Sociedad

¿Existe una alternativa al evolucionismo?

«No existe una búsqueda neutral de la verdad. Tanto la visión de la ciencia secular como la religiosa están basadas en una visión del mundo». Al final es necesario ejercer la libertad de elección, y la fe, en ambos casos.

Tags from the story
"No existe una búsqueda neutral de la verdad. Tanto la visión de la ciencia secular como la religiosa están basadas en una visión del mundo". Al final es necesario ejercer la libertad de elección, y la fe, en ambos casos.

¿Por qué le importa a un cristiano si la vida fue creada o evolucionó? Hay buenas razones, y una parte importante de la razón es el mal que está tan presente en el mundo. Charles Darwin agonizaba pensando en la existencia del mal, el dolor y el sufrimiento. ¿Por qué tenía que morirse su joven hermana? ¿Por qué hay avispas que ponen sus huevos en la oruga para que sus crías puedan comerse el interior de la oruga? ¿Cómo pudo un Dios bueno permitir esto? Si estos no son suficientes interrogantes podemos añadir el recordatorio incómodo de que el mundo está lleno de guerra, tiranía, avaricia, muertes por terremotos, huracanes, tsunamis y hambre. ¿No le importa al Creador? ¿No podía Dios haberlo hecho mejor ?

¿La evolución como respuesta al problema del mal?

Muchos de los colegas biólogos de Darwin estaban atormentados por las mismas preguntas. Dilemas como este eran parte de la razón por la que la teoría de la evolución de Darwin se aceptó con una disposición tan buena, incluso por los cristianos. Veían en  la evolución una respuesta al problema del mal. Si la vida surgió por evolución, el mal existiría por las mutaciones aleatorias que son parte del proceso evolutivo. Dios no hizo el mal, sino que existió porque resultó de la evolución. Esto parecía quitarle al culpa a Dios (Hunter 2001, 2007).

Las mismas preguntas enturbian el pensamiento actual de la gente, y la respuesta sigue pareciendo escapárseles a la mayoría de ellas. Una gran parte de la comunidad de estudiosos cristianos estaban apuntando también hacia la misma respuesta dada por Darwin, y sus contemporáneos aceptaron. Razonan que si Dios usó la evolución como Su método para crear seres vivos (evolución teísta), entonces Dios no tiene la culpa, el mal es el resultado de la mutación y la selección natural.

Estoy de acuerdo con Darwin en que las enfermedades debilitadoras y muertes masivas por tsunamis son difíciles de reconciliar con un Dios amoroso omnipotente. Pero hay una respuesta, y solo se puede encontrar tomando la Biblia como descripción fiable sobre Dios y Su trato con Su Creación.

La Biblia, única descripción fiable sobre Dios

La secuencia de eventos que leemos en las Escrituras comienza con nuestro Creador amoroso y omnipotente que crea un universo perfecto, sin mal, dolor o sufrimiento. Dios podría haberse asegurado que el universo siempre permaneciese en su estado perfecto haciendo ángeles y humanos que no fuesen capaces de desobedecerle. Pero nuestro asombroso Dios desea nuestro compañerismo, no la adoración descerebrada de seres que le honren como máquinas sin elección. Esto solo podía lograrse si hacía ángeles y humanos con voluntad libre, que pudiesen elegir obedecerle, o rebelarse contra Dios. Dios sabía cómo crear un cerebro que pudiera pensar y ejercer el poder de la voluntad. Nos hizo con todo el poder de elección, incluso a pesar de que sabía desde el principio que si pecábamos el terrible coste sería la muerte de Jesús.

La rebelión

La rebelión de Satán fue el triste evento que trajo la falta de armonía al universo. Luego engañó a Adán y Eva para que se uniesen a la rebelión, y a su manera Satán fue capaz de reclamar el dominio de la tierra. Era una reclamación deshonesta, pero Dios en Su sabiduría sabía que la armonía no se podría restaurar a menos que la capacidad de destrucción de las formas rebeldes de Satán pudiesen ser vistas por todo el universo.

El dominio de Satán, después de la caída de Adán y Eva, ha traído consigo dolor, muerte y mutaciones que han causado progresivamente más defectos, daños a la salud quizá y una hueste de otras dificultades. La tierra también ha sido afectada, causando sequía, terremotos, tormentas y tsunamis. “Sabemos que toda la creación ha estado gimiendo con dolores como de parto hasta el tiempo actual” (Romanos 8:22 Nueva Versión Internacional). El mal, el sufrimiento y la muerte son el resultado del pecado.

El Gran Conflicto

Nos referimos a este conflicto como el Gran Conflicto entre Dios y Satán. A veces podemos olvidarlo, pero el tema del Gran Conflicto es la única respuesta adecuada al mal, el dolor, y el sufrimiento en esta tierra (Brand 2006b). Aún es difícil ver a través de la niebla cuando estamos junto a un ataúd, pero por encima de la niebla la respuesta está ahí, siempre disponible para nosotros.

Lo significante del Gran Conflicto se hace más claro cuando estudiamos las otras explicaciones para el mal que se dan hoy día. Ya hemos discutido algunas de las razones por las que la evidencia de la evolución de los principales tipos de vida no es convincente, pero un espectro amplio de estudiosos cristianos actuales están convencidos de que la vida no fue creada como se describe en el Génesis. Creen que la evolución no solo produjo variaciones en los tipos de organismos creados originalmente, sino que también resultó en cambios a gran escala, la evolución de todos los animales y plantas.

La evolución teísta

Aquellos Cristianos que aceptan la evolución a gran escala la explican como el método de Dios para crear. Esta creencia, conocida como evolución teísta, no tiene lugar para el Gran Conflicto, con su caída humana en el pecado como causa del mal y de nuestra necesidad de un redentor del pecado. Si los humanos evolucionaron de otros primates, más que ser creados en el sexto día de la creación, entonces Adán y Eva no existieron, y el mal no es el resultado del pecado humano. Los evolucionistas teístas no aceptan comúnmente tampoco la existencia literal de Satán, así que necesitan una explicación diferente para el mal.

Sus explicaciones deben encontrar de otra forma de reconciliar el mal con el carácter de Dios. Hay tres versiones comunes de esta explicación, y cada una desmerece a Dios de modo significativo.

  1. En una versión Dios simplemente no es un buen Dios, y no intentó evitar que el mal resultase de la evolución de la vida.
  2. Una segunda versión afirma que Dios es bueno, pero crea a través de la evolución y no es capaz de evitar el mal, el dolor y el sufrimiento. Arthur Peacocke afirma que la libertad y el mal vinieron en el mismo paquete, y que “incluso Dios no puede tener lo uno sin lo otro”(Peacocke 1993, p. 125).
  3. En la tercera versión Dios no puede predecir el futuro, y esto le libra de la responsabilidad del mal. No sabía que iba a funcionar así. El mal es el resultado de la evolución, y quizá Dios no podía prever cómo de malo iba a ser.

Todas estas explicaciones son caricaturas trágicas del verdadero carácter de Dios. En cada caso, el mal, la muerte y el sufrimiento son partes del método de Dios para “crear”. El intento del enemigo de distraer al pueblo de Dios hacia el desvío de la evolución teísta es parte de su plan para causar tanta confusión y sufrimiento como pueda.

La respuesta al plan destructivo  del enemigo es dar gloria al Dios que sufrió la muerte de Su Hijo, para poder dar a Sus hijos creados libre voluntad y el gozo de amar a Dios desde nuestros corazones y mentes, y rescatarnos de las trampas de Satán. La noble historia del Gran Conflicto es una imagen verdadera del carácter de Dios, y nos da la única explicación verdadera y elevadora del significado y final del dolor y el sufrimiento. En Su segunda venida veremos la culminación del conflicto con el final del mal, el sufrimiento.las crueles tentaciones y los engaños.

Visiones del mundo

Una explicación adecuada de por qué tantas personas separan hoy la fe de la ciencia requiere una comparación entre visiones del mundo (Pearcey 2005). Una visión secular del mundo puede estar dispuesta a permitir la existencia de la religión mientras no influya en la ciencia. Se asume a menudo que la religión proporciona visiones subjetivas, con prejuicios, mientras que una aproximación secular proporciona teorías y explicaciones que no están condicionadas y son neutrales, no afectadas por asunciones religiosas.

En otras palabras, la ciencia secular tiene hechos, mientras que la religión tiene asunciones. Esto ha llevado a muchos estudiosos, tanto cristianos como personas sin motivaciones religiosas, a mantener que la religión y la ciencia no interfieren una con la otra porque funcionan en entornos diferentes (Gould 1999). La ciencia trata con lo que puede ser observado y estudiado experimentalmente, mientras que la religión se interesa por significados espirituales. La ciencia nos dice de dónde vino la humanidad y de dónde vino el sufrimiento, y la religión solo nos dice el propósito de nuestra existencia.

2 niveles de comprensión de la «verdad»

Esto ha llevado a una comprensión de la “verdad” a dos niveles:

Religión – personal, valores subjetivos, emociones (corazón)                                    ___________________________________________________________

Ciencia – público, objetivo, hechos fiables (mente)

Pero , por supuesto, no existe cosa tal como una búsqueda neutral de la verdad. Tanto la visión de la ciencia secular como la religiosa están basadas en una visión del mundo, un juego de asunciones, que influencia casi todo.

Una visión del mundo verdaderamente cristiana acepta la Biblia como base fiable para una visión integrada del mundo, una “perspectiva bíblica informada de toda la realidad” (Pearcey 2005, p. 23), que no separa la religión del resto de la experiencia y el conocimiento. Es nuestro privilegio honrar a Dios con nuestras mentes así como con nuestros corazones (Mateo 22:37).

Una visión secular del mundo, introduce sus propios prejuicios en la búsqueda de la comprensión, y no es más neutral que la religión.

Cualquiera de las visiones del mundo puede formar una base para la búsqueda de la verdad, pero llevarán en direcciones muy diferentes. La visión del mundo secular prevaleciente se basa en la asunción de que la ciencia no debería considerar la posibilidad de eventos sobrenaturales, incluyendo comunicación o información sobrenatural a humanos. Esto introduce un presupuesto muy fuerte en las conclusiones científicas y en la teología.

La visión cristiana del mundo vs la versión secular

La visión cristiana del mundo se basa en varios conceptos de lo que es la fe y la ciencia. El componente fe comprende que Dios es un Ser viviente, que busca relacionarse con nosotros. También reconoce humildemente que Dios sabe mucho más que nosotros y cree que Dios nos ha comunicado fielmente información en la que podemos confiar. Esta información incluye la verdad de los eventos centrales de la narrativa bíblica: Creación, caída, redención, y restauración (el Gran Conflicto entre Cristo y Satán) con su explicación para el origen del mal. El compromiso con este conjunto de verdades forma los fundamentos de una comprensión e integración de la fe y la ciencia que comienza con la Biblia como nuestro estándar de creencia religiosa y para nuestra comprensión de la historia de la vida.

Todo el mundo trabaja dentro de algún tipo de visión del mundo, con sus asunciones. Todo sistema de pensamiento, toda visión del mundo, está basado en algún principio último que es aceptado por fe. La mayoría de los científicos seculares aceptan la visión del mundo secular, basados en el principio del materialismo naturalista, el cual es aceptado por fe, y todos los datos científicos de los orígenes son interpretados y aceptados de acuerdo a ese principio. Un compromiso con esta visión secular del mundo es la razón por la que los científicos creen que la vida se originó sin un creador, a pesar de la falta de pruebas que apoyen esa teoría.

La visión religiosa del mundo que acepta una creación literal reciente se basa en el principio de que Dios se ha implicado de maneras sobrenaturales en el origen del universo y de la vida, nos ha comunicado esto a nosotros y esto se acepta por fe (Pearcey 2005), a pesar de que mucha gente encuentre esta explicación mucho más coherente con las pruebas biológicas que el concepto naturalista.

Una alternativa a la visión del mundo naturalista secular

Hay una alternativa a la aceptación tanto de la evolución teísta como a la teoría naturalista de la evolución de la vida a lo largo de cientos de millones de años. En este artículo solo podemos introducir el concepto, que se presenta en más profundidad en otro lugar (Brand 2006a, 2007, 2009). El método alternativo será como el proceso científico estándar, excepto por una diferencia primaria: Ambos métodos están de acuerdo en que la ciencia usa los cinco sentidos para recoger datos de mecanismos físicos y químicos que son como máquinas en el sentido de que operan por leyes predecibles, y pueden ser estudiados y comprendidos.

La diferencia principal es que nuestra visión del mundo no elimina explicaciones sobrenaturales para el origen de formas vivientes y del universo. La ciencia no tiene forma de estudiar esos procesos sobrenaturales, pero tampoco tiene manera de demostrar que son falsos. Así pues es impropio de la ciencia negar la posibilidad de la creación.

Comprensión bíblica de los orígenes

La visión cristiana del mundo puede usarse como el punto de partida para desarrollar una comprensión bíblica de los orígenes. Hay varios pasos en el proceso e implicará más geología que biología, ya que la geología es donde se encuentran la mayoría de nuestras preguntas sin respuesta. El proceso comienza con un análisis de las áreas en las que las interpretaciones actuales científicas parecen estar en conflicto con la Biblia. Una aproximación a este proceso que algunos de nosotros hemos estado usando con éxito durante años está perfilada en la figura 1

Figura 1
Figura 1.

Nuestra investigación a menudo, aunque no siempre, comienza con un hallazgo científico o idea que desafía algo en lo que creemos. Esto nos puede llevar a un examen más cuidadoso tanto de la Biblia como de la ciencia. ¿Dice la Biblia realmente lo que creíamos que dice? ¿O estamos leyendo algo entre líneas que no está realmente ahí? ¿Está la ciencia interpretando correctamente la evidencia, o hay otras interpretaciones posibles? ¿Hay suficiente evidencia científica para llegar a una conclusión fiable?

Esta interacción entre ciencia y religión en el proceso de pensamiento, llamada en la figura 1 el “Interface”, puede, en algunos casos, incluso sugerir hipótesis científicas que son comprobables. Un cierto número de casos así han llevado a la investigación con resultados, publicados en revistas de investigación científica de calidad, revisadas por otros científicos.

Ejemplos

Muros de Jericó

(Ejemplo hipotético para ilustrar el concepto): cuando los muros de Jericó cayeron, como se describe en las Escrituras, el resultado sería un montón de escombros. Si podemos identificar hoy día las ruinas de Jericó, podemos estudiar esa pila de escombros. La ciencia no sería capaz, probablemente, de determinar si los muros cayeron por un terremoto o por un empujón divino. Sin embargo, antes de comenzar el estudio arqueológico podríamos usar la información bíblica para predecir que los muros cayeron bruscamente, más que desintegrados gradualmente a lo largo del tiempo, y luego poner a prueba esta hipótesis o predicción con los métodos de la ciencia.

Ballenas fósiles del Mioceno/Plioceno en la formación Pisco de Perú

La Formación Pisco, en Perú, contiene numerosas ballenas fósiles en un depósito de diatomita. Las diatoméas microscópicas son organismos que flotan cerca de la superficie en lagos y océanos. Una vez muertas, sus esqueletos de sílice se hunden, y en los océanos modernos forman acumulaciones de diatomita de varios centímetros de grosor en un millar de años. Se asume que los depósitos antiguos (fósiles) de diatomita se formaron a la misma velocidad lenta – unos pocos centímetros cada mil años.

Los geólogos y los paleontólogos que han publicado sobre la geología y los fósiles de la formación Pisco, aparentemente no preguntaron cómo puede ser que sedimentos acumulándose a la lenta velocidad de unos pocos centímetros cada mil años, pueda contener ballenas completas bien conservadas, que parecerían requerir un enterramiento rápido para su conservación. Nuestra visión del mundo nos abrió los ojos para ver cosas que otros no han notado – la incongruencia de ballenas bien conservadas frente a la supuesta lenta velocidad de acumulación de la diatomita.

Esta investigación, allí durante varios veranos con mi estudiante graduado Raúl Esperante y otros geólogos, ha acumulado pruebas que apuntan a un enterramiento rápido de los esqueletos de las ballenas, con un máximo de unas pocas semanas o meses para una ballena, y sugieren cómo las antiguas diatomitas pudieron haberse formado rápidamente.

Nuestra investigación y conclusiones fueron presentados en la reunión anual de la Sociedad Geológica Americana, y en artículos publicados (Esperante-Caamano et al. 2002; Brand et al.  2004; Esperante et al. 2008), y se enviarán más artículos. Los mejores científicos de ese campo tienen la oportunidad de evaluar nuestro trabajo, y estarán deseosos de señalar nuestros errores. Ese es un incentivo poderoso para evitar que seamos descuidados.

En esta investigación (y en otras investigaciones paleontológicas no descritas aquí, por ejemplo Brand and Tang, 1991) he pasado tiempo en el terreno con geólogos o paleontólogos que no son cristianos y tienen una visión del mundo completamente diferente a la mía. He encontrado que hay valor en trabajar con alguien con un punto de vista diferente al mío. He descubierto cosas que ellos probablemente nunca considerarían, y ellos notan cosas que yo querría pasar por alto. Esto nos ayuda a evitar respuestas simplistas mientras buscamos comprender la historia geológica.

Autor: Dr. Leonard Brand. Profesor de Biología y Palentología. Loma Linda University.
Traducción: Enoc Diestre
Imagen: Photo by Donald Giannatti on Unsplash

Referencias

Brand, L. 2006a.  Beginnings: Are Science and Scripture Partner’s in the Search for Origins?  Nampa, ID: Pacific Press Publishing Assoc.

___. 2006b.  A biblical perspective on the philosophy of science. Origins, Number 59: 6-42.

____. 2007. En el Principio: La Ciencia y la Biblia en la Búsqueda de los Orígenes. Buenos Aires, Argentina: Asociación Casa Editora Sudamericana. (Traducción al español de Beginnings)

____. 2009. Faith, Reason, and Earth History.  2ª ed.  Berrien Springs, MI: Andrews University Press.

____, and T. Tang.  1991. Fossil vertebrate footprints in the Coconino Sandstone (Permian) of northern Arizona: evidence for underwater origin. Geology 19:1201-1204.

___., R. Esperante, A. Chadwick, O. Poma, and M. Alomia. 2004. Fossil whale preservation implies high diatom accumulation rate in the Miocene-Pliocene Pisco Formation of Peru.  Geology, 32:165-168.

Esperante-Caamano, R., L. Brand, A. Chadwick, and O. Poma. 2002. Taphonomy of fossil whales in the diatomaceous sediments of the Miocene/Pliocene Pisco Formation, Peru.  pp. 337-343 In: De Renzi, M., M. Alonso, M. Belinchon, E. Penalver, P. Montoya, and A. Marquez-Aliaga (eds.). Current Topics on Taphonomy and Fossilization. International Conference Taphos 2002.  3rd Meeting on Taphonomy and Fossilization, Valencia, Spain.

Esperante, R., L. Brand, K. Nick, O. Poma, and M. Urbina. 2008. Exceptional occurrence of fossil baleen in shallow marine sediments of the Neogene Pisco Formation, Southern Peru.  Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology, 257:344-360.

Gould, S. J. 1999.  Rocks of Ages: Science and Religion in the Fullness of Life. New York: Ballantine Publishing Group.

Hunter, C. G.  2001. Darwin’s God: Evolution and the Problem of Evil. Grand Rapids, MI: Brazos Press.

____. 2007 Science’s Blind Spot. Grand Rapids, MI: Brazos Press.

Peacocke, A. 1993. Theology for a Scientific Age.  Minneapolis, MN: Fortress Press.

Pearcey, N. 2005.  Total Truth: Liberating Christianity from Its Cultural Captivity. Wheaton, IL: Crossway Books.

Pie de la figura

Figura 1. Un acercamiento a la relación entre la ciencia y la religión que proporciona interacción constructiva entre ellas, sin la interferencia inapropiada de la una con la otra.

El entorno del “Interface” es un proceso de pensamiento que compara la ciencia y las Escrituras mientras intentamos entender la relación entre ambas. La Biblia y no la ciencia, es el estándar para la creencia y práctica religiosa, y puede ayudarnos a pensar en nuevas ideas para el estudio científico mientras buscamos la armonía entre las dos. La ciencia puede también ayudarnos a descubrir qué ideas hemos aceptado que no están apoyadas verdaderamente en la Biblia.

 

Tags from the story