Espiritual

Resumen de la Escuela sabática de menores: Purificando el templo

Para el sábado 28 de octubre de 2017. Esta lección está basada en 2ª de Crónicas 29 y “Profetas y…

Tags from the story

Para el sábado 28 de octubre de 2017.

Esta lección está basada en 2ª de Crónicas 29 y “Profetas y Reyes”, capítulo 28.

  • Joás deja de adorar a Dios.
    • ¿Cuándo abandonó Joás la adoración a Dios?
      • Al morir su tío Joiada, Joás permitió que el pueblo adorase a dioses paganos.
    • ¿Quién advirtió a Joás de las consecuencias de abandonar la adoración de Dios y cómo reaccionó?
      • Cuando su primo Zacarías le pidió que no se apartase de Dios, el rey lo mandó matar.
    • ¿Cómo acabó Joás?
      • Después de ser herido en una batalla contra Siria, unos oficiales le mataron para vengar la muerte de Zacarías.
    • ¿Qué ocurre actualmente cuando dejamos de adorar a Dios?
  • La adoración desde Joás hasta Ezequías.
    • ¿Cuántas generaciones pasaron sin que Judá adorase a Dios?
      • Durante cuatro generaciones, ningún rey fue fiel a Dios.
      • A consecuencia de esto, Judá fue atacado por ejércitos extranjeros.
      • Los otros pueblos se burlaban de ellos.
    • ¿Qué diferencias había entre Ezequías y su padre?
      • Su padre:
        • Odiaba a Dios.
        • Destruyó los utensilios del templo y lo cerró.
        • Erigió altares a otros dioses en las calles de Jerusalén.
      • Ezequías:
        • Amaba a Dios.
        • Puso de nuevo a los sacerdotes en el templo para que adorasen.
        • Pidió a Dios, junto a todo el pueblo, que les librase de sus enemigos.
        • Reparó y limpió el templo.
      • ¿Qué aspectos de tu vida necesitan ser limpiados por Jesús?
    • Una gran reunión de adoración.
      • ¿Qué se hizo durante la primera reunión de adoración en el templo reparado?
        • Hicieron sacrificios por el reino, por el santuario y por Judá.
        • Mientras se consumía el holocausto, el pueblo adoraba, los cantores cantaban, los levitas tocaban sus instrumentos y los sacerdotes las trompetas.
        • Todo el pueblo se consagró a dios, alabó con alegría, se inclinó y adoró.
        • Todos los generosos de corazón trajeron holocaustos.
        • El pueblo se sintió en paz al honrar y alabar nuevamente a Dios.
      • Explica cómo se adora a Dios en tu iglesia.
      • ¿Por qué es importante que nos reunamos todos juntos a adorar a Dios?

Resumen: Cuando adoramos juntos reflejamos el amor de Dios a nuestra familia de la iglesia.

Historia

Un señor de África estaba muy enfermo porque bebía mucho alcohol. Anhelaba dejar de hacerlo, pero no tenía fuerza de voluntad suficiente, de modo que un buen día, decidió acudir a un misionero cristiano para buscar ayuda.

-Hay Uno que puede ayudarte -le dijo el misionero-.

-Dígame quién es -le suplicó el hombre- ¡Lléveme a ese médico! Yo le pagaré. Le daré cualquier cosa con tal de que me libre de este vicio maldito.

Entonces el misionero le refirió la historia de Jesús, y también le contó cómo los apóstoles habían curado a un cojo en el nombre de Jesús.

Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, la de la oración. Y era traído un hombre cojo de nacimiento, a quien ponían cada día a la puerta del templo que se llama la Hermosa, para que pidiese limosna de los que entraban en el templo. Este, cuando vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el templo, les rogaba que le diesen limosna. Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo: Míranos. Entonces él les estuvo atento, esperando recibir de ellos algo. Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda. Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos; y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando, y saltando, y alabando a Dios. Y todo el pueblo le vio andar y alabar a Dios.” (Hechos 3:1-9)

Al terminar, se arrodillaron en la hierba y el misionero oró. Entonces le pidió al señor que repitiera tan sólo tres palabras: «Gran Médico, sáname». Cuando se levantaron de la oración, el hombre pidió al misionero: Por favor, repíteme el nombre de ese hombre maravilloso.

-Su nombre es Jesús -replicó el misionero.

El hombre se alejó murmurando para sí: «¡Jesús, Jesús!» Y Jesús lo sanó. Jamás volvió a beber. Cuando algunos de sus viejos amigos le ofrecían vino, él les repetía el nombre del que le había liberado de las cadenas del vicio: Jesús.

Extraído de: “El auxiliar de la escuela sabática”  Abril de 1968

Ilustración

Coge un imán, un clavo, un palillo de dientes, una moneda, un clip, el tape de un bolígrafo, etc.

El imán tiene poder de atracción, pero solamente atraerá a lo que corresponda a la imantación. La plata, el níquel, la madera, el cobre, el plástico, etc…, no responden al poder del imán; Sin embargo, esto no significa que el imán no tiene poder de atracción, ya que si que puede atraer el hierro, el níquel, el cobalto y algunos aceros.

Así el poder de Dios es todopoderoso y continuo, pero la bendición de ese poder depende de nuestro deseo de responder a su gran amor.

En otras palabras, el poder de Dios está al alcance de todos, pero los resultados benéficos de tal poder dependen de como reaccionemos a ese amor.

Extraído de: “El auxiliar de la escuela sabática”  Abril de 1968

 

Resumen, y selección de materiales, de Eunice Laveda, miembro de la Iglesia Adventista del 7º Día en Castellón. Responsable, junto con su esposo Sergio Fustero, de la web de recursos para la E.S. Fustero.es 

Foto: Photo by Lotte Meijer on Unsplash

Tags from the story