Sociedad

02 ¿Y AHORA QUÉ DIGO? Universo, Biblia y Génesis

Martin Pröbstle es profesor de Antiguo Testamento y decano de Teología en el Seminario Schloss Bogenhofen en Austria. Es autor de varios libros y ha publicado numerosos artículos en revistas teológicas especializadas.

Tags from the story
Martin Pröbstle es profesor de Antiguo Testamento y decano de Teología en el Seminario Schloss Bogenhofen en Austria. Es autor de varios libros y ha publicado numerosos artículos en revistas teológicas especializadas.

¿Alguna vez te han hecho una pregunta sobre ciencia y fe, y tu pensamiento ha sido: «¿Y AHORA QUÉ DIGO?». Esta serie te ofrece respuestas, una visión sobre los orígenes que no te enseñarán en clase, pero que también está basada en la ciencia.

1. Presentación.

Mi nombre es Martin Pröbstle. Soy experto en Antiguo Testamento y trabajo en el seminario Schloss Bogenhofen en Austria. Tengo un doctorado en Antiguo Testamento y un master en Estudios del Próximo Oriente Antiguo.

2. ¿Cuál es su razón principal para creer lo que dice la Biblia acerca de los orígenes?

Como experto en el Antiguo Testamento, yo creo que Jesucristo lo usó como su Biblia, el Antiguo Testamento, y Jesucristo hace referencia en varias ocasiones a la creación, así que para Jesús la creación era algo real, lo que Moisés escribió. Y creo que si pensamos que Jesucristo es una autoridad para nosotros como cristianos, deberíamos decir, bueno, usemos su Biblia también como una fuente de autoridad. Creo que esa es mi razón principal. Aparte de eso, creo que la Biblia tiene autoridad por su contenido profético que podemos ver cumplido a lo largo de la historia. Y por eso tengo la seguridad de que la Biblia es, de hecho, la Palabra de Dios que se nos fue entregada. Los primeros dos capítulos del libro de Génesis, de hecho las primeras páginas de la Biblia, hablan sobre la creación y esto responde preguntas, preguntas fundamentales que todo ser humano tiene. Creo que eso le da sentido a las cosas que nos preguntamos, a lo que siente nuestro corazón, y para mí esta es otra razón para creer que se trata realmente de la Palabra de Dios.

3. ¿Qué ha aprendido sobre Dios en su campo de trabajo?

Esa es una buena pregunta, porque como experto en Antiguo Testamento y teniendo el Nuevo Testamento como mi especialidad secundaria, me dedico a un campo donde siempre descubro cosas nuevas sobre Dios. Así que, ¿qué he aprendido sobre Él? Diría que lo principal que he aprendido acerca de este Dios es que el Dios de la Biblia tiene sentido una vez que crees que, en esencia, Él es amor. Y eso lo veo en el relato de la creación, en cómo organiza la creación, es un artista que trabaja de forma estética para darnos un entorno en el que vivir. Lo veo también en el mismo Jesucristo, como personificación de amor, él muestra cómo es Dios. Y, por supuesto, en lo que veo que Dios tiene en mente para nosotros en el futuro, que regresará y nos llevará a una Tierra nueva, creada especialmente para nosotros, y cumplirá nuestros deseos de paz, de relación, de experimentar el amor en un lugar seguro. Creo que esas son las cosas fundamentales que he aprendido sobre Dios en la Biblia.

4. Si ha trabajado alguna vez en un entorno laico, cuéntenos       como vivió su fe en la Biblia y como fue su relación con sus compañeros no creyentes.

Recuerdo la época en la que era estudiante en la Universidad de Stellenbosch en Sudáfrica y teníamos profesores que no creían que la Biblia fuera la Palabra de Dios. Nos enseñaban crítica textual, ese tipo de cosas, y había un grupo de estudiantes, apenas uno o dos, que creeríamos que esta sí es la Palabra de Dios, histórica y verdadera. De modo que, en los exámenes, teníamos que defender lo que creíamos. Un profesor, que no creía, nos hacía preguntas sobre cómo razonaríamos que lo que creíamos era cierto, que este texto no evolucionó con el tiempo y otras cosas específicas. Así que teníamos que volver al texto, al material, estudiar mucho, consultar con otras personas y dar buenas razones por las cuales creíamos lo que creíamos. Todavía recuerdo cuando me devolvió el examen y había escrito algo, a un lado, además de la calificación. Decía: «Bien argumentado”. 

Entonces, a partir de ese momento, pensé que si trabajas con personas que no creen, es importante dar buenas razones para explicar tu fe, para que puedan entenderlo de forma racional. Haciendo esto, hasta puede que les plantees una o dos preguntas que les hagan pensar y seguir creciendo en su comprensión. 

 5. ¿Cómo sabemos que los relatos bíblicos de la Creación y el Diluvio deben entenderse literalmente?

Me gusta cómo lo dice la Biblia en Génesis 2, versículo 4. Génesis 2: 4 dice: «Esta es la historia, el relato de la creación de los cielos y la tierra». La palabra para relato o historia es una palabra hebrea específica. Es «toledot», y «toledot» se usa trece veces en el libro del Génesis. Se usa al principio y al final de las secciones principales. Estas secciones cubren las historias de Noé, de Abraham, de Jacob, de Esaú … De modo que se habla sobre los principales personajes históricos que los hebreos creen que son, efectivamente, históricos. Y en la primera sección, en la primera y la segunda parte de la creación en Génesis, se usa el mismo término, lo que para mí significa que ellos creían que se trata de un relato histórico. Contado …, no de la manera histórica cómo lo haríamos hoy, pero nos da los datos más importantes sobre cómo Dios llevó a cabo la creación. Creo que es muy importante ver que el género literario de Génesis 1 es, de hecho, el mismo género que el del resto del libro del Génesis. De modo que no puedes separar Génesis 1-11 y decir “oh, esto es un mito, esto es antiguo, es una leyenda”. Es historia igual que el resto. Y además, cuando leemos la Biblia vemos que siempre se hace referencia a la creación, como en Éxodo 20 que dice: «En seis días Dios creó y en el séptimo día descansó». Si leemos más adelante, en el libro de Isaías, o si vamos a Jesucristo, vemos cómo ellos hacen referencias al Génesis y creen que es historia. Así que, en resumen, diría que la Biblia misma muestra que tiene que ser historia; no es un mito, no es algo sacado de la manga. Es exactamente lo que sucedió.

 6. ¿Cuánto duran los días de la creación en Génesis 1?

De nuevo, tenemos que usar la Biblia para ver que piensa la propia Biblia sobre la duración de los días de la creación. En Génesis 1, un día de creación se define como tarde y mañana. Tarde y mañana; período oscuro, período claro, que juntos componen un día. Creo que ahí resulta bastante obvio que cuando se habla de día uno, está hablando de un día ordinario.

Y luego, por supuesto, día uno, día dos… segundo día, tercer día. Aquí la palabra hebrea «yom» está asociada con un número. Me refiero a que cada vez que aparece en la Biblia, que es más de ciento cincuenta veces, siempre es un día, lo que nosotros conocemos como un día. E incluso si tenemos el equivalente ordinal, como segundo día, tercer día, etc., también implica que se trata de días reales. Ahora pensemos en el ciclo semanal. Hoy tenemos la semana, en nuestros tiempos, y la semana consta de siete días, de seis días más el Sabbath, o el día de descanso como diríamos. Tenemos eso a lo largo de toda la cristiandad, la semana, el ciclo semanal, que también se refleja en la creación. En la creación, Dios hizo el ciclo de una semana y el día de reposo, que nuevamente son evidencia de que se trata de días reales e históricos, de unas veinticuatro horas por día. Por lo tanto, no podemos pensar en largos períodos de tiempo, de miles de años que aquí se mencionan aquí simbólicamente como días. No es eso a lo que se refiere la Biblia en Génesis 1.

7. ¿Cuáles son los problemas teológicos con la idea de que Dios podría haber usado la evolución para crear?

De acuerdo, si Dios hubiera usado la evolución con sus mecanismos como abundancia de muerte, selección, supervivencia del más apto… en realidad habría usado mecanismos basados en el poder y la violencia, y por supuesto, en la muerte. Pero no es así cómo la Biblia representa a Dios. La creación habla en contra de la evolución. Quiero decir, es obvio, no puedes tener ambas. Algunas preguntas evidentes serían: si Dios usó la evolución para crear este mundo, ¿cuándo situamos a Adán y Eva? Las personas que creen en la evolución teísta, piensan que Dios creó el alma en el interior de dos seres humanos, pero que había muchos otros seres humanos en ese momento. Entonces esos Adán y Eva pecaron, ¿y qué hay del pecado? El pecado produce la muerte. En Romanos 6:23 dice «la paga del pecado es la muerte»; en Romanos 5 Pablo dice que Adán trajo la muerte a este mundo. Pero según la evolución, la muerte ya existía mucho antes de que Adán y Eva, los dos seres humanos a los que Dios infundió el alma, estuvieran aquí. Así que existen graves incoherencias. Ni siquiera tendríamos un ciclo semanal, no tendríamos el sábado, por supuesto, no tendríamos una familia instituida por Dios, un matrimonio, el hombre y la mujer no serían iguales como la Biblia afirma que son… Se trata de problemas realmente graves. De verdad, no puedo entender de ninguna manera cómo un cristiano que cree que la Biblia puede decir, bueno, incluyamos la evolución. Excepto que piense «bueno, la ciencia lo dice, así que tenemos que aceptarlo». Pero sobre ese tema, yo creo que es preferible hacer mejor ciencia, y mantenerse del lado de la ciencia bíblica, y ver lo que la Biblia dice al respecto. Así que, para mí, no veo ninguna manera combinar las dos, evolución y creación.

8. ¿Cómo difiere el relato de la Creación de los mitos de la creación del antiguo Oriente Próximo?

Hay muchas historias antiguas sobre la creación en el Próximo Oriente. Creo que esto se debe a que los seres humanos quieren saber de dónde vienen, quieren saber cómo han llegado a este mundo, e incluso a dónde irán. Así que los pueblos antiguos del próximo oriente escribieron historias sobre la creación. ¿Cuál es la principal diferencia entre Génesis 1 y estas historias de la creación? Hay cosas similares: Dios crea a los humanos, Dios crea a los animales, Dios creó este planeta, y así sucesivamente. Pero también hay grandes diferencias. Probablemente lo primero que me viene a la cabeza es la imagen del propio Dios. En los antiguos mitos del Próximo Oriente encontramos un mundo politeísta. Hay muchos dioses involucrados en la creación. Algunos a favor de la creación, algunos en contra de la creación y a menudo aparece esa batalla entre dioses en la que se crea la tierra, la especie humana va a ser también creada, a veces por medio de la sangre, la sangre que se derramó en la batalla. Otras veces, Dios crea a los seres humanos porque los dioses inferiores se quejan de su trabajo y dicen: ¿qué podemos hacer? Bueno, creemos a los seres humanos para que trabajen para nosotros. En esta versión vemos a los dioses tal vez un poco vagos, que querían descansar más, y por eso crearon a los seres humanos. Pero en la Biblia Dios es diferente, a este Dios se le presenta como alguien que crea al ser humano a partir del barro, de la tierra, y le sopla el aliento de vida en la nariz. Y luego toma un pedazo del hombre y con él…, a partir de ese pedazo construye a Eva, maravillosamente, artísticamente, y entonces reúne a estas dos personas y les dice … los bendice, les da el trabajo como una bendición, les da el Sábado como una bendición. Y les dice que pueden procrear, que pueden llenar la tierra, que pueden ser sus representantes, que pueden tener una relación entre ellos, y una relación con Él. De modo que este Dios es un Dios de Amor. Él tiene un profundo interés en la creación, lo ha hecho a conciencia, y quiere tener una relación con las personas que ha creado. Creo que esto retrata a Dios de manera muy diferente. También hay otras cosas que son diferentes entre las antiguas historias orientales de la creación y el relato bíblico de la creación. Por ejemplo, en el relato bíblico de la creación se dice que la creación es buena cinco veces e incluso una sexta vez después de que todo esté hecho se dice que es “muy buena”. Una creación muy buena no contiene maldad, no hay pecado, no hay nada que sea dañino, peligroso, y eso es muy diferente a los otros relatos en los que siempre hay algún tipo de temor, como qué pensaría Dios de los seres humanos.

Así que lo que me gusta realmente, lo que me llega realmente al corazón, es que este Dios es alguien a quien podría adorar, este Dios es alguien a quien podría decir, sí, quiero tener una relación con Él.

 9. ¿Dios creó nuestro mundo y el universo al mismo tiempo?

Según la Biblia, ambas opciones son posibles. Dios podría haber creado el universo al mismo tiempo que la Tierra, pero Dios podría haber creado el universo mucho antes de crear la Tierra. Yo me inclinaría por esto último y te voy a decir el porqué. En el principio, dice, “en el principio Dios creó los cielos y la tierra”. Esto es una especie de titular para lo que viene, y el capítulo 2, versículo 4 es la conclusión. Dice, ya sabes, “así es como Dios creó los cielos y la tierra”. De manera que tenemos este tipo de estructura envolvente y en medio dice cómo lo hizo. Así que el primer versículo de la Biblia no dice que lo creó todo ahí. Por supuesto que Dios lo creó todo, pero la Biblia no se está refiriendo de eso, la Biblia está hablando de la creación del medio ambiente, del entorno para la vida. La expresión “los cielos y la tierra”, en la Biblia, siempre se refiere en Génesis 1 y 2 a nuestro cielo, el que vemos, el cielo que quizás se está viendo aquí en mi espalda. Y la Tierra, ¿dónde está por aquí? Esto es lo que creó. ¿Cuándo creó el universo? No lo sabemos. De verdad que no lo sabemos. Pero antes había algo, porque cuando Dios creó la tierra, en Job capítulo 38 versículo 7 dice que otros seres le aplaudieron y dijeron: Lo que hiciste es maravilloso Dios, por lo que debió crear otros seres antes de crear la tierra. Creo que hay motivos para decir que el universo probablemente fue creado antes y que entonces la Tierra (13:14) estaba como dice el versículo 2, era «tohu wabohu»: vacía, sin forma, y luego comienza: «Y Dios dijo…» Empieza el proceso de seis o siete días para darnos un entorno en el que vivir, maravilloso.

Martin Pröbstle es profesor de Antiguo Testamento y decano de Teología en el Seminario Schloss Bogenhofen en Austria. Es autor de varios libros y ha publicado numerosos artículos en revistas teológicas especializadas.

Un material producido por HopeMedia España (https://hopemedia.es/), con la financiación del Faith and Science Council y la colaboración del Geoscience Research Institute GRI (https://www.grisda.org/).

Tags from the story