Salud

Sigue comiendo carne, que no pasa nada

El estudio ha despertado un enérgico rechazo en diversas instituciones de prestigio internacional. Probablemente su publicación poco tiene que ver con la salud.

Tags from the story
El estudio ha despertado un enérgico rechazo en diversas instituciones de prestigio internacional. Probablemente su publicación poco tiene que ver con la salud.

Un estudio científico publicado en la prestigiosa revista Annals of Internal Medicine[1] en octubre 2019 ha conmocionado el mundo de la nutrición. Después de exponer numerosas estadísticas, los autores llegaron a la conclusión de que no existen datos suficientes para recomendar reducir o eliminar el consumo de carne roja y de carne procesada. Por lo tanto, sugieren que los adultos que consumen carne roja o procesada continúen haciéndolo, sin necesidad de modificar sus hábitos alimentarios.

Reacciones a este estudio

A pesar de que el estudio citado esté basado en una enorme cantidad de datos que lo hacen aparentemente creíble, ha despertado un enérgico rechazo en diversas instituciones de prestigio internacional. Por ejemplo:

  • Investigadores de la Universidad de Harvard (Estados Unidos)[2] dicen que este estudio daña la credibilidad de la ciencia de la nutrición y destruye la confianza en la investigación científica, además de suponer un riesgo contra la salud de la población.
  • El Physicians Committee for Responsible Medicine[3] ha demandado a la revista Annals of Internal Medicine por divulgar falsamente que el consumo de carne no daña la salud.
  • El American College of Cardiology ha calificado el estudio de irresponsable, y recomienda hacer énfasis en una alimentación a base de vegetales, minimizando la ingesta de carne procesada, con el fin de reducir el riesgo cardiovascular.

Son varias las razones por las que estas y otras instituciones rechazan la recomendación de que no es necesario reducir el consumo de carne:

  • El mensaje de continuar comiendo carne va en contra de cientos de otros estudios que inequívocamente han demostrado los perjuicios de la carne, y de las ventajas de reducir o eliminar su consumo, especialmente para la prevención de las enfermedades del corazón y del cáncer. La OMS ya calificó en 2015 la carne roja como probablemente cancerígena y los embutidos y otras carnes procesadas como ciertamente cancerígenos.
  • Los autores de este artículo a favor de seguir comiendo carne hacen “ingeniería estadística”, manipulando hábilmente las cifras para llegar a conclusiones erróneas.
  • No se descarta que los autores de este artículo reciban subvenciones de la industria cárnica[5].

¿Buenas noticias?

El mensaje de este artículo a favor del consumo de carne es “sigue comiendo carne que no pasa nada, no hace falta que cambies tu alimentación…”. Este discurso recuerda al de los falsos profetas mencionados en Ezequiel 13: 16 “los profetas de Israel que profetizan acerca de Jerusalén y que vieron para ella visión de paz, no habiendo paz…”. Por más que se intente demostrar lo contrario con estadísticas sesgadas, el consumo de carne resulta ciertamente perjudicial para la salud, y no hay paz para quienes persisten en complacer su apetito sin realizar reformas en su dieta.

La ciencia en general, y la de la nutrición en particular, ya se ha equivocado muchas veces (el tabaco no causa cáncer, las nueces perjudican al corazón, etc.), y este artículo a favor de la carne puede ser una más. Pero los creyentes tenemos una guía superior, “la palabra profética más segura”[6] que nos dice “El cáncer, los tumores y todas las enfermedades inflamatorias son producidos mayormente por el consumo de carne”[7].

Haremos bien en estar atentos a los consejos del Espíritu de profecía sobre alimentación; esas sí que son buenas noticias, y además, completamente fiables.

Autor: Dr. Jorge D. Pamplona Roger, responsable del Ministerio de la Salud de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en España.
Imagen: Photo by Max Delsid on Unsplash

REFERENCIAS:
[1] Johnston BC, Zeraatkar D, Han MA et al. Unprocessed Red Meat and Processed Meat Consumption: Dietary Guideline Recommendations From the Nutritional Recommendations (NutriRECS) Consortium. Ann Intern Med. 2019 Oct 1. PubMed PMID: 31569235.
[2] https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/2019/09/30/flawed-guidelines-red-processed-meat/
[3] https://www.pcrm.org/news/news-releases/physicians-group-files-federal-petition-against-annals-internal-medicine-over
[4] http://www.onlinejacc.org/content/74/10/1376?_ga=2.165113975.935069753.1573884483-1799094781.1572588950
[5] https://www.pcrm.org/news/blog/dont-let-meat-industry-influence-dietary-guidelines
[6] 2 Pedro 1: 19
[7] White, Ellen. Consejos sobre el régimen alimenticio pág 463

Tags from the story
0