Actualidad Adventista

Sobre el Concilio Anual de la Conferencia General

La presentación del pastor secretario de la Conferencia General, GT Ng, titulada “Not for sale”, (No a la venta) nos recordó que hemos sido llamados a servir y no a ser servidos.

Tags from the story
La presentación del pastor secretario de la Conferencia General, GT Ng, titulada “Not for sale”, (No a la venta) nos recordó que hemos sido llamados a servir y no a ser servidos.

Nuestra querida Iglesia Adventista del Séptimo Día afronta en la actualidad grandes desafíos. Parte de estos desafíos tienen que ver con el cumplimiento de la misión. Al crecer en todas las partes del mundo, como resultado de la proclamación del Evangelio en “toda nación, lengua, tribu y pueblo”, ahora somos una iglesia multicultural, multirracial y, como consecuencia, hemos de admitir que también somos una iglesia multiproblemática.

Sé que la introducción de esta pequeña crónica es desafiante, pero creo que es difícil no estar de acuerdo con la afirmación con la que comienzo este informe. Participé en el Concilio Anual de la Conferencia General que tuvo lugar en Silver Springs, MD los días 10 al 16 de octubre.

Nuestra iglesia está administrativamente gestionada en 13 Divisiones que representan los 213 países en los que está presente. En el Concilio están presentes los presidentes de las 62 Uniones de Conferencias, los 58 presidentes de las Uniones de Misión, los 10 presidentes de las Uniones de Conferencias de iglesias y los 5 presidentes de Uniones de iglesias entre los cuales tengo el privilegio de estar como representante de nuestro país.

Los administradores de la Conferencia General, los pastores Ted Wilson, GT Ng y Juan Preston nos dieron la bienvenida en nombre de todo el equipo de personas que forman el equipo de vicepresidentes, departamentales, adjuntos, secretarias, abogados, etc., que trabajan en las oficinas centrales de nuestra iglesia en Silver Spring, Maryland.

Énfasis en la misión

Con un fuerte énfasis en la misión y con el deseo primordial de cumplir con el cometido de proclamar el Evangelio a toda nación, tribu, lengua y pueblo, la primera parte del encuentro estuvo centrada en precisamente analizar el alcance de la misión en el mundo entero. A través del Departamento de Jóvenes de la Conferencia General, la conferencia LEAD tuvo lugar los días 10 y 11 de octubre. Bajo el lema: “Pass it on” (“Pásalo”), se nos animó como líderes a ser intencionales a la hora de entregar el liderazgo y la herencia de la iglesia Adventista a la generación joven que Dios ha levantado para liderar este movimiento profético.

El sábado 12 de octubre fue especialmente dirigido a escuchar testimonios de cómo avanza la obra en diferentes lugares del mundo. Emocionante fue atender la presentación del responsable de la obra en Bahamas donde el Huracán Dorian destruyó gran parte de la isla, pero donde la solidaridad de los hermanos y el buen hacer de ADRA, han sido bendición para los habitantes de la isla que han decidido permanecer allá.

El pastor Ted Wilson, presidente de la Conferencia General, nos animó a ser fieles a nuestras señas de identidad como adventistas, particularmente la esencial enseñanza de Cristo y su justicia.

Misión, método y visión

A partir del domingo 13 hasta el día 16 de octubre tuvo lugar la sesión administrativa. Entre otras cosas, tuvimos la ocasión de afirmar nuestra misión: Hacer discípulos de Jesucristo que vivan como testigos de Su amor y proclamen el evangelio eterno contenido en el mensaje de los Tres Ángeles en preparación para su pronta venida (Mt.28:18-20; Hch.1:8; Apc.14:6-12).

Nuestro método: guiados por la Biblia y el Espíritu Santo, los adventistas del Séptimo Día continúan su misión a través de una vida centrada en Cristo, comunicando, discipulando, enseñando, sanando y sirviendo.

Nuestra visión: En armonía con la revelación bíblica, los Adventistas del Séptimo día ven como la culminación del plan de Dios la restauración de toda Su creación en una armonía plena con Su perfecta voluntad y justicia.

Según la agenda que nos había sido propuesta, los delegados teníamos la responsabilidad de opinar, votar, validar o invalidar las variadas propuestas que se nos hacían desde la mesa. De esta manera, entre otras cosas, pudimos votar el informe de tesorería, así como el de la auditoría externa, el de secretaría, el avance de la obra en Japón, el informe de Misión Global y el avance particular en China que pasa a depender directamente de Conferencia General, en lugar de hacerlo de la División del Asia Pacífico Norte, por razones políticas y coyunturales.

Declaración sobre el aborto

Se aprobó el documento propuesto como Declaración del punto de vista bíblico sobre la vida y sus implicaciones del aborto. Podemos leer acerca de esta declaración en: https://revista.adventista.es/declaracion-sobre-la-perspectiva-biblica-de-la-vida-por-nacer-y-sus-implicaciones-para-el-aborto/

Además también de los informes de las Divisiones, y las propuestas sobre modificaciones en el Manual de Iglesia que se votarán en la sesión mundial de la Iglesia Adventista en junio del 2020 en Indiana, Estados Unidos.

Ajuste de los diezmos

Un tema sensible, y que mostró parte de los desafíos que tiene la iglesia, fue el del ajuste de los diezmos a nivel mundial como resultado de la petición de “parity” (paridad) que ha hecho la División Norteamericana (NAD) de la Iglesia Adventista. Históricamente, tal y como presentó el secretario de la Conferencia General, el pastor GT Ng, la misión de la iglesia ha sido sustentada económicamente básicamente por el esfuerzo, compromiso y visión de nuestros hermanos en Norteamérica.

A ellos debemos el inicio de la obra en nuestro país donde los hermanos Bond iniciaron la obra después de salir de su California natal. Hoy, las cosas han cambiado. La obra mundial ha crecido y Estados Unidos, como el resto del mundo occidental, afronta los desafíos propios de nuestra época, a saber: el envejecimiento de la iglesia, la dificultad para alcanzar a la nueva generación y el estancamiento (decrecimiento) de la membresía de nuestra iglesia.

Ante tal realidad, la División Norteamericana (NAD) ha votado un documento de paridad (parity) según el cual el porcentaje de los diezmos que sostenían la obra mundial y que provenían de dicho territorio va a sufrir una considerable reducción. De un 20% de apoyo a la obra mundial a través del presupuesto de la Conferencia General, a un 5,85% que se convertirá en un 3,85% para el año 2030.

Mientras que la NAD aplica esta reducción, la Conferencia General, con el objeto de alcanzar esa paridad, propone que el resto de las Divisiones pasen de un 1,5% que se da en la actualidad a un 3% para el mismo año 2030.

Después de mostrar una sentida gratitud mundial a nuestros hermanos norteamericanos por su fidelidad y ayuda, los delegados votamos a favor de la propuesta realizada.

Seis Uniones amonestadas

Otro tema sensible fue el de la propuesta del ADCOM de la Conferencia General en relación a las Recomendaciones resultantes del Concilio Anual del 2018 sobre Compliance Action. Se entiende por “compliance” (conformidad), el hecho de respetar de forma conjunta las leyes, normas, principios y acuerdos votados por la iglesia en su conjunto.

Desde hace algunos años, particularmente desde la Sesión mundial de San Antonio (2015), la iglesia debate sobre la conveniencia o no de permitir que las Divisiones decidan en su territorio sobre la posibilidad de ordenar a mujeres al ministerio pastoral. En San Antonio, la Asamblea Mundial votó que no a esta posibilidad. A partir de este momento, se propuso un plan de acción para aquellas entidades que decidieran estar “out of compliance” (fuera de la norma).

En esta sesión se presentaron los casos de 4 uniones europeas y dos uniones americanas. He de decir que ninguna de las 4 Uniones europeas han ordenado mujeres en su territorio sino que sus consejos de Unión han decidido “no ordenar” ni a mujeres ni a hombres. Se podría discutir la teología que hay detrás del concepto “ordenación”, pero no fue así en esta sesión. Simplemente se amonestó (“warning”) a las 6 Uniones.

Próxima Sesión Administrativa en Indiana del 25 de junio al 4 de julio

Tiempos complicados para nuestra iglesia a las puertas de la 61 sesión administrativa de la iglesia mundial que tendrá lugar en Indiana (USA) los días 25 de junio al 4 de julio.

Oremos para que el Espíritu se manifieste en su iglesia. Que los delegados que se vayan a reunir en Indiana sean fieles y no rebeldes a la visión celestial para que Dios pueda dirigir a este movimiento Adventista a cumplir la misión que le ha sido encomendada.

Termino con una recomendación para todos los que somos líderes de iglesia, en cualquier área de servicio a la misma. La presentación del pastor secretario de la Conferencia General, GT Ng, titulada “Not for sale”, («No a la venta») nos recordó que todos estamos de paso, que hemos sido llamados a servir y no a ser servidos. Que lo importante es Él y no nosotros.

Dios os bendiga.

Vídeos del evento AQUÍ

Autor. Óscar López, presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en España. 

Tags from the story
0