Tiempos extraños

Aprendamos a “ser” iglesia en todo momento, especialmente en los momentos difíciles, y no solo limitarnos a “asistir” a ella.