Skip to main content

“Entonces el suegro de Moisés le dijo: No está bien lo que haces … porque el trabajo es demasiado pesado para ti; no podrás hacerlo tú solo… escoge de entre todo el pueblo varones de virtud, … ponlos sobre el pueblo por jefes de millares, de centenas, de cincuenta y de diez … Así aliviarás la carga de sobre ti, y la llevarán ellos contigo. Si esto hicieres, y Dios te lo mandare, tú podrás sostenerte, y también todo este pueblo irá en paz a su lugar” (Ex. 18:17-13)

La historia del adventismo del siglo XX no seria la misma sin la acción de las Iglesias Hogar. El adventismo en la ex Unión Soviética pudo llevar adelante su labor evangelizadora gracias a que reuniones pequeñas de estudio y oración eran llevadas a cabo en los hogares de los creyentes. Informes de la década de 1920 afirman que, a pesar de las intensas persecuciones sufridas por la iglesia, las reuniones en los hogares permitieron que esta continuara su existencia, y aún más: que creciera en número.1  En el periodo de Khrushchev, la iglesia nuevamente  sobrevivió́ merced al aliento que los grupos pequeños trajeron a la vida de los atribulados miembros de la ex Unión Soviética.2

La historia de la iglesia en China testifica de un patrón similar. En el tiempo de Mao Tse Tung, el gobierno utilizó la estructura de los  hogares para mantener el orden social. En ese contexto, la iglesia cristiana fue proscrita; pero, sabiamente, adoptó el sistema bíblico de las Iglesias Hogar con el fin de poder sobrevivir. Los cristianos comenzaron a reunirse privadamente en los hogares… pero con un propósito más elevado. Eso permitió́ que la iglesia viviera, se multiplicara y se extendiera a través de la nación. Para los creyentes en China, los grupos pequeños, hasta hoy, constituyen un estilo de vida que les permite desarrollar la fe y llevar adelante la misión de la iglesia.

Similar situación se vive en otros lugares de la Ventana 10/40, (zona de gran población de religión Musulmana) en los cuales los gobiernos no apoyan la propagación de la fe cristiana. En algunos países del cercano oriente, la obra de la iglesia crece y se desarrolla mediante la acción de los grupos pequeños.

En España con la llegada de Frank y Walter Bond el 22 de Junio de 1903, su estrategia fue justamente las Iglesias Hogar y el servicio a la comunidad, así fue que una de las primeras cosas que hicieron fue establecer una pequeña escuela en Sabadell3 a solo cuatro meses de su llegada a España, que admirable era su visión y su fe y servicio. Más tarde en la España de la posguerra las Iglesias Hogar cumplieron un papel fundamental: allí se crecía en la fe, se desarrollaban vínculos de verdadera fraternidad y se invitaba a familiares, amigos y vecinos para darles a conocer el evangelio de salvación, de esta manera la iglesia no solo se conservó sino que además creció y extendió notablemente.

Desde el año 1987, cuando la Asociación General recomendó́ que las unidades de acción  de la Escuela Sabática desempeñaran un papel más activo en su labor evangelizadora, los pequeños grupos de acción, o Iglesias Hogar, ha sido un eficiente medio para el progreso de la obra de Dios y la ganancia de almas; los campos de la iglesia en el  mundo que han adoptado esa recomendación testifican de los avances obtenidos en sus territorios. Al inicio de este nuevo siglo, (XXI) la iglesia requiere volver a sus orígenes. Es allí́ donde encontrará la renovación necesaria, de modo de cumplir con éxito la parte final de la misión encomendada por Dios a su pueblo.

No hay duda de que las Iglesias Hogar que ya existen y las que animamos a formar en cada iglesia de nuestra Unión Adventista Española son y serán una fuerza para el crecimiento integral que buscamos como iglesia, este modelo bíblico ofrece una cantidad de ventajas que te invitamos a descubrir  en este video y en el seminario que se ofrecerá el sábado 09 de enero a las 17:30.

Durante todo este trimestre el equipo de la UAE estará visitando diferentes zonas de la Iglesia en España con el objetivo de animar, formar y ofrecer ayudas para que este modelo pueda ser adoptado y adaptado en cada iglesia de nuestra Unión. (ver calendario de visitación y mas recursos en adventista.es / Recursos / Min Personal)

Autor: Gabriel Díaz, responsable de Ministerio Personal, Evangelismo, Escuela Sabática y Misión Global de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

NOTAS: 

1.Elena de White, «The Work in Oakland and San Francisco», Review and Herald (Dec- ember 20, 1906), p. 7.
2. Ibíd.
3. Compartiendo la Esperanza. Pág. 44. Editorial Safeliz

 

2 comentarios

  • Alicia dice:

    Me gustaría participar del seminario por zoom. Cual es el link para entrar?. Saludos y bendiciones desde Argentina.

    • Revista Adventista. dice:

      ¿A qué seminario te refieres, Alicia? Si quieres contactar con nosotros, escríbenos a [email protected] Bendiciones

      Esther Azón, redactora y co-editora de la Revista Adventista.