Fondo y forma… Lo importante es el fondo, no la forma…aunque el fondo necesita una forma. Un vaso es el mejor ejemplo. ¿Cómo debe ser la iglesia? ¿Una forma sin fondo? ¿Un fondo sin forma? ¿Podemos reformar el recipiente sin reformar el contenido? Mira el vídeo y saca tus propias conclusiones.

Joel Barrios. Pastor adventista. 

Foto portada: manu schwendener en Unsplash

 

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la Revista Adventista. La Revista Adventista se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. Tampoco serán aceptados anuncios comerciales. Por favor, que tu comentario sea respetuoso y cortés con el autor y con otros lectores.