Sociedad

05 ¿Y AHORA QUÉ DIGO? Teología, Biblia e historia

Edward Zinke tiene un máster en Teología por la Universidad de Andrews y es el autor de varios libros y numerosos artículos. Fue cofundador de la Adventist Theological Society y miembro del Biblical Research Institute y del Faith and Science Council.

Tags from the story
Edward Zinke tiene un máster en Teología por la Universidad de Andrews y es el autor de varios libros y numerosos artículos. Fue cofundador de la Adventist Theological Society y miembro del Biblical Research Institute y del Faith and Science Council.

https://youtu.be/Bpkuag0912Q

¿Alguna vez te han hecho una pregunta sobre ciencia y fe, y tu pensamiento ha sido: «¿Y AHORA QUÉ DIGO?». Esta serie te ofrece respuestas, una visión sobre los orígenes que no te enseñarán en clase, pero que también está basada en la ciencia.

1. Presentación.

Soy Ed Zinke y mi formación es sobre todo en teología. Comencé en el ministerio disfrutando de la investigación bíblica en la Conferencia General durante dieciséis años, luego me dediqué a los negocios. Durante los últimos diez años, después de vender la empresa, he estado trabajando en muchos proyectos para la iglesia, especialmente en proyectos relacionados con la creación, como éste, y estoy encantado de estar aquí en este congreso.

 2. ¿Cuál es su razón principal para creer lo que dice la Biblia acerca de los orígenes?

Se habla de los orígenes principalmente en el libro del Génesis y luego se reiteran en el libro del Éxodo. Pero realmente toda la Biblia está supeditada al relato del Génesis. Si eliminamos el Génesis, se empiezan a distorsionar otras partes de la Biblia y entonces el resto de la Biblia no tiene demasiado sentido. Cristo ratificó la creación cuando habló de marido y mujer, del hecho de que así fue desde la creación, y muchas otras partes del Antiguo y el Nuevo Testamento hacen referencia al relato de la creación. Así que tenemos la opción de aceptar o no lo que dice la Biblia ¿o por qué si no deberíamos recurrir a la Biblia en absoluto a menos que contenga alguna lección espiritual especial? Pero realmente se altera todo el mensaje de las Escrituras si no aceptamos lo que dicen sobre la creación.

3. ¿Qué ha aprendido sobre Dios en su campo de trabajo?

Bueno, mi campo es principalmente la teología y he aprendido que Dios es omnipotente, omnisciente y que es un Dios de amor. Él realmente es…, tiene vida en sí mismo. Por lo tanto, comprender quien es Él, no está sujeto a nuestra filosofía o a nuestro raciocinio. Si queremos entender el mundo que ha creado, debemos aferrarnos a su palabra, y el libro de Dios, la Biblia, es realmente su carta de amor para nosotros. Así que debemos leerlo como su carta de amor. Dios intenta hablarnos acerca de Él y acerca de nosotros mismos, para que entendamos cómo relacionarnos con Dios.

4. Si ha trabajado alguna vez en un entorno laico, cuéntenos     como vivió su fe en la Biblia y como fue su relación con sus compañeros no creyentes.

Esta es una pregunta interesante porque mi esposa y yo, tuvimos una empresa durante treinta y cinco años. Y había…, teníamos muchos proveedores que vendían este producto. Y estos proveedores a menudo mencionaban que solo había dos compañías en los Estados Unidos en las que realmente confiaban y nuestra compañía era una de ellas. Y eso era porque los considerábamos tan importantes como a nuestros clientes; si no los tuviéramos, no tendríamos nada que vender. Pero además de eso, por supuesto, queríamos ser fieles a nuestra palabra y cuando prometíamos algo lo cumplíamos, mientras que muchos de nuestros competidores no trabajaban así. También nuestros empleados disfrutaban del entorno familiar que ofrecíamos y cuando finalmente vendimos la empresa, comentaban que todo había cambiado y que echaban de menos ese aspecto familiar y la calidez que existía cuando nosotros llevábamos el negocio.

 5. ¿Por qué es importante usar la Biblia como base para nuestra filosofía y no al revés?

La Biblia es la palabra de Dios y es la base sobre la cual podemos entender a Dios y el mundo en que vivimos, y la filosofía es realmente el intento del hombre de descubrir a Dios o algo eterno, algo sólido en el universo. La Biblia es Dios acercándose a nosotros y hablándonos sobre el mundo en que vivimos, y contándonos las verdades eternas, incluido el plan de salvación. Por lo tanto, si partimos de la filosofía, creamos un dios a nuestro gusto. Si partimos de las Escrituras, permitimos que Dios se revele a nosotros.

6. ¿Qué nos dice la naturaleza acerca de Dios? ¿Es esa  informacion digna de confianza?

Bueno, esa es una pregunta interesante. Si no tenemos la Biblia para guiarnos en nuestro estudio de la naturaleza, ¿qué nos dice la naturaleza acerca de Dios? La naturaleza es realmente una mezcla. Por un lado, tenemos la belleza del mundo natural, incluyendo la calidez de la amistad humana, pero también vemos tragedia: tormentas, terremotos y tsunamis, vemos a las naciones luchando, vemos disputas entre los seres humanos. ¿Y qué nos dice eso acerca de Dios? Empezando por la naturaleza, esta puede decirnos muchas cosas, ya sabes, tal vez Dios es …, tal vez hay muchos dioses, dioses buenos y dioses malos, por lo que tienes que encontrar el modo de estar del lado de los dioses buenos. O tal vez hay dos dioses, un dios bueno y un dios malo, o, un dios con dos naturalezas, una naturaleza buena y una mala, uno de los peores escenarios posibles. Y hay muchas otras posibilidades para Dios. Solo cuando Dios se nos revela podemos conocerlo como nuestro salvador y como un Dios de amor, un Dios que está preparando un hogar celestial para nosotros. 

Sin embargo, debo agregar, cuando miramos la naturaleza a través de la lente de las Escrituras comprendemos de dónde viene el mal, y que no fue creación de Dios, no fue decisión de Dios que esto sucediera en el mundo; de hecho, podemos ver un diseño maravilloso, podemos ver cómo Dios se preocupa por sus criaturas, y podemos entender su increíble poder en el mundo natural. Así que, definitivamente la naturaleza es importante, pero necesitamos llegar a la naturaleza a través de las Escrituras para comprender al Dios que creó este mundo.

7. ¿Por qué los cristianos no pueden comprometerse y tener a Dios junto a la ciencia que nos dice que la vida evolucionó?

Bien, la pregunta se refiere a la relación entre la ciencia y las Escrituras, y a por qué no podemos simplemente ceder y aceptar la explicación científica de la evolución teísta, o simplemente de la evolución tal cual, en lugar de la explicación bíblica de una creación reciente de Dios en seis días. Pensemos, ¿qué nos diría sobre Dios el hecho de que nos creara usando muerte y sufrimiento a lo largo de cientos de millones de años? Se supone que Dios es un Dios de amor, omnipotente y omnisciente. Pero esos tres atributos no se sostienen simultáneamente si aceptamos la evolución teísta. Podríamos mantener que se trata de un Dios de amor y que es todo poderoso, pero el pobre no es muy inteligente y por lo tanto no fue capaz de crearnos como dijo en el Génesis que lo hizo; nos creó a lo largo de un largo período de tiempo usando la muerte y el sufrimiento porque quería estar en comunión con nosotros al final del proceso. 

O podríamos decir que Dios es inteligente, y que nos ama, pero que no es demasiado poderoso. Así que, una vez más, hizo lo mejor que pudo dadas las circunstancias y también sufrió en el proceso. Pero su objetivo final era crearnos a nosotros, los seres humanos.

O podríamos decir que Dios, Dios es poderoso y lo sabe todo, pero no es un Dios de amor, el peor escenario posible.

La cuestión es que no podemos mantener los tres atributos y adorar al Dios que se nos ha revelado en las Escrituras si negamos lo que nos dice acerca de la creación.

Además, la creación nos habla acerca de nosotros mismos, nos dice que fuimos creados a imagen de Dios. Si no aceptamos eso, ¿quiénes somos? ¿Soy el hijo de un chimpancé? ¿O algún tipo de animal? O bien, ¿quién soy realmente? ¿por qué estoy aquí? ¿a dónde voy? Así que se plantean preguntas importantes sobre quiénes somos. Y luego, pensemos en Dios. Si Dios es un Dios de amor y se nos ha revelado a través de su palabra, y quiere estar en comunión con nosotros, como el sábado representa, ahí estaba, Dios estaba allí el mismo día que nos creó para entrar en comunión con nosotros. Porque si Dios quería estar en comunión con nosotros, ¿qué sentido tendría crearnos hace cientos de millones de años y finalmente, hace seis mil años, llegar de pronto y decir: «Oh, me olvidé, os creé para estar en comunión con vosotros, voy a…, voy a ser parte de vuestra comunidad «? Evidentemente, esto nos da una visión completamente distorsionada de Dios. También pone en duda la Biblia, ¿es la Biblia realmente la palabra de Dios o es simplemente tradición humana?  

Si no aceptamos lo que dice la Biblia sobre la creación, ¿en qué otra parte de las Escrituras podemos confiar? ¿O se trata simplemente, como he dicho, de historias contadas alrededor del fuego que se transmitieron de generación en generación? No. La palabra de Dios nos fue comunicada para que podamos conocerle a Él, el único y verdadero Dios.

8. ¿Es la doctrina realmente tan importante? ¿Por qué no concentrarse simplemente en nuestra relación con Dios y los que nos rodean?

Esa es una buena pregunta, y Jesús mismo aborda esa pregunta en Juan diecisiete, donde dice: «Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado», así que la salvación, el cristianismo, es una relación que tenemos con Dios. Y, no es una relación vacía, es una relación plena. Y es por eso que Cristo dijo: «esta es la vida eterna, que te conozcan». Esa palabra, conocer, en griego implica una relación íntima pero también conocimiento sobre la otra persona. Pensemos en las relaciones humanas, si vamos a tener una relación, es importante que comprendamos a la otra persona, que nos comprendamos a nosotros mismos y que comprendamos cómo relacionarnos con la otra persona. Así, en nuestra relación con Dios, la creación nos dice que Dios es el creador y nosotros somos sus criaturas, que fuimos creados a su imagen para estar en comunión con él, que incluso con la llegada del pecado, Dios estaba allí para restaurarnos en Él y que finalmente nos llevará a casa con Él. De modo que la doctrina es importante. Sin la doctrina adoramos a un Dios que no conocemos. Gracias a la doctrina adoramos a un Dios de amor que desea tenernos en sus brazos.

9. ¿Qué lecciones se pueden aprender de la historia de la teología?

La historia de la teología es variopinta, y en gran medida, ha consistido en la construcción de una comprensión de Dios a partir de sistemas filosóficos en lugar de un sistema basado en la Biblia. Aunque afirmen que estaban usando las Escrituras, han impuesto esos sistemas filosóficos por encima de las Escrituras. Por eso, si queremos conocer verdaderamente a Dios tal como Él se nos ha revelado, debemos acudir a su Palabra, a la Biblia, y ella nos dirá quién es Dios, que ese es nuestro Dios, que Él quiere que lo conozcamos; las cosas secretas le pertenecen a Dios pero las cosas reveladas nos pertenecen a nosotros. Dios nos ha hablado, nos ha hablado sobre sí mismo para que podamos entablar una relación personal con él. Es una pena que nos alejemos de su palabra y aceptemos palabras humanas en lugar de la palabra de Dios.

Edward Zinke tiene un máster en Teología por la Universidad de Andrews y es el autor de varios libros y numerosos artículos. Fue cofundador de la Adventist Theological Society y miembro del Biblical Research Institute y del Faith and Science Council.

Un material producido por HopeMedia España (https://hopemedia.es/), con la financiación del Faith and Science Council y la colaboración del Geoscience Research Institute GRI (https://www.grisda.org/).

Tags from the story