Skip to main content

Cuando los niños temen por el fin del mundo. 

La situación actual del mundo genera temor y ansiedad en los niños, y es importante hablarles sobre la esperanza que Jesús ofrece en la Biblia.

El mundo está atravesando momentos complicados. Los adultos intentamos, muchas veces con dificultad, asimilar y sobreponernos a tantos desafíos que se han presentado en los últimos meses. Queremos mirar los acontecimientos del mundo a través de la esperanza, pero hay momentos en que la realidad se torna abrumadora y sentimos temor por lo que pueda sucederle a nuestra familia.

Hace unos días fui a despertar por la mañana a mi hija de 8 años. Oramos juntas para comenzar el día y al terminar ella me miró y me dijo: «Ahora si que parece que Jesús está volviendo». Me impactó lo que dijo. Conversamos sobre cosas que están pasando en este mundo, generando temor y ansiedad. Intenté ofrecer a su pequeño corazón preocupado la esperanza que Jesús nos ofrece en la Biblia. Es normal que los niños absorban temores y preocupaciones en relación con la situación del mundo.

Filtrar la información

Escuchan que los adultos hablan de la venida de Jesús y las señales previas: guerras, rumores de guerra, enfermedades, persecución y muerte. Los niños pequeños tienen una comprensión limitada del mundo que los rodea y no pueden asignarle fácilmente significado a lo que ven y escuchan. Pero con los más grandecitos, es diferente. Acceden a la información con mayor facilidad y necesitan que los adultos seamos filtros de lo que ven y escuchan.

¿Como ayudar a los niños a manejar la ansiedad y temor que la situación del mundo puede provocarles?

Algunas ideas:

Presta atención a las características de temperamento y personalidad. Cada niño es único, eso ya lo sabemos. Pero en la práctica hay momentos que perdemos de vista esas particularidades. ¿El niño es naturalmente optimista? ¿Es impaciente? ¿Suele sentir miedo con facilidad? ¿Es equilibrado emocionalmente? ¿Es desconfiado? No uses las tragedias para lograr un buen comportamiento por parte del niño o para animarlo a acercarse a Dios por temor a las consecuencias.

El miedo es una reacción natural del ser humano. Cuando el niño muestre miedo o temor, valida esos sentimientos, y a partir de allí conversa con él para saber que cosas están provocando esas reacciones.

Equilibrio vs. Alarmismo.

Cuando conversas sobre las noticias del mundo a la luz de la venida de Jesús, ¿cuál es tu reacción? ¿a que aspectos das énfasis? Muchos adultos colocan todas sus energías en hablar sobre las señales, la bestia del apocalipsis, el 666, etc. Si solo nos quedamos con esa parte, el panorama es desolador y eso para un niño que no tiene una madurez espiritual propio de la edad puede ser un motivo para temer por su vida y la de su familia.

Satanás, el villano de la historia, se convierte en el aparente ganador. Intenta tener una actitud equilibrada que no ignore lo que está pasando en el mundo. Coloca tu atención en las misericordias de Dios para con sus hijos y las hermosas promesas que la Biblia registra. Explica con muñecos u objetos, el conflicto entre el bien y el mal, el conflicto cósmico como también lo llamamos y resalta el lugar de Jesús como vencedor y salvador de la humanidad.

Educación espiritual con propósito

Aprovecha cada oportunidad que tengas para fortalecer la vida espiritual del niño. Ya sea a través del culto familiar, la lección de Escuela Sabática, un paseo por la naturaleza, una historia impactante de la vida real etc. Los niños necesitan la guía y el ejemplo de adultos coherentes que vivan un cristianismo verdadero. Recuerda que la vida espiritual saludable no sucede por casualidad, necesita ser planificada y ejecutada con un propósito claro: ayudar a los niños a elegir a Jesús como su amigo y salvador.

Sé un filtro

La maldad de este mundo tiene mucha publicidad, ¿necesitamos ser consumidores de tales noticias? ¿Qué estás permitiendo que el niño vea o escuche dentro de tu hogar? Es muy perjudicial para un niño escuchar y ver escenas de violencia, muerte y maldad en todas sus formas que son expuestas en noticieros, películas, video juegos, etc. Cuida de la inocencia de tu niño. Y aunque fuera del hogar él tenga a acceso a la realidad del mundo, ayúdale a asignarle un correcto significado a la luz de la Biblia.

Memoricen promesas bíblicas

Un perfecto antídoto contra el temor es repetir promesas bíblicas. Los niños tienen una memoria privilegiada y sin duda, los versículos que aprendan, los acompañaran por el resto de su vida. Elige versículos como: Salmo 118:6, Salmo 46:1, Salmo 23, Deuteronomio 31:6, Romanos 8:31, etc. Los cantos y/o himnos que hablen de protección también pueden ser aprendidos con facilidad para cantarlos cuando el niño sienta temor o miedo.

Envuelve al niño en actividades misioneras

Ayudar a otros es integrarse a la misión. Los niños tienen un lugar especial en el corazón de Dios y pueden ser grandes instrumentos en sus manos para llevar el evangelio a otras personas, primeramente, supliendo sus necesidades. Aprender a amar al prójimo es un desafío que trae grandes beneficios y llevar al niño a sentirse parte del cumplimiento de Mateo 28:19-20 podrá ayudarlo a contrarrestar el temor.

Mediten en la visión del camino estrecho. La visión que Elena de White tuvo sobre la caminata espiritual hacia el Cielo es muy valiosa para conversar con el niño.

Conclusión

Es una tendencia natural del ser humano temer ante tantas tragedias que asolan al mundo. Nos comparamos con el poder de Satanás y apenas podemos decir “¿Quién es semejante a la bestia, y quién podrá luchar contra ella?” (Apoc. 13:4). Cuando tu corazón o el corazón de un niño se sienta temeroso y frágil, medita y agradece a Dios por la respuesta que se encuentra en Apocalipsis 17:4 “Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.”

Autor: Cuca Lapalma, licenciada en psicopedagogía. Administra una página web con recursos digitales para maestros de Escuela Sabática de niños, además del canal de YouTube «Como la brújula al polo».
Foto: Shutterstock

PUBLICACIÓN ORIGINAL: Cuando los niños temen por el fin del mundo

2 comentarios

  • Gracias por tan valioso y rico conocimiento impartido. Solicito, en lo posible, la dirección o link del sitio web mencionado del autor. Desde ya gracias y deseamos bendiciones para ustedes. Aníbal – La Rioja – Argentina

    • Esther Azón. Revista Adventista dice:

      Estimada Lorena, hemos eliminado esa parte del artículo porque es imposible encontrar la imagen aludida. Hay cientos en el link al que se hacía referencia. Tampoco es relevante. Muchas gracias y lo lamentamos. Bendiciones.