio con otros personas.

Las iglesias hogar hoy, siguen la misma filosofía bíblica de las “iglesias en casas”:

  1. Grupos reducidos (3-12 personas de todas las edades -intergeneracional)
  2. Estudian la biblia y oran por el bautismo del Espíritu Santo
  3. Viven la experiencia de la auténtica fraternidad- llegan a convertirse en una familia.
  4. Diseñan planes misioneros para compartir su fe, su objetivo es la multiplicación.

Razones para convertir mi iglesia en Iglesias Hogar

Hay muchas razones que los expertos en esta área ofrecen, permítanme citar solo tres razones:

  1. Es un Plan con apoyo bíblico y del Espíritu de Profecía

En toda la biblia encontramos alusiones a este método de trabajo. Jesús mismo lo utilizó al poner en acción el plan de la salvación de todos sus seguidores. Nos dice Lucas que eligió a doce (Luc 6:12-13), es decir llamó a unos pocos para impactar a muchos.

Una frase de la Biblia tiene más valor que diez mil ideas o argumentos humanos (EGW. 3JT, p110.)

E.G. White tiene gran cantidad de citas que avalan esta forma de trabajo en la iglesia, trayendo consigo bendición en su implementación, dice: “Cuando tales fuerzas comiencen a trabajar en todas nuestras iglesias,[pequeños grupos] habrá un poder renovador, reformador y vigorizante, una reforma de enérgico poder en las iglesias, porque los miembros estarán haciendo la verdadera obra que Dios les ha dado para realizar” (EGW. MB, p112.)

  1. Son el escenario ideal para el crecimiento espiritual de la iglesia

Las Iglesias Hogar buscan un objetivo supremo: el bautismo del Espíritu Santo. Y sabemos que cuando esto ocurra, y debemos procurarlo con profundo interés, “esta bendición prometida … trae todas las demás bendiciones en su estela” (EGW. DTG, p626)

Seria ideal ver grupos de jóvenes, familias, grupos intergeneracionales viviendo esta experiencia, E.G. White dice: Cristo espera con un deseo anhelante la manifestación de sí mismo en su iglesia. Cuando el carácter de Cristo sea perfectamente reproducido en su pueblo, entonces vendrá él para reclamarlos como suyos (EGW. PVG, p46.)

  1. Moviliza a toda la iglesia

Nuestra realidad actual es la iglesia 20/80, es decir el 20% de la membresía esta involucrada, comprometida y dispuesta, tenemos el desafío de involucrar al  80% restante de nuestra hermandad.

Las iglesias hogar dan opción de participación a jóvenes, a familias (iglesia intergeneracional) a personas con dones afines, personas que en la iglesia no se atreverían a participar, pero si lo harían con gusto en pequeñas reuniones como lo son las Iglesias Hogar, promueve el sacerdocio universal de todos los creyentes (2Ped 2:9).

Cómo implementar este modelo en mi iglesia

Se debe comenzar de rodillas, es decir, con oración y pedir la dirección del Señor, si este es Su plan sin duda él nos guiará en el proceso de implementación.

Desde la Unión Adventista Española estamos para apoyar con seminarios de formación, hasta consolidar el plan en tu iglesia.

Cuidado con los atajos! No tengas prisa por hacerlo, hazlo paso a paso y ten en cuenta la filosofía, la estructura y la dinámica de las Iglesias Hogar.

La implementación deber ser gradual y progresiva, lo ideal es comenzar con una Iglesia Hogar prototipo.

En Adventista.es / Recursos/ Min Personal encontrarás un manual y algunos recursos más que le pueden ser de ayuda.

El año 2021, es el año de la misión según nuestro Plan Estratégico, animamos a las iglesias y lideres a implementar este modelo, recuerda no es un plan más, no es una terea más, es un método que traerá bendición a tu ministerio y a tu iglesia (Éx 18:23)

Autor: Gabriel Díaz, responsable de Ministerio Personal, Evangelismo, Escuela Sabática y Misión Global de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Tags from the story