Para el sábado 30 de junio de 2018.

Un don especial

Esta lección está basada en Apocalipsis 12:17; 19:10; Primeros escritos, “Prólogo histórico”; Los hechos de los apóstoles, capítulo 5.

El profeta y su misión.

  • El don de profecía es un don que Dios da para entender todo lo relacionado con Él.
  • La misión de un profeta es la de transmitir los mensajes de Dios.
  • Hace predicciones para el futuro, aconseja, amonesta, dirige, corrige, etc.
  • El profeta no profetiza por su propia cuenta, sino que es dirigido por el Espíritu Santo, ya sea por sueños, visiones o impresiones.

Cómo distinguir a un verdadero profeta.

  • Su mensaje está de acuerdo con la Biblia. Isaías 8:20.
  • Sus predicciones se cumplen. Deuteronomio 18:22.
  • Practica lo que predica. Mateo 7:15-20.
  • Cree que Jesús es el Hijo de Dios que vino y vivió como hombre. 1ª de Juan 4:2.

El don de profecía en la iglesia remanente.

  • Elena G. de White era una joven de 17 años que esperaba, con muchos otros, a Jesús el 22 de octubre de 1844. Quedó chasqueada porque no vino en esa fecha.
  • En diciembre de 1844 recibió su primera visión. Dios le dijo que comunicara a los demás este y todos los mensajes que recibiera.
  • Recibió muchas visiones y mensajes acerca de temas tan importantes como la salud, la educación, las publicaciones, etc.
  • Escribió 40 libros y más de 5.000 artículos para revistas.

Cumpliendo las características de un verdadero profeta.

  • Su mensaje está de acuerdo con la Biblia.
    • Los escritos de Elena G. de White ensalzan la ley de Dios y dirigen a los hombres y a las mujeres a toda la Biblia. Ella señala a la Biblia como la única regla de fe y práctica y como la luz mayor hacia la cual señalan sus escritos, a los que llama “la luz menor”.
  • Sus predicciones se cumplen.
    • Al comienzo de la obra de publicaciones, en 1848, habló de cómo crecería hasta circundar el mundo con luz. Hoy día la literatura de la Iglesia Adventista se publica en más de 200 idiomas por un monto de más de 100 millones de dólares anuales.
  • Practica lo que predica.
    • Al mirar a la iglesia, sabiendo que hemos sido dirigidos en varias líneas de actividad gracias a estos consejos, debemos reconocer que la obra de Elena G. de White está a la altura de esta prueba. La unidad de enseñanza en los escritos que fluyeron de su pluma durante un período de 70 años también constituye un testimonio positivo en favor de la integridad del don.
  • Cree que Jesús es el Hijo de Dios que vino y vivió como hombre.
    • La lectura de El Deseado de todas las gentes hace claro que la obra de Elena G. de White está a la altura de esta prueba.

El don de profecía al final de la historia de la humanidad.

  • “Después de estas cosas derramaré mi espíritu sobre toda la humanidad: vuestros hijos e hijas profetizarán, los viejos tendrán sueños y los jóvenes visiones” (Joel 2:28 DHHe).

Resumen: El Espíritu de Profecía es el don especial de Dios para la iglesia actual.

Hay muchos profetas en la Biblia. Éstos son algunos de ellos.

Descifra sus nombres y colócalos según el orden en el que aparecen en la Biblia (puedes pedir ayuda a tus papás).

Resumen, y selección de materiales, de Eunice Laveda, miembro de la Iglesia Adventista del 7º Día en Castellón. Responsable, junto con su esposo Sergio Fustero, de la web de recursos para la E.S. Fustero.es 

Foto: Chivalry Creative en Unsplash

 

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la Revista Adventista. La Revista Adventista se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. Tampoco serán aceptados anuncios comerciales. Por favor, que tu comentario sea respetuoso y cortés con el autor y con otros lectores.