Esperanza, sobre todo

Podemos predicar la profecía, no debemos dejar de hacerlo, pero sin olvidar que Dios quiere que todo este mensaje vaya ligado al triunfo final de su plan, esperanza sobre todo.