Skip to main content

Los días 9 y 10 de marzo, el presidente de la UAE (Unión Adventista Española):  Óscar López, junto con el tesorero: Marc Gelabert y el responsable de Ministerio Personal, Evangelismo y Escuela Sabática: Gabriel Díaz, visitaron la iglesia y grupos (Marbella, Fuengirola y Ucraniano) de Málaga. Ésta cuenta, desde hace un tiempo, con un nuevo interesado: Rubén Ruipérez, testimonio de una vida transformada.

La visita se enmarcó dentro del objetivo de los administradores por conocer todas las iglesias de España, en su primer año como dirigentes. 

Culto y parte especial

El mensaje del pastor Óscar López, presidente de la UAE, giró en torno a la iglesia de Corinto. Una iglesia fue fundada por Pablo en su segundo viaje misionero. Ésta se había convertido en motivo de angustia y tribulación para él por su comportamiento. Un mensaje sobre los errores de aquella iglesia, y sobre cómo el amor de Dios puede transformar a las personas.

Ejemplo es Rubén Ruipérez, un caso que el pastor López conoce gracias a la responsable de Ministerio Personal en la iglesia de Málaga, Millys Sánches. Al fin, ese sábado, el pastor López y Rubén tuvieron ocasión de conocerse en persona y darse un abrazo.

Justo antes de comenzar el culto Millys Sánchez cantó “Él me ha transformado“, acompañada al piano por Rubén, autor de la canción. Un regalo que él le hizo al Señor reconociendo que ha cambiado su vida.

Letra de la canción, compuesta por Rubén Ruipérez

“Oh, Señor, tú me has salvado

A través del dolor yo te conocí

Y me he enamorado

El amor que me das

es el que yo quiero dar

sin pedir nada a cambio

Guíame, acompáñame

Gracias, mi Jesús”

Historia de una vida transformada: los duros comienzos

Y es que la iglesia de Málaga ha sido testigo de esta transformación, desde el momento en que Rubén llegó a la iglesia. Lo hizo acompañando al teólogo y especialista en adicciones Diego Calvo. Diego había impartido un taller sobre adicciones. Rubén vino con él, metido de lleno en un problema que le estaba destruyendo: la adicción a sustancias desde que era casi un niño.

Aquel fin de semana Rubén había hablado a la iglesia a través de la música que interpretó con su acordeón, y los hermanos le acogieron con todo cariño. Sin juzgarle, sin excluirle, sin marcar distancias. Compartieron con él la fe en el poder de Dios para cambiar vidas.

Diego, seguramente movido por el Espíritu Santo, vio en aquel momento la oportunidad de que Rubén diera un paso decisivo en su rehabilitación. Le convenció para ingresar en un centro para tratar su adicción. Lo haría allí, en Málaga, lejos de la ciudad en la que vivía, pero no estaría solo. Contaría con el apoyo de la iglesia para visitarle y atender sus necesidades mientras tanto. Así habían transcurrido tres meses. Mientras Rubén recibía la ayuda de necesitaba, los hermanos le visitaron compartiendo con él sus vivencias con el Maestro.

Historia de una vida transformada: Victoria en Cristo

Hoy Rubén es un hombre diferente por la gracia de Dios. Sigue su tratamiento de forma ambulatoria, con el apoyo constante de Diego, y se está reintegrando a la vida normal. Está lejos de cualquier hábito nocivo y basa su día a día en Jesús. Confía en que el Señor le acompañará en este duro camino. Su deseo es continuar con los estudios bíblicos que le imparte el pastor de Málaga, Antonio Ubieto, así como dar testimonio de lo que ha vivido. 

Por eso la iglesia de Málaga se conmovió al escuchar ese canto, compuesto por Rubén e interpretado por Millys. Fue una bendición ver a Rubén tocar el piano, usando un don que no han podido destruir los años de adicción.

 

Programa de tarde, de la UAE

Por la tarde el programa continuó con un tiempo de oración. Después, el pastor Gabriel Díaz, de la UAE, habló a los presentes del privilegio de compartir el mensaje de Cristo con otros. De la necesidad de adaptar los métodos a los tiempos que vivimos pero siendo fieles a su esencia.

El sábado terminó con un canto entonado por todos los hermanos de Málaga, unidos.

La iglesia de Málaga, y los grupos de Marbella, Fuengirola y Ucraniano, agradecen la visita de los hermanos de la UAE. Dan gracias por sus mensajes llenos de esperanza, su dedicación y su calor en el trato personal. Y ora pidiendo al Señor que prospere su ministerio allá donde vayan.

Info y fotos: Eva Lozano. Corresponsal de la Revista Adventista de España en la iglesia de Málaga

 

Hay un comentario